ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

jueves, 26 de marzo de 2015

El coopiloto tuvo la voluntad suicida de estrellar el avion de Germanwings

   Según la investigación, Andreas Lubitz, de nacionalidad alemana, impidió el acceso a la cabina del comandante, que había salido al servicio, y accionó el sistema de descenso con la "voluntad de destruir el avión"
    Los pasajeros no se percataron hasta el final, mientras que el coopiloto alemán Lubitz no atendió a las indicaciones de los controladores de tierra pese a que siguió respirando en todo momento.

 El copiloto del avión siniestrado en Los Alpes franceses accionó de manera deliberada el descenso del avión, impidió al comandante volver a la cabina y estuvo vivo hasta que se estrelló el vuelo de Germanwings, con 150 personas a bordo. Esta es la explicación que ha dado este mediodía el fiscal de Marsella que investiga el caso, Brice Robin
   Lufthansa ha asegurado que Lubitz había pasado todas las pruebas psicológicas y que era apto para volar. Mientras, prosiguen los trabajos para recuperar a los cadáveres de los 150 fallecidos y los familiares comienzan a llegar a la zona.

 Seguridad en cabina
   En 2002, tras los atentados  del 11-S contra la Torres Gemelas y el Pentágono en Estados Unidos, las autoridades de internacionales de Aviación Civil reforzaron la seguridad a bordo de los aviones. Uno de los mecanismos que se introdujeron fue el bloqueo de la cabina de los pilotos, donde, además, se colocaron puertas blindadas.
    Un panel de números y clavez controla el acceso. Hay tres procedimientos. El normal, cuando un miembro de la tripulación quiere acceder a la cabina, lo solicita a los pilotos y son ellos los que abren desde dentro tras pulsar uno de los botones del panel numérico. Los otros dos son de emergencia: bloqueo de la puerta desde el interior del habitáculo, al sentir que alguien trata de acceder sin permiso; o acceso forzado al mismo al no tener respuesta del interior por cualquier razón.