ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Los efectos colaterales del “ladrillo” o "ladrillazo".


Por Ramón Fernández Palmeral

La crisis de la construcción, por efecto de la llamada burbuja inmobiliario se ha quedado en llamar la crisis del “ladrillo”, la mayoría de los políticos satanizan este tipo de industria por su falta de solidez y resistencia a los mercados financiaros, sobre todo por el comercio de hipotecas entre bancos, que llaman valores tóxicos.
Que nos gustaría tener una industria tecnológica, informática y puntera del mundo, desde luego que sí, pero no la tenemos. Cuando la preparación de un obrero es menor, más vulnerable es al desempleo, pero tenemos lo que tenemos y no se puede cambiar de la noche a la mañana. Si no tenemos obreros de la construcción tienen que venir inmigrantes, peor preparados todavía, con bolsas de infravivienda y chabolismo.

Lo que vengo oyendo en esta campaña electoral son el resultado de mentes especuladoras sin visión de futuro, sin ver el más allá. La llama industria del “ladrillo” tiene futuro en España porque tenemos el mejor clima de Europa, y porque la mayoría de europeos pudientes y jubilados quieren tener aquí una segunda vivienda. Tenemos los recursos inagotables de sol, playas y campos, hospitalidad, con clima suave, excelente gastronomía y cultura desde la prehistoria. Si tenemos las "minas de sol" (a lo mejor acabo de inventar un término) en nuestro territorio ¿qué pasa?, ¿algo falla?, por qué no las explotamos con cabeza, si en invierno media Europa se congela de frío, si es que todos se quieren venir. Es que hoy día se puede trabajar desde un ordenardor en España y enviarlo a la oficina de Franfurk, Düsseldor, Londres, París...


¿Qué ha pasado? Por qué se han hundido los precios de la vivienda y como consecuencia la industria de la construcción:

1.- Encarecimiento del suelo, porque los constructores para conseguir licencias en todos los ayuntamientos de España tuvieron que “pringar” a concejales de urbanismo y a alcaldes (y éstos a su vez sus partido políticos), y los consitorios empezaron a gastar y crecer sin mesura. Los administradores se ha creído reyezuelos impunes e inmunes. No se conformaban con sus sueldos, querían más en una España del pelotazo y de la "beautiful people" que se acabó. La corrupción ha llegado a las alturas del poder: ministros, presidente de Autonomías, e incluso a la Casa Real con el supuesto caso del duque de Palma.
2.- Al desaparecer las viviendas de protección oficial, los precios de las viviendas libres se pusieron muy por encima de la posibilidad de compra de la media de los trabajadores/as. Los promotores elevaron los precios al límite, ganaron miles de millones y como los ganaron se los gastaron.
3.- Sin oír los ruidos de deconstrucción y verdadero sentido en inclinación del mercado de la vivienda, los analista de los Bancos -sordos-, en lugar de frenar los créditos, empezaron a aumentar los años de las hipotecas. Ahora los intereses de las deudas son tan elevadas que no gana para devorverlos. A lo que habría que sumar el silencio de los notarios (parece otra película de Hannibal Lecter) ante el dinero negro que pasa por notarias y bancos cada día.
4.- En España se engañó a los extranjeros y europeos compradores de viviendas hasta límites insoportables, no de la levedad del ser del checo-francés Milan Kundera, sino de la levedad del €, se les han corrido, no con piedras, sino a ladrillazos, en lugar de ponerles alfombras rojas. Y encima con una Justicia lenta de máquina Olivetti que no resuelve con prontitud los asuntos civiles. (No es que lo extranjeros sean ingenuos de almas cándidas porque también pupulan listillos).
5.- A consecuencia de la desaceleración del "ladrillo" se han desmantelado empresas, los promotores han invertido en otros lugares o han sacado los ahorros hacia paraísos fiscales, libres de toda investigación de Hacienda, Banco de España que deberían convertirse en Direcciones Generales de Seguridad con calabozos para los defraudadores.
6.-Y es que en España, mientras veamos a los defraudadores del Fisco como héroes más que como villanos, como gente simpática y nada peligrosa, nos irá mal. Porque el Estado es una gran teta, que si no recibe alimento en impuesto no puede dar leche. Y es que los desfraudadores son los que por la noche como vampiros roban la leche de las tetas a la vaca Estado.
7.-Con la llegada del euro, y la liberación del movimiento de capitales, los ahorros pueden pasar a cualquier país o a paraísos fiscales con gran facilidad. El € es una moneda oro, una moneda muy fuerte a la hora de comprar pero muy puñetera a la hora de pagar intereses, debido presisamente por la dificultad en ganarlos.

SOLUCIONES PRIORITARIAS: Más inspectores de la Agencia Tributaria, recuperación de los grandes capitales en paraísos fiscales, control de las facturas del IVA, vigilancia de profesionales liberales: médicos, abogados, arquitectos, banqueros…, afloramientos de las economías sumergidas, sueldos en negro, impuestos patrimoniales, indirector, especiales y Aduanas a países terceros. Y una cambio de mentalidad: los defraudadores son nuestros vampiros y debemos destaparles. Cambio en las Leyes Locales sobre Suelo.

CAMBIOS DE MENTALIDAS.- Se nos avecinan años malos, gobierne quien gobierne, que se solucionarán con austeridad y optimación, más crecer. Recuperación de la idea del chovinismo o patrioterismo, es decir, la creencia de que lo propio del país o región es lo mejor. Por ejemplo en el automóvil hay que dejarse de comprar Mercedes, BMW, Audi, o marcas japonesas, y apostar por modelos de coches fabricados en España o Seat (yo mismo he comprado recientemente un Seat Altea automático y va de fábula), productos alimenticios españoles: vinos, frutas, verduras, cervezas de marcas españolas. Menos importar y más exportar. Que fluya el crédito. De esta forma aumentará el empleo y con millos de jóvenes españoles que ya están emigrando como en los años sesenta. Si nosotros no nos queremos quien no va a querer, si notros mismo no queremos a nuestro caballo quien nos lo va a comprar.
Eliminación radical y “guillotinal” de la corrupción política y empresarial.

Por la razones expuestas, lo que es obvio, es que el “ladrillo” tiene futuro, si se cambian una serie de Leyes y Normas, si se acaba con la corrupción y como consecuencias evidentes se abaratan los costos de construcción y los precios.


CLAVES:
What I come hearing in this electoral campaign they are the result of minds speculators without vision of future, without seeing beyond. The flame industry of the "brick" has future in Spain because we have the Europa's best climate, and because the majority of wealthy and retired Europeans want to have here the second housing. We have the inexhaustible resources of the Sun, beaches and fields, hospitality, with soft climate, excellent gastronomy and culture from the prehistory. If we have the mine of the Sun in our territory what's up?, does something fail?, why we do not exploit them with head, if in winter it happens Europe freezes of cold, if it is that they want to come all.

FRASES DEL DÍA:
Si yo pago mis impuesto tiene que pagarlos todo el mundo.

LAGUNOS NOMBRES construcción:
Enrique Bañuelos, Luis Portillo, Joaquín Rivero, FCC, ACS, Riofisa, Fernando Martín Sanz, Fadesa, Román Sahauja, Metrovacesa, Astroc,Rafael Santamaría, Reyal Urbis, Reyal, Urbis, Francisco Hernando "El Pocero", Villar Mir, Clarena II, Luis Nozaleda, Sacyr Vallehermoso.