ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Si la Iglesia aplicara la disciplina con le mismo rigor que lo hace el Ejército con el teniente escritor Luis Gonzalo Segura de Orio-Piluido, no habría sacerdotes pederastas.

Arrestado otra vez el teniente autor de una novela sobre corrupción militar

Luis Gonzalo Segura tiene tres expedientes abiertos: dos gubernativos y otro por falta grave


    El teniente Luis Gonzalo Segura de Oro-Pulido, autor del polémico libro Un paso al frente, en el que denuncia a través de una historia de ficción casos de corrupción en el Ejército, ha sido arrestado hoy por segunda vez. Según fuentes de su defensa, el teniente se ha presentado esta mañana en el Cuartel General del Ejército para que se le notificara uno de los expedientes disciplinarios en los que está incurso, cuando se le ha comunicado que quedaba arrestado por orden del jefe del Estado Mayor del Ejército, general Jaime Domínguez Buj.
    El teniente ha sido conducido de inmediato al centro disciplinario militar en base San Pedro (Madrid) para cumplir un mes de arresto preventivo. Segura ya sufrió dos meses de arresto este verano, aunque pasó buena parte de este tiempo en el Hospital General de la Defensa Gómez Ulla, debido a su delicado estado salud por la huelga de hambre que siguió durante 22 días.
    Además del arresto disciplinario de dos meses, Segura ha sido sancionado con pérdida de su destino y tiene abiertos otros tres expedientes: dos de ellos gubernativos (que pueden implicar su expulsión del Ejército) y otro por falta grave (sancionable con otros dos meses de arresto) debido al contenido de la novela, de la que se han vendido ya más de 15.000 ejemplares, y a las declaraciones que ha hecho a los medios de comunicación en actos para promocionar su obra. El Ejército considera que tanto el contenido del libro como sus declaraciones atentan gravemente contra la disciplina.