ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 3 de julio de 2013

La Isla de tabarca. Página 43 del libro "Robinson por Alicante", de Ramón Palmeral



La isla de Nueva Tabarca

      Varias veces han sido las que he visitado la isla de Tabarca también le llaman Isla Plana en barco, unas desde Santa Pola y otras desde Alicante. Es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana, se repobló  en el siglo XVIII, con los habitantes genoveses que habitaban la  isla de Tabarqah (Tabarka) situada en Túnez. Al ser repoblada fue fortificada con las puertas de San Gabriel, San Miguel y San Rafael, la torre defensiva de San José, la Casa del Gobernador y la Iglesia de San Pedro y San Pablo. En el extremo oriental de la isla se encuentra el faro del siglo XIX.
     Una vez quiso Miguel Hernández traerse a Pablo Neruda y a su mujer María Antonia Hagenaar, Maruca, y a la hija de ambos Malva Marina, pero no fue posible.
    Una mañana delicada de otoño (23-10-2010), desde el puerto de Alicante –pantalán de antiguo Club de Regatas- salimos un grupo de pintores de la Asociación de Artistas Alicantinos en la embarcación Kontiki. La embarcación se alejaba y el mar tomaba un color turquesa, navegaba veloz, la ciudad con su castillo de Santa Bárbara, se nos hacía diminuto hasta convertirse en una línea violácea y pequeña. Las olas venían al encuentro de la quilla y se elevaban hasta besarnos la boca con su sal. La proa fue el lugar que preferí, pero aunque era otoño y el aire venía con cabalgadura de espuma fresca, el olor a sal me traía recuerdos de otros mares. Recordé  “La canción del pirata” de Espronceda.
    Cuando la embarcación se acercó al muelle de la isla lo primero que nos sorprendió fue  el tamaño cúbico del edificio de la iglesia sobresaliendo de las casas que son de planta baja.  Al fin, y tras una maniobra de atraque la Kontiki  tomó el amarre, el marinero la sujetó a un noray  metálico con la maroma de naylon. Ya estábamos en tierra, el grupo de pintores se adelantó por la subida, yo me retrasé con las fotos y la muleta. Carlos Bermejo encargó una paella gigante en  uno de los restaurantes con terrazas.
     Entramos por la amurallada de la puerta de San Rafael, en una hornacina nos encontramos a una Inmaculada Concepción a la que hubo que dar gracias por el viaje de llegada y sobre todo por el  que nos esperaba de retorno.  Las calles sin piel de  asfalto daban al pueblo un aspecto antiguo marinero y casi griego.
     Otros pintores con mejores piernas fueron hasta la torre de San José, edificio cuadrado con tres plantas construido en el siglo XVIII para cumplir las funciones defensivas y de vigilancia. Se dice que en el siglo XIX la torre se utilizaba como prisión del Estado, y que actualmente  es Cuartel de la Guardia Civil.   Desde los puerto de Santa Pola, Benirdorm y Torrevieja salen los ferrys y barcas-taxis.
 Una joya salvaje del Mediterráneo español.

PDF del libro "Robinson por Alicante" de Ramón Fernández Palmeral 

VENTA DEL LIBRO

Pedidos de libros a ramon.palmeral@gmail.com, precio de venta 10 € más los gastos de envñio.