ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

jueves, 18 de mayo de 2017

Currículum de José Ignacio Torreblanca, es jefe de Opinion en el País

José Ignacio Torreblanca, (Madrid, 1968) profesor de Ciencia Política en la UNED, es jefe de Opinión en el ELPAIS desde junio de 2016, diario con el que comenzó a colaborar en 2008 como columnista semanal en la sección de Internacional y, posteriormente, como autor del blog “Café Steiner”. Ha colaborado en otros medios como BBC.com, Bloomberg, CNN.com, Le Courier International, La Croix, European Voice, EurActiv, Financial Times, The Guardian, Internationale, The New York Times, OpenDemocracy, Gazeta Wyborcza, Politiken,PressEurop, Queries, Reuters, RTVE.es, Der Spiegel y La Stampa. En 2015 fue galardonado con el Premio Salvador de Madariaga de periodismo. Su último libro es “Asaltar los cielos: Podemos o la política después de la crisis”. Ha escrito también "¿Quién Gobierna en Europa?" y "La fragmentación del poder europeo". Ha sido director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations.

.....................
Cómo se hace un currículum como el de este periodista, trabajando mucho y estudiando la carrera de Periodista, uno no puede ser lo que no es, sino lo que es y en lo que trabaja. Cuando uno envía trabajos a Tribuna de El País, si no eres firma, te lo rechazan inmediatamente, dijo el escritor Ramón Fernández Palmeral, Uno ha de saber cuál es tu periódico y cuando puedes o no publicar, que noticias son las de interés en el público. Pero como dijo Larra ¿Quién es el público? El gusto del público lo dirigen señores como Torreblanca.
Uno no puedes publicar en El País, sería como intentar jugar en el Real Madrid sin contrato, desde la regional. Pero en fin, ambicionar no es malo, ser testarudo tampoco, hay que escribir artículos ingeniosos e inteligentes. Todos quieren el puesto del otro.
No podemos ser un Azorín, porque solo hubo uno.