ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 2 de febrero de 2016

Esto es lo que ha votado los madrileños, que se cambien los nombres franquistas.


“Una investigación precisa para evitar descalificaciones”


Fran Serrato
Mirta Núñez, directora de la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense (UCM), máxima responsable del estudio para cambiar los nombres franquistas de las calles, asegura que nunca ha cobrado “un salario” por tal actividad. Cuenta que todo lo que realiza lo hace como voluntaria “para la recuperación de la memoria, aunque hay gente que solo entiende de dinero”. Sostiene que su único sueldo proviene de su puesto como profesora titular en la universidad.
La docente explica que la cátedra que dirige desde 2013 (se creó en 2004) no tiene trabajadores, tan solo voluntarios (no concreta el número), y que los 17.999 euros que se cobrará por el trabajo irán destinados a la cátedra, aunque no certifica cómo se distribuirán. “Eso, como el proyecto, se explicará el 22 de abril [fecha de presentación oficial del estudio]”.
La también directora del departamento de Comunicación Social de la UCM afirma que, como parte del cambio que está sufriendo el mundo cultural, cátedras como la suya se abren para “recibir algún tipo de apoyo económico para el desarrollo de su actividad”. Cree que esa cantidad servirá para financiar los estudios de “una investigación muy precisa para evitar descalificaciones”.
Esas críticas relativas al cambio en el callejero madrileño han llegado porque en la propuesta previa había errores en relación con diversos nombres a eliminar. Uno de ellos, el del aviador Francisco Iglesias Brage, al que sitúan en el bombardeo de la masacre de Málaga cuando nunca estuvo allí, “y cuyo caso se explicará en abril”, según la experta. El comandante Zorita, por ejemplo, tiene calle por ser el primer español que rompió la barrera del sonido, no por ser aviador franquista.
Según Núñez, esos errores pueden existir, pero subraya que detrás de la historia también hay una interpretación. “La División Azul, según el franquismo, fue a Rusia a combatir el comunismo, pero se oculta que lo hizo como parte del Ejército nazi”.
Núñez siente que estos últimos días ha sufrido un ataque personal por la “derecha mediática”, que “acude a lo personal y lo hace de forma tergiversada”. Sin embargo, ayer la experta rehusó dar su versión sobre las críticas que ha recibido.