ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 27 de mayo de 2017

Independentismo catalán: Una provocación al estado de derecho constitucional



           (Colón en la Barcelona indica que por allí se va a América y al Congreso de los Diputados)



 
    El gobierno de Mariano Rajoy está actuando bien, está dejando que los independentistas catalanes actúen y den un paso en falso, y el asunto del referéndum pase a hechos consumados. Todos son estrategias del «voy a hacer», pero todavía no ha hecho nada, solo son palabras y pensamientos, porque saben que se la están jugando, porque todos serán inhabilitados como sucedió con Arthur Mas y Homs. El 9 N hicieron un referéndum y lo perdieron.  
   Puigdemón y los que le apoyan se han metido en un callejón del que es difícil salir. Cataluña ni es una nación ni es un estado, es una de las 17 Autonomías del Estado español, regidos por una Carta Magna, que es la Constitución de 1978, que dice que la soberanía nacional reside en el pueblo español. Por eso, el Gobierno español no puede pactar un referéndum legal y determinante con su resultado. Fuera como fuera, ante el resultado de un referéndum, los independentistas lo considerarían como una victoria. Y aunque fuera negativo, no se conformarían, y buscarían otras formas como la de un proyecto parlamentario de desconexión de España. La idea es fija.
   La desconexión no es posible porque no todos los catalanes son independentistas, existen muchos catalanes que no lo son, y quieren seguir siendo catalanes y españoles.
   Es que además el Parlamento catalán o Asamblea no tiene competencias para proclamar una independencia. ¿Por qué no va Puigdemont al Congreso o al Senado a exponer sus tesis, democráticamente de independentismoAlgo teme.
   El gabinete de crisis del gobierno lo tiene todo previsto, y actuará en consecuencia cuando los hechos se produzcan, pero no antes, como medida preventiva, que sería un error legal, derecho, y social. El gobierno catalán no quierde dialogar, quier el referéundum sí o sí, antes de sentarse a hablar.
   Los empresarios están cansados de decirle a gobierno de la Generalitat, que una desconexión de España supone salir de la Comunidad Europea y del euro, con el consecuente caos comercial y deportivo que eso puede suponer, al menos durante diez o doce años; y luego cómo se soluciona esta estupidez: «Lo sentimos y dimitimos».
   Es cierto que  existe un sentimiento independentista desde los tiempos del Romanticismo del siglo XIX, esto no es nuevo, y se ha repetido en distintas épocas de la historia, llevados por el  sentimiento de que se sientes diferentes, con un idioma vehicular como el catalán, al que, últimamente se está obligado a hablar y escribir en público. Muchas veces, estos sentimientos se enaltecen cuando se tienen problemas propios de empleo, economía, autogobierno etc., porque la idea es de echarle siempre la culpa de los problemas propios a los demás, a los otros, porque no paran de miran su ombligo, pensando que independientes les iría mejor; cuando en realidad, en un mundo globalizado como el de hoy, en que vivimos, la idea de un «brexit» catalán es una entelequia, vapores que no se sostendrán en el tiempo, porque el gran enemigo no está en España, está en los nuevos terroristas del Daes, Alcaeda, y otros que rondan cerca. Y luego el problema de la OTAN, ONU...
   El gobierno español, hoy pilotado por Mariano Rajoy, actuará asesorado por su gabinete de crisis con contundencia, porque los catalanes no tienen derecho a decidir por sí mismos, porque este asunto no está contemplado en la actual Constitución que, algunos quieren cambiar para darle un estatus de Federalismo o de Plurinacionales, lo cual nos llevaría a más fragmentación y desigualdades. Todo dependería de la voluntad de TODOS los españoles. Hay que actuar sobre hechos consumados. Charles Puigdemot quiere saber qué medidas tomará el gobierno para evitar el referéndum, más tonto seria Rajoy si lo dijera anticipadamente.
    Ya dije en otras ocasiones que Pedro Sánchez, nuevo secretario general del PSOE, no te puedes fiar, porque no sabemos muy bien lo que quiere, aunque lo que quiere, por encima de todo es el sillón de la Moncloa, que se lo debe ganar en las urnas, y no en los pasillos del Congreso con el «No es no».
     Y sobre Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, ya sabemos que está en favor de un referéndum pactado, porque ello le daría votos en Cataluña por parte de los independentista.
     La cuestión es que quien tiene que mover ficha de este ajedrez a dos bando es Puigdemón y sus socios que han de dar la fecha del referéndum, que seguramente lo comuniquen el 15 de agosto, cuando piensapiensa que el gobierno estará de vacaciones, caso error, porque el gobierno nunca está de vacaciones.
    ¿No que creéis amigos míos que el asunto se pone interesante? Esperemos que de la amenazas se pase a los hechos.
    Si en España se pudiera acudir a los Tribunales con demandas como pasa en los EE.UU., una demanda de 50 millones de euros a todos los diputados que votaran desconexión, se le quitaria todas las tonterías. Porque no lo pueden hacer legalmente.  Lo malo de España es que la Justicia tiene muchos agujeros. 


Ramón Fernández Palmeral
Autor “La cara atroz del Guernica de Picasso”
Alicante, 27 de mayo de 2017

PD.
Bandera de España 
Independencia
Cristobal Colón
Catalunya
Tanques
Ejército
Policía
Guardia Civil  
Romper la Unidad Nacional 
Estatuto de Autonomía 
Europa 
 

UGT: «Ahí, no estaremos»

Por otro lado, los que se han mostrado totalmente en contra de cualquier decisión unilateral y sin amparo legal han sido los funcionarios.
Joan Escanilla, presidente de CSI-F Cataluña, sindicato mayoritario en el ámbito judicial, señaló a ABC que cualquier orden a un funcionario que contravenga una ley la pedirán «por escrito» y advirtió que no dejarán «tirado» a nadie en un tema como este.
Del mismo modo, las centrales mayoritarias en Cataluña, UGT y CC.OO, aunque integradas en el llamado Pacte Nacional pel Referèndum y favorables al derecho a decidir, han manifestado claramente que no acompañarán a Puigdemont en su consulta ilegal. Ayer mismo, y en declaraciones a este diario, Matías Carnero, presidente de la UGT de Cataluña, señaló con rotundidad que los sindicatos defienden una consulta «siempre que sea legal y dentro del marco constitucional». Ante la aventura ilegal de Puigdemont, Carnero lo deja claró: «Ahí no estaremos».



.................... Tele Madrid, 16 de junio 2017................
SÁENZ DE SANTAMARÍA: "CON LO QUE LE GUSTA A PUIGDEMONT QUE VOTEMOS Y QUIERE IMPEDRI QUE VOTEMOS EN EL CONGRESO"
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respondido hoy a la posibilidad planteada por el presidente de la Generalitat, Carles Pugdemont, de explicar en el Congreso  su propuesta de referéndum sin someterla a votación, que en la Cámara Baja (Senado) se vota, no se dan conferencias."El Congreso de los Diputados no es un salón de actos para dar una conferencia", ha advertido la vicepresidenta en una entrevista en Televisión Española después de que Puigdemont avanzara que pedirá formalmente a la Cámara Baja ir a explicar sus planes para la convocatoria de un referéndum el 1 de octubre, aunque sin someter a votación ninguna propuesta.
"Con lo que le gusta al señor Puigdemont que votemos todo el mundo, nos quiere prohibir que votemos en el Congreso. Es como en democracia y en el Congreso se deciden las cuestiones", ha subrayado con ironía la vicepresidenta.
Tras considerar curiosa esa actitud, ha lamentado que el presidente de la Generalitat pretenda que en el Congreso estén solo los que le jalean. "Se está acostumbrando demasiado a los actos de pensamiento único a los que llevan a los independentistas en autobuses y ante cualquier burrada que dicen, les jaleen con las pancartas", ha añadido.

Sáenz de Santamaría, que ha insistido en que no se va a celebrar un referéndum en Cataluña y ha enmarcado los últimos actos de los independentistas en una "estrategia de tensión".Una estrategia que ha explicado que consiste en que, ante la disminución del apoyo social a la independencia, se pretende "tensionar" para aglutinar "a los propios" por las diferencias entre los integrantes de Junts pel Sí y para "provocar al Estado"."Asistiremos a una estrategia de movilización, más mediática que de contenido. Se busca provocar y una reacción por parte del Estado. Buscan el victimismo", ha añadido la vicepresidenta.
Frente a ello, ha avanzado que el Estado, "sin una palabra más alta que otra" no va a permitir que el referéndum se celebre porque es contrario a la democracia.
La vicepresidenta ha pedido también a la Generalitat que no trate de presionar y refugiarse en los funcionarios para intentar celebrar el referéndum."Uno puede desobedecer y asume las consecuencias. Lo que no puede pretender es que a los demás, como los funcionarios, para quien su plaza es una de las cosas más importantes que tienen en su vida, forzarles a incumplir la ley", ha añadido antes de trasladar tranquilidad a los funcionarios y pedirles que soliciten por escrito todas las órdenes que se les den.

........................................ NUEVO IMPULSO,,,,,,,,,,,,
Que Puigdemont vaya al Congreso a explicarse es un error.

......................Fecha ideal.......................
Yo le concedería ese privilegio el 29 de septiembre para que se explique con votación.

 
........................................Las empreas pueden incurrir en delito........................
 Algunas empresas contactadas por la Generalitat de Cataluña para preparar la infraestructura del referéndum ilegal de autodeterminación previsto para el 1 de octubre temen incurrir en un delito si aceptan la invitación del Gobierno presidido por Carles Puigdemont. La Fiscalía de Cataluña y la Guardia Civil investigan estos actos preparativos de la consulta. Una empresa de informática emplazada para el recuento de votos ha rechazado ya participar en el concurso al prever que sus servicios iban a utilizarse en una convocatoria ilegal. Referéndum ilegal: delito