ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

miércoles, 17 de julio de 2013

Una timba: los orígenes de la Casa Modernista de Novelda

Una timba: los orígenes de la Casa Modernista de Novelda
«Luis y Francisco Navarro eran el padre y tío de la Pichocha, de Antonia Navarro. Ambos, antes de la construcción de la Casa Modernista, ya tenían dinero y cada uno vivía en su casa y demás con su familia, aunque en los asuntos de negocios eran como uña y carne. También a los dos les gustaba el juego, y mucho, y esto es algo que siempre me había contado mi madre, y así generación tras generación. El caso es que hubo un momento en que se organizó una "súper timba", en Crevillent, y hasta allí se desplazaron en una calesa muy majestuosa, desde Novelda viajando por la Garganta. Las timbas por entonces estaban prohibidas, pero aquélla debió ser increíble. Mi madre me contaba que la timba duró día y pico, y Luis y Francisco tuvieron que ir turnándose para jugarla y no desatender los negocios. El caso es que tuvieron mucha suerte, y ganaron. Las ganancias fueron enormes, por el dinero y las propiedades que se llevaron. Hay quien se dejó a su mujer y sus hijos en la timba, algo también común en la época, pero los hermanos Luis y Francisco renunciaron a esa parte de las ganancias. Fue una timba en la que se jugó al límite. Y fue tanto el dinero y propiedades que ganaron, que Luis y Francisco le pagaron 5.000 pesetas de la época a la Guardia Civil para que les custodiaran hasta su llegada a Novelda». 


El catalán Miguel González, descendiente de la Pichocha, cuenta cómo la familia se hizo millonaria en Crevillent y construyó el edificio en Novelda

17.07.2013 | 01:52 /Información
Una timba: los orígenes de la Casa Modernista de Novelda
La Casa-Museo Modernista de Novelda (propiedad de la Obra Social Caja Mediterráneo) es una joya arquitectónica de difícil tasación económica. Construida en 1903, su impresionante fachada exterior ejerce el mismo p0der de atracción que sus interiores: suelos, paredes, muebles y tejados al servicio de la policromía, los minimalismos y la perfección estética.
Antonia Navarro, más conocida como la Pichocha, fue la constructora e impulsora de este precioso edificio tras adquirir varios inmuebles y derruirlos en el corazón del municipio. A Antonia, la Pichocha, se le recuerda como una madre y empresaria muy válida, capaz de gestionar brillantemente la fortuna heredada y los negocios tras la muerte de su hermano Luis. Una actitud, en definitiva, poco corriente en una época en el que el papel de la mujer quedaba relegado a otras tareas.