ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 11 de abril de 2012

El accidente de armas de Felipe Juan Froilán

Esto del accidente de arma de un Grande de España como el caso de Felipe Juan Froilán de 13 años, nieto del rey y primogénito de la infanta doña Elena y don Jaime de Marichalar. Felipe es quinto en la línea de sucesión al trono español, después de su madre. No es para tomárselo a bromas, los internautas bromean con que la Casa Real se está rearmando por lo que pueda pasar, y otras chorradas. SS.MM. La Reina Sofía dije al salir de la cínica Quirón, dijo que fue un accidente sin importancia cosas de críos. No son cosas de críos normales, no todos los días un crío de 13 años sufre un accidente de arma de fuego. Las armas de fuego de la categoria 3.2 solo las pueden utilizadas desde los 14 años, siempre que se encuentren en posesión legal de una autorización especial de uso de armas para menores y vayan acompañados de personas mayores de edad, con licencia de armas D, E o F, que previamente se hayan comprometido a acompañarlos y vigilarlos en cada cacería o acto deportivo. Es decir, que no puede salir a cazar solo o a actos deportivos. (Art. 109 del Reglamento de Armas. R.D. 137/1993)
SS.MM, el Rey debe estar muy indignado, además de cabreado y lleno de malos recuerdos, pues de seguro le ha llegado a la memoria traumática que su hermano menor infante Alfonso de Borbón y Borbón Dos Sicilias, murió de un accidente de armas mientras jugaba con un revólver con su hermano Juan Carlos I el hoy rey de España. Accidente ocurrido el 25 de marzo de 1956, en su "Villa la Giralda" de Estoril (Portugal), el infantes tenía 14 años. El revólver era un Long Automatic Star de calibre 22.
Por ello, y como esto no son los EE.UU, que están armados hasta las macotas, debemos ser más rigurosos en los análisis, y comprender que este Grande de España, que ha estado estudiando un año en un internado del Conado de Sussex (Reino Uniod), y que viene sin control hay que enderezarlo, porque nos va a salir un mediático los programas del corazón, antes de que nos demos cuenta. No es el hijo de un trabajador, obrero en paro de la construcción, por ello nos ha de dar ejemplo de vida y comportamiento.

Ramón Palmeral