ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 9 de enero de 2012

¿Dónde está Marino Rajoy?

Han leído bien, he escrito MARINO, que NO MARIANO, marinero en tierra que se ha largado a no sabemos donde.




Por Ramón Fernández Palmeral

Mal empezamos Señor Rajoy, primero nos miente en el discurso de investidura al decir que no iba a subir los impuesto, no solo sube el IRPF y el Impuesto de Sociedades, sino que los más ricos siguen intocables, por el miedo a que se vaya a llevar los fondos de España. Se justifica diciendo que la subida se debe al descubrir el déficit público de un 8 % cuando esto ya se sabía de antemano. Luis De Guindo, ministro de Economía, se han subido al guindo y de momento nadie le ha puesto la escalera para que baje.
Con más impuesto no se pueden crear empleos, esto es sabido. Los mercados no se calman y la prima de la prima del hermano sigue subiendo.
Hay que comparecer en el Congreso ya, dar la cara, que para eso le hemos votado. Decir porque subió los impuesto cuando antes dijo que no los iba a subir. No se puede ocultarse hasta febrero bajo los pantalones de la vice de todo Soraya Saénz de Santamaría, que por su poco cuerpo no le permite la ocultación.
No se puede crecer, producir, y crear empleo con los impuesto altos. Y quien va a pagar la clase media, los funcionarios y los que tienen nómina legal, porque también hay nominas blanqueadas.
Hay que reducir los gastos de un mastodóntico y elefantino Estado, dejar se subvencionar a los sindicados a través del INEM, y hacer desaparecer Diputaciones y las corruptas Autonomías, que son la fonda del amiguismo y la corrupción. Casos evidentes de Andalucía y el "chavitismo", Valencia y el "campismo", Baleares y “jaumautismo”, por no hablar de Murcia etc, etc...
España ha de volver a la realidad de su producción como es el turismo, agricultura y ganadería, astilleros, pesca y construcción para residentes europeos. Porque que no tenemos más, nuestra investigación no producen una tecnología exportable. Toda la tecnología la importamos, nada producimos, ni una simple cámara de fotos digital.
Por ello hay que dejarse de macroeconomías y volver a la microeconomía de los pueblos, a los minicréditos, a recuperar viejas centrales hidroeléctricas, modernizar canales de riego, minas de hierro y carbón y producir desde dentro, dentro del corazón de los pueblos hacia el interior. A lo mejor tenemos que empezar a “desglobalizar” España, acudir al chovinismo de que lo nuestro es lo mejor.


El PP propone la medalla de Isabel II a Luis Rodríguez Zapatero.
Leo oí lo que pienso sobre ZP en Corrupción Global:

Era de esperar que semejante cretino sin ética, moral ni escrúpulos debiera pagar el canon a los enemigos mortales del empleo, los genocidas AM que le catapultaron a la Moncloa a través de la masacre del 11-M. Señor Rajoy usted o está en la inopia más absoluta o es también feudatario de los AM, elija. Si no es absolutamente inexplicable que proponga a ZP para la Medalla de Isabel La Católica al, entre un largo número de delitos, miserable destructor premeditado del Empleo y vendedor de España a la ETA. En lugar de denunciarle ante el Tribunal Supremo por un montón de graves delitos. Y encima va y nombra a Gallardón como Ministro de Justicia, un conocido amigo del alma de ZP, y correligionario masón. Entérese de una puñetera vez que los que le hemos otorgado la mayoría absoluta somos católicos o al menos opuestos en cuerpo y alma a la sectaria filosofía masónica.

Y lo que estará a punto de llevagar a ZP es el nombramiento real de marqués de Valladolid, León y Somosaguas.

No dejéis de visitar LIBERTA DIGITAl, del turolense Federico Jiménez Losantos, el Tremendo, que tiene poco de santo y muchos de periodista descalzo y de tremendo de algo le ha valido nacer en la Orihuela del Tremendal (Teruel), que no en la Orihuela de Miguel Hernández, menos mal.