ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 14 de febrero de 2016

La caída del precio del petróleo. España se beneficia.

Yacimiento petrolífero de Halfaya, en Irak
España, claro consumidor, se encuentra entre los países ganadores y sumó al PIB de 2015 entre 0,5 y 0,8 puntos gracias a ese descenso 

Del lado de los "ganadores", las cifras demuestran los más inmediatos beneficios de la caída del crudo. Por ejemplo, en España, claro consumidor, sumó al PIB de 2015 entre 0,5 y 0,8 puntos gracias a ese descenso vía ahorro de la factura energética, bajada de los carburantes y menor inflación.
Pero algunos de estos "ganadores" también ven desde hace meses como sus empresas energéticas registran fuertes perdidas y comienzan a recortar empleos y a reducir inversiones: las grandes petroleras cotizadas redujeron un 78 % sus beneficios en 2015, lo que acompañaron de duras medidas de ajuste.
O también comienzan a llegarles señales de que algunos de los proyectos de sus empresas en países de Oriente Medio, como el AVE a La Meca, podrían retrasarse o incluso cancelarse.
"A los compradores nos ha ido bien, hasta que hemos visto que repercute en la estabilidad global, compromete proyectos futuros y conlleva fuertes recortes de inversiones petroleras", resume Marzo.
Del lado de los perdedores, señalaba esta semana el investigador del Instituto ElCano Gonzalo Escribano, hay distintas categorías de "sufrimiento" en función de la calidad y cantidad de sus reservas, su situación interna y los conflictos abiertos.
Los países del Golfo Pérsico, con el 80 % de sus reservas viables con el barril por debajo de los 40 dólares, serían los más preparados para resistir ante este panorama de precios bajos pero la situación es ya muy complicada en Irak, Kurdistán, Libia o Nigeria, asfixiados con fuertes conflictos.
Seguidos de otros como Venezuela, Ecuador, Rusia o Irán, cuyo regreso al mercado mantiene en tensión y reacios a recortar su producción a los líderes del Golfo: Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos o Kuwait.
Pero, en mayor o menor medida, todos los productores tienen que meter la tijera a sus presupuestos e inversiones y la foto de la economía global no sale demasiado bien parada de esta coyuntura, coinciden los expertos: los precios actuales no permiten a estos países equilibrar presupuestos, lo que se puede traducir en conflictos sociales, mayores tensiones geopolíticas y reducción de inversiones por todo el mundo.
"Se está creando un grave estrés económico, social y político que tiene serias repercusiones a escala global", añade Marzo.
El efecto no está siendo "tan positivo en el corto plazo" y se ha demostrado que algunas economías no iban tan bien como se esperaba, apunta Merino.
Quizá, apuntan, haya que redefinir el análisis económico con los precios del crudo.

Nota de prensa de La Vanguardia, 14 febrero 2016