ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

martes, 16 de septiembre de 2008

"Intelectualismo", un nuevo ismo en la pintura


Autor: "Palmeral", 2007
Este cuadro inaugura un "ismo" en pintura que he quedado en llamar "Intelectualismo". Podría considerarse como la penetración en el objeto sensible mediante la ABSTRACCION del conocimiento indivual del mundo que percibe le pintor, para provocar los recuerdos artísticos sumergidos u ocultos en el subsconsciente del espectador. En realidad, la pintura y el arte es un medio de comunicación.
Cuyas reglas son: no copiar de la Naturaleza, no copiar de modelos, ni de fotografías, todo el cuadro ha de salir del intelecto del artista pintor, de los conocimientos o fantasías o simbolismo que posee o ha adquirido. Por ello las posibilidades y los resultados pueden ser infinitos e imprevisibles... Bajo estas reglas pueden salir cuadros como éste.Ya que todo el cuadro es el resultado de la memoria y de la habilidades propias, por ellos las figuras pueden presentar formas humanoides, anatomías un poco deformadas, geometrías imaginarias, cubismo. Está entre la ilustración llamada gótica y el cubismo sintético. Hay que hacer un esfuerzo por dejarse llevar por el intelecto, pintar suavemente, automáticamente, dejándose llevar por la formas sugeridad.Busco una nueva relación entre el especador el la obra de arte. Este cuadro es un óleo de 60 por 60 centímetros, titulado "Intelectualismo (I)", que se expondrá en la Asociación de Artistas Alicante, desde el día 2 al 15 de abril, con motivo de la exposición coletiva de Primavera. Autor. Ramón Fernández firmado como "Palmeral 2007". No está a la venta. Propiedad del autor por inaugurar un estilo propio.


FILOSOFÍA:
Parece ser que fue Schelling (v.) el primero que lo utilizó en su Bruno oder über das natürliche und góttilche Prinzip der Dinge (1802) (Sümtliche Werke, IV, Stuttgart 1959, 309), contraponiéndolo a materialismo; posteriormente fue usado por Hegel (v.), en un sentido análogo al anterior, en sus Vorlesungen über die Geschichte der Philosophie (Historia de la Filosofía, III, México 1955, 38), extendiéndose en la 2a mitad del siglo por toda Europa, en especial en Francia. Se trata de un término que, dentro del vocabulario técnico filosófico, carece de un significado preciso. Entre los diversos sentidos que ha recibido señalaremos los siguientes: l. Como contrapuesto a materialismo; tal es la significación que recibió en su origen, según ya se ha visto. 2. Como opuesto a practicismo; el i. representa la inclinación hacia la actividad intelectual, hacia la vida teórica -bíos theoreticós-, frente a la actividad del negocio, a la vida práctica -bíos practikós-. Éste es el sentido común y corriente de la palabra intelectual. 3. También se ha considerado al i. como lo opuesto a experimentalismo, como el uso de la pura especulación en el campo del saber, prescindiendo del método experimental; éste es el significado que dio F. Bacon (v.) al término intelectualistas (intellectualists), al designar con él a aquellos filósofos que, erróneamente, despreciaban la aplicación del método experimental (De dignitate et augmentis scientiarum, 1,43). 4. También se ha utilizado el término i. por todas aquellas doctrinas que niegan al entendimiento capacidad para adquirir la verdad -el irracionalismo (v.), el pragmatismo (v.), el intuicionismo (v.) bergsoniano-, indicando con él la tesis contraria a la sustentada por ellas. 5. Como intelectualistas se ha designado también a las teorías que mantienen, frente al vol'untarismo metafísicd, la existencia en la base de lo real de un principio de tipo racional. En este sentido puede hablarse de un i. metafísico. 6. Como i. psicológico, que defiende el primado, dentro de las facultades anímicas, del entendimiento sobre la voluntad. 7. Como i. teológico, mantenedor de que la Voluntad divina no puede contradecir un orden de esencias. 8. Como i. epistemológico, doctrina que se opone tanto al racionalismo (v.) como al empirismo (v.). 9. Como i. ético, defensor del primado absoluto del entendimiento en la esfera de lo moral, de forma que la moralidad o inmoralidad, el vicio o la virtud, dependen de la sabiduría o de la ignorancia. (J. BARRIO GUTIÉRREZ.)


OTRAS DEFINICIONES:
Este término tuvo al principio, y tiene aún a menudo, un sentido peyorativo: actitud que exagera el papel del entendimiento abstractivo con detrimento de otras actividades: observación, intuición, voluntad, sentimiento. Pero hoy día se emplea frecuentemente en sentido positivo: actitud que reconoce el papel preponderante del entendimiento en la actividad consciente del hombre. Por otra parte, la cuestión del papel del entendimiento se plantea en diferentes terrenos. Hay que distinguir por tanto diversas formas de i. y enjuiciar por separado cada una de ellas.

Intelectualismo
De Enciclopedia Symploké, la enciclopedia libre.

Doctrina que considera que todos los actos humanos dependen de la mayor acumulación posible de conocimientos. Así, el intelectualismo moral de Platón, que implica que la ignorancia es el mayor mal y el que provoca las malas acciones. Se le opone el pragmatismo, que propugna lo útil como la auténtica fuente de moralidad. Esta dicotomía ha de ser superada, pues no puede hablarse de actos sin razonamientos previos, ni razonamiento sin acciones, operaciones corpóreas.

http://ramonfernandez.revistaperito.com/RAMONGALERIAS.htm