ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

martes, 17 de junio de 2014

El PSC no encuentra líder.

El Partido Socialista Catalán tras el varapalo de las elecciones europeas ha dejado de ser un partido útil, sin discurso claro, no sabe dónde están sus votantes, los ha perdido. Ahora no sabe si derivar hacia los independentistas o hacia la no consulta que defiende el PP y Ciudadanos. Por ello es un partido que no tiene discurso definido sin saber que de toda la vida sus votantes estaban en el centroderecha, no en los republicanos de casta, que de siempre han sido de los de ERC.
    Por lo dicho, como es un partido que no sabe donde está, en la próximas elecciones prácticamente desaparecerá, tal y como le va a ocurrir a nivel nacional. Ya que los candidatos de las juventudes socialitas son aspirantes sin peso político y sin fiabilidad, que no tienen discurso nacional,  porque en un sitio dice una cosa como Madina en Cataluña que está a favor de la Consulta, y en otros otro discurso. Lo que el PSOE tiene que tener claro es que no se puede contentar a todos. Que no se puede ser republicano de la noche a la mañana cuando ha sido 36 años constitucionalista.
     Felipe Gonzáles ganó con aquel discurso de los 800.000 puestos de trabajo, que después no pudo conseguir. Zapatero que venía de las Juventudes Socialistas no tenía ni idea de economía, sino de una palabrería trasnochada de la guerra civil y la Memoria Histórica que solo hico remover cadáveres.
    Creo que el programa de los nuevos socialistas no está en si monarquía o república, porque en el fondo todos sabemos que el nuevo Rey Felipe VI, lo va a hacer muy bien, porque está preparado, y es mejor que su padre y es parlamentario.
     De lo que hay que hablar es de trabajo y empleo, de reducir el poder de la Autonomías, con una reforma territorial en la Constitución, y apostar por la modernidad, la globalización y la investigación. Vemos a socialitas jóvenes con discursos viejos, manidos, llenos de añoranzas pasadas. Hay que habla de trabajo y más trabajo.
    A España no le conviene cambiar de forma de gobierno en la persona del Jefe de Estado. Es mejor uno permanente que no cambiarlo por otro cada cuatro o cinco años. Que el pueblo los elija directamente no quiere decir que sea mejor, sino que es una elección democrática directa. Sin olvidar que la actual Corona no está impuesta por Franco, sino que fue refrendada después por la Constitución de 1978.
    Volviendo al PSC, hoy no tiene espacio político, y por ello no es útil, desparecerá.
    Una cosa son los dicursos demagógicos y populistas de izquierda y otro asunto dististo es gobernar en los tiempos actuales, y la experiencia socialista ya la hemos tenido.

Ramón Fernández Palmeral