ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

lunes, 2 de enero de 2012

Algún día el gobierno nos pagará para que veamos los telediarios


Por Ramón Fernández Palmeral

Llegará un día los televisiores será una electrodoméstico más. Llegará un día en que nos daremos cuenta que la televisión y sus telediarios son el instrumento de los gobiernos y de las naciones para entrar gratis en nuestra vidas, para informarnos de sus decisiones, de su programas, de sus macroeconomías, de su malas noticias o de las buenas. Es el instrumento por el que actualmente nos adoctrinan, y en cada momento político nos traen sus propagandas, sus mítines, sus consejos y sus medias verdades.
Parece como si tuvieramos obligación de oíles.

Llegará un momento en que nos pagarán un canon para que nos conectemos a los telediarios, a las noticias, a su mundo de mentiras, medias verdades, de su basura.
Llegarán un momento en que nos pagarán una cupta de enganche a nuestros cerebros.
Es el peaje que ELLOS tendrán que pagar por arrebatarnos nuestro sueños, nuestras ilusiones, por atenderlos. La sociedad de los humanos no es solo la de los negocios, ni de las economías, ni la de las política.

Porque sin duda alguna hay otros mundo además del económico como es la cultura, el arte, la sabiduría, el ocio, la solidaridad, la educación, los cursillos, las conferencias, …y la lectura, ...y la escritura, ...y la de tomarse unos vinos en tertulia con los amigos.
Hay otros mundo pero están en este. Porque la misión de nuestro cerebro es la de sobrevivir. La de buscar soluciones y resolver problemas, y sobre todo la capacidad de tomar nuestra propias decisiones. La realidad que vemos, solo es una parte de la realidad cierta y verdadera. Por ejemplo, entramos en una habitación oscura y nuestro sentido de las vistas nos dice que no hay nada, pero no es cierto, en cuanto encendemos la luz, vemos lo que hay espacio, objetos, por un momento hemos sida víctimas del engaño.

La razón de vivir no consiste en los negocios ni en el dinero, consiste en la motivación de nuevos proyectos, en el ánimo, en el hecho de ser positivos, porque nada hay de cierto en tratar de adivinar el futuro, o en penar en algo terrible cuando nuestros conocimientos son insuficientes para valorarlos. Por ello uno no ha de creerlo que piensa, porque nuestro pensamiento es el reflejo de nuestro saber y conocimientos: la experiencia. Si bien nuestro cerebro es uno, nuestras mentes son dos, que corresponde a cada hemisferios cerebral, uno sirve para sentir y el otro para aprender y memorizar.

De esta guisa los seres humanos aprenderemos de nuestras errores y de nuestras experiencias hasta ser capaz de cambiar el mundo haya dejarlo irreconocible. ¡Vale!

2 de enero 2011


15 M
Indignados
subidas de impuestos
Urdangarín
Mariano Rajoy