ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 20 de marzo de 2018

Las quince intervenciones quirúrgicas del rey Juan Carlos

Las quince intervenciones quirúrgicas del rey Juan Carlos

Don Juan Carlos pasará de nuevo por el quirófano, una intervención para la aún no hay fecha determinada, y en la que se le sustituirá la prótesis artificial que se le implantó en la rodilla derecha hace algo menos de siete años.
 
El Rey emérito está acostumbrado a las batas verdes de los quirófanos porque a lo largo de su vida ha sido operado en quince ocasiones. El periodo más complicado para el monarca fue entre los años 2000 y 2013, en el que tuvo que someterse a 7 operaciones.
Tiene Don Juan Carlos un largo historial médico, con apenas 10 años, en 1948, y mientras estudiaba interno en Suiza le tuvieron que intervenir por una otitis, una intervención menor del tímpano para la que tuvo que dar el consentimiento su abuela, la reina Victoria Eugenia porque los Condes de Barcelona se encontraban de viaje en EE.UU. y no pudieron ser localizados.
En 1954, le tuvieron que operar de apendicitis en Tánger de forma urgente. Con tan solo 16 años y mientras viajaba por el Mediterráneo junto a sus padres sufrió un ataque de apendicitis que le llevó al hospital como informó en portada el 24 de septiembre de aquel año el diario ABC. "El doctor Alfonso de la Peña del Hospital Español de Tánger, quien llevó a cabo la operación" se podía leer en la noticia.
En 1981, don Juan Carlos sufre un accidente en el Palacio de la Zarzuela tras un partido de squash con Manolo Santana. El Rey emérito se golpeaba con la puerta de cristal, que se rompió, y sufría heridas en la nariz, ambas manos, antebrazo izquierdo, muslo y tórax; lo más grave es que se cortaba el nervio radial por lo que tuvo que ser intervenido durante varias horas y permaneció un mes con el brazo izquierdo escayolado.
Cuatro años más tarde, en 1985, sufría una caida esquiando en la estación de Gastaad, en Suiza, produciéndose una fisura en la pelvis. Según algunas informaciones era una lesión repetida, que también padeció en 1983.
Ya en los últimos días de 1991 y practicando su deporte favorito, el esquí, en esta ocasión en Baqueira Beret, fue derribado involuntariamente por otro esquiador. Tuvo que ser intervenido para reducirle una fractura por hundimiento de la meseta tibial externa, lo que le obligó a llevar muletas varios meses, hasta abril de 1992.
En 2001 se opera de varices en la pierna derecha. Nueve años tranquilos para pasar de nuevo por el quirófano en 2010. En esta ocasión le extirpan un nódulo benigno en el lóbulo superior del pulmón derecho.
Un año más tarde en 2011 vuelve al hospital para que le sea reconstruido el tendón de Aquiles del pie izquierdo. Le pusieron un refuerzo mediante un autoinjerto y plasma rico en factores de crecimiento.
El mismo año le practican una artoplastia en la rodilla derecha por una lesión que arrastraba desde un accidente ocurrido 20 años antes.
2012 fue el año de la controversia al sufrir la fractura de la cadera derecha durante una cacería en Botsuana por la que se le coloca una prótesis. La madrugada del 14 de abril era operado en la clínica San José de Madrid para recomponer la cadera que estaba fracturada en tres partes. En la intervención se realizó una reconstrucción de los fragmentos de la fractura femoral y se le implantó una prótesis de cadera, para resolver los problemas de artrosis que padecía en esta articulación.
Doce días después, la noche del 26 de abril de 2012, vuelve al quirófano del Hospital USP San José de Madrid para "reducir una luxación" de la cadera derecha, provocada por un mal movimiento. Era dado de alta doce horas después y retomaba la actividad el mismo día reuniéndose con el presidente del gobierno, Mariano Rajoy.
El 3 de marzo de 2013 le extirpan dos segmentos herniados de disco en la zona lumbo-sacra de la columna vertebral en la clínica madrileña La Milagrosa bajo anestesia general y que necesitó rehabilitación que duró entre dos y seis meses.
El insoportable dolor que sufría el Rey emérito le lleva de nuevo al quirófano el 24 de septiembre. Se le retira la prótesis de marzo, que estaba infectada, y se reemplazó por otra nueva recubierta de altas dosis de antibiótico para combatir el proceso infeccioso. La intervención se prolongó por dos horas y media.
El 21 de noviembre de 2013, fue su última operación hasta la fecha. Entonces se le puso una prótesis definitiva en un tejido sano, sustituyendo la anterior que estaba recubierta de antibióticos por haber sufrido de nuevo, una infección.