ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

miércoles, 7 de enero de 2015

Los precios del pretróleo nos preocupan, tanto si suben como si baja.

    Leo hoy en la prensa que el precio del petroleo ha bajado el 50% de su precio. Para quienes lo tienen que comprar como España es bueno, en cambio para quines son productores es malo, porque además no podrán importar productos de primera necesidad como Brasil, Rusia o Venezuela.
  El precio del petroleo ha bajado porque se compra menos debido a la crisis, es decir nos hemos ido paralizando, y consumiendo menos.
  Cuando el precio del petroleo subía, nos quejabamos, ahora que baja, también, quien entiende esto:

   “Lo preocupante de la caída del petróleo es la posibilidad de quiebra de países emergentes y que a muchos inversores les coja con el paso cambiado, ese es el miedo que está cundiendo en los mercados estos días y por eso el dinero se está yendo a inversiones refugio como el dólar o los bonos estadounidenses”, apunta el analista Juan Ignacio Crespo. Entre los países más perjudicados por la caída del precio están Brasil, Venezuela, Ecuador o Rusia, que además soporta las sanciones sanciones económicas por su conflicto en Ucrania. (El País, 07-01-2014)

   Los pobres árabes y emiratos árabes están preocupados, tiene menos dólares para gastar en sus megalomanías de construcciones de Abul Dubai, Catar, emiratos árabes etc. Ellos, a la larga pagarán los excesivos gastos de vivir en una burbuja económica que parece que no les afecta, pero a la larga les afectará, puesto que los recursos son agotables.

  Y Rusia con un Putín imperialista, sometido a sanciones internacionales, pagará caro su osadía, y como no es un socio fiable, a la larga la Eurozona buscará otros mercados para comprar gas natural y petróleo como es el argelino. A España dejaron de comprar productor hortifruticolas de primera necesidad, que perjudicará a la población, que volverá a las colas de los supermercados por los desabastecimientos.

     La estabidad es el equilibro perfecto, pero en una socidad violenta y depredadora como la nuestra los desequilibrios se pagan, y a algunos les pueden llevar a la ruina.

    Por qué no baja también el precio de la electricidad y de los combustibles en relación a esta bajada. Algunos se están poniendo las botas. Según ellos recuperando déficit.