ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

jueves, 20 de marzo de 2014

Nuevo escritura y lenguaje en los SMS

“Vincular cualquier empeoramiento de la competencia lingüística a la escritura de mensajes de texto es un error”, sostiene Josie Bernicot, investigadora de la Universidad de Poitiers y coordinadora del estudio. Es más, ella señala que, según las observaciones de su equipo, los alumnos con mayor nivel ortográfico fueron “los que más faltas creativas de escritura cometieron”, entendiendo como tales las que requieren de una cierta inventiva o capacidad de abstracción y de manipulación del lenguaje. “Hace falta tener una buena capacidad cognitiva”, dice, para dominar determinados usos creativos de la escritura móvil.
Bernicot forma parte también de un proyecto internacional de 15 universidades llamado sms4science que estudia los usos comunicativos de los SMS y su impacto en la comunicación. Esa iniciativa recogió 90.000 SMS en diferentes países para su estudio desde diferentes enfoques de las humanidades y las ciencias sociales. Los resultados de ese estudio sociolingüístico y el corpus de mensajes serán difundidos en 2014.
En la misma línea que los investigadores franceses opina José Antonio Millán, lingüista experto en comunicación digital y autor de Manual de urbanidad y buenas maneras en la Red, donde reflexiona sobre el lenguaje online. “Observo el fenómeno sin gran preocupación”, apunta. “Es absurdo pensar que los alumnos que usan abreviaturas o juegos hagan lo mismo con otro tipo de textos. Los hablantes saben diferenciar los distintos registros”. Millán relativiza las normas del lenguaje en todo tipo de situaciones: “¡Viva la libertad ortográfica!”, exclama. “Lo importante es el contexto. Me parecería horrible que EL PAÍS se escribiera con esas reglas, porque lo que hace es comunicación pública, pero la comunicación privada no está sujeta a las mismas normas. En situaciones de juego, amistad, afectividad, esas variantes son válidas porque utilizan recursos expresivos y afectivos”.

Fragmento del El País, 20-03-2014