ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

martes, 24 de junio de 2014

Una de sinceridad sobre el Mundial de España. Javier G. Matallanas

Ayer comenzó la leyenda del Guaje Villa: 97 partidos internacional, 59 goles. El máximo artillero de la Selección de la historia. Siempre será el ‘7’ de España. Después de ser decisivo en la Eurocopa 2008 y en el Mundial 2010, se perdió la Eurocopa 2012 por lesión. Llegó a este Mundial de Brasil, que no ha sido ni Mundial ni nada para España, anunciando que dejaba La Roja a su conclusión. Su temporada en el Atlético fue notable, más allá de los 15 goles en todas las competiciones, inculcó sus genes ganadores a las huestes colchoneras. Su utilización durante el Mundial no ha sido la adecuada por parte de Del Bosque. Haciendo falta remontar ante Chile, debió meter a Villa y a Torres juntos tras el descanso. El Guaje y el Niño son una dupla para la eternidad del fútbol español. Pero estaban en Brasil convocados por su presente y el seleccionador estuvo cabezón en su apuesta por Diego Costa, que se ha demostrado un error porque el hispanobrasileño no llegó en forma para ser titular con España. Pero Del Bosque y Toni Grande decidieron jugársela con Diego Costa y esta vez no acertaron. Tenían la solución en el banquillo como se demostró ayer ante Australia.
Y en el banquillo estuvo ayer Iker Casillas. El portero de Móstoles sale muy marcado de Mundial. Contó Lama ayer que el capitán de la Selección y el Madrid medita seguir hasta la Eurocopa de Francia en 2016. Por edad podría porque un portero puede llegar hasta los 40. Pero habrá que ver lo que juega en el Madrid porque si sigue soportando decisiones arbitrarias, Casillas tendrá un mal final. Y le puede dejar a él la Selección. Y el Madrid.

.........................Añadido de Nuevo Impulso..........
A veces, las cabezonerías por la apuesta de un nuevo goleador no es la más acertada como ha hecho Del Bosque con el hispano-brasileño Diego Costa, del que se enamoró desde que llegó al Atlético de Madrid. Y eso que Costa forzó el penalti contra Holanda, pero no era sufuciente. Costa no estaba a la altura. A veces un tandem de dos buenos delanteros como Villa y Torres, es mejor que un crak. Contra Chile debió dejar a Diego Costa en el banquillo. Además las pitadas de la "Torcida" brasileña contra Diego repercutió en la Selección. Diego Costa no estaba bien fisicamente desde que se retiró en la final de la Campion Lige contra el Real Madrid, que no debio salir desde el princicpio.