ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

sábado, 25 de octubre de 2014

"No es un país para premios", por Fulgencio Martínez



 
Diario político y literario de F.M /T3/6
NO ES UN PAÍS PARA PREMIOS
    Que no está el país para presentarlo a un premio, sobre eso quisiera reflexionar realmente. Pero, todavía alelado de admiración por el éxito (según la televisión oficial) de la ceremonia de entrega de los Premios Príncipe de Asturias, y por ser, quizá, la última ocasión que tenga para hacerlo, ya que en posteriores ediciones pasarán a llamarse Príncesa de Asturias, voy a glosar este galardón. En las palabras del rey se ha destacado el vocablo “ética” –se pide más ética a los gestores públicos, más ética en general en la vida de los caminantes y súbditos de este reino de España. Una persona junto a mí, en la barra de un bar, me preguntaba, viendo y oyendo las imágenes televisivas del acontecimiento: “¿qué eso de ética?, ¿usted lo sabe?”. No pude evitar sonrojarme, pues el individuo en cuestión no reconoció en mi persona, de primera vista,  que yo la tengo y que la enseño: lo de ser profesor de esta materia tampoco se me debe conocer a la vista. ¿En general dónde tenemos las personas la ética? ¿Y por qué solo se enseña una hora a la semana en un curso de 4º de Eso?
     Sobre lo segundo, pregunten al ministro Wert y al consejero de Educación Pedro Antonio Sánchez.  En respuesta a lo primero, diría que la ética es invisible, inodora, incluso indolora, insapiente e insostenible en mano, rostro o cualquier otra parte del cuerpo. Todo lo que sé de ese cuerpo volátil lo aprendí en un manual de José Luis López Aranguren, llamado, precisamente, Ética. Allí aprendí que moral y ética pueden ser sinónimos y que hay un sentido del término moral muy utilizado, en expresiones como “tener la moral alta” o “estar con la moral alta”, es decir, sentir ganas de vencer las dificultades y ser asertivos –asertividad es una palabra que se ha puesto de moda luego-. La moral alta es sentirse vital, deportivo, que diría Ortega y Gasset. En este sentido, en nuestro país donde más se nos nota la ética es en el deporte, hemos tenido temporadas mejores, pero en general andamos por ahí con la moral alta. Pero ética remite siempre a un comportamiento juzgado por otro, por otros, o por uno mismo.  En otras actividades (económicas o de cualquier otro tipo, incluso en aquel sentido de la palabra moral al que me he referido) se evalúan los comportamientos no por sí mismos sino por los resultados.  Todas las acciones que realizamos pasan a verse rápidamente como actividades; dejan para la conciencia de ser acciones, para ser actividades: todas, excepto la ética. Incluso ésta en aquel sentido básico, fisiológico, de moral deportiva. Incluso la educación padece la tentación y el peligro de evaluarse por los resultados y, por tanto, se olvida la dimensión ética de la educación, se la saca de aquello que se juzga por sí mismo,  en sí mismo, y nivelada con otros contenidos y actividades evaluables por resultados, se le concede un lugar menor. En realidad, toda la educación y en particular la ética solo tienen un fin propio: ampliar nuestra conciencia y, antes, ayudar a formarla o, cuando menos, avisar de que es necesario usarla . Vean si toco el tema de la educación y la ética en la educación. Si queremos tener un país ético, o con un plus ético en estas malandadas circunstancias que vivimos, hemos de empezar por educar al personal y por darle, en consecuencia, tanta o más importancia a la ética que a los contenidos y herramientas que nos preparan para realizar actividades. Fijémonos en la acción misma, en que la “hacemos” nosotros.
      Si  a mí me pidieran dar una lección magistral de Ética leería en público esa letra de la canción de Frank Sinatra, “My way”.”Tuve una vida satisfactoria / recorrí todos y cada uno de los caminos…/ Hice lo que debía, /pero me aseguré que fuera sin privilegios./ Amé, gocé, también sufrí /… ¿qué es un hombre y qué ha logrado?, / si no es fiel a sí mismo no tiene nada, /decir las cosas que siente realmente y no las palabras de quien se arrodilla”. Me emociona el espíritu deportivo de la letra, su vitalismo a la vez que una expresión clave: sin privilegios. Se juntan ahí moral alta y ética, los dos sentidos. Tomé todo pero me aseguré de que fuera sin privilegios (without exemption). En este sentido, solo puede predicar ética quien dice y hace parejo, quien quiere lo que hace y hace lo que quiere sin ventajismos, sin prebendas ni privilegios, pues se recuerda que ha de ser juzgado; gana o pierde con fair play, su éxito nunca es unfair, injusto, pues no se hace trampas a sí ni las hace a los demás. Buena lección de ética sería la que diera un político o el mismo rey que renunciara a vivir con privilegios, honores, premios, y se dispusiera a vivir como cualquier ser humano. Eso, precisamente, le han recordado al rey Felipe VI los de las diversas plataformas (desahuciados por las hipotecas, jornaleros, jóvenes en paro, etc) que se han acercado a Oviedo, a la entrega de los premios Príncipe de Asturias: cuando Felipe viva con 400 euros al mes, entonces que pronuncie la palabra ética. Solo le pediríamos que lo pruebe un solo mes, que no sea febrero y bisiesto.

FULGENCIO MARTÍNEZ
Profesor de Filosofía y escritor

viernes, 24 de octubre de 2014

Comentario al libro “De las urnas a las armas” de Juan Martínez Leal.



             
    El  profesor de Historia Contemporánea Juan Martínez Leal presentó en la Casa Bardín de la calle san Fernando, 44 de Alicante, sede el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, su libro-ensayo: De las urnas a las armas. El Frente Popular y los orígenes de la Guerra Civil en la provincia de Alicante, editado por esta institución. En la mesa estuvo como moderadora Rosa Monzó, los profesores Miguel Orts Montenegro, Francisco Moreno Sáez, y el propio autor.  Este libro es un documento necesario para conocer la Historia de Alicante del periodo comprendido entre febrero de 1936 hasta el golpe militar de julio.
    Libro que, según el propio autor le ha llevado dos años de investigaciones y otros tantos en su publicación. Opino, sobre las ediciones de esta Institución, dependiente de la Diputación de Alicante, que son de gran calidad editorial; sin embargo, creo que tiene una mala distribución de los libros en las librerías. Si quieres algún libro has de acudir a la Casa Bardín  para comprarlo, además la publicidad mediática prácticamente no existe, salvo el día de las presentaciones. Una edición de De las urnas a la armas, en una editorial de tirada nacional hubiera sido lo ideal, pero se complica el asunto cuando el tema del libro es local alicantino, además de ser un ensayo y la empresas editoriales no arriesgan. Al menos si su contenido se pudiera comprar o leer en versión eBooks, el acceso sería completo. Consta de 170 páginas, con ilustraciones con prólogo de Francisco Moreno Sáez. Diseño de la cubierta Aurelio Ayela.  ISBN.: 978-84-7784-663-5

    Hecha esta puntualización, el libro es un documento de primer nivel, serio y riguroso, con prólogo Moreno Sáez, que hace un disección del libro y de las razones de la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931, y tomando unos párrafo en los que sintetiza las causa, escribe: “Los gobernantes no tardaron en poner en marcha una serie de reformas que la sociedad española necesitaba, en algunos casos desde siglos atrás: la reforma agraria, la separación entre Iglesia y el Estado, la subordinación del ejército al poder civil, la dignificación de los trabajadores y la mejora de las mujeres a la categoría de ciudadanas [el sufragio femenino no llego hasta las elecciones generales de noviembre de 1933], la extensión de la cultura y de la enseñanza, entre otras muchas”. Párrafo a párrafo  el profesor Moreno Sáez, hace una sinopsis muy completa del libro presentado.
     El profesor Miguel Orts, que intervino en primer lugar, realizó una semblanza de su Manuel Leal, al que conoce desde hace años, desde colaboraron juntos en el  Archivo de Fuentes Orales de dicho Instituto de Cultura Juan Gil-Albert.  Amenizó la presentación con simpáticas anécdotas como cuando Leal estuvo haciendo el Servicio Militar en Cartagena y le dio tiempo escribir su tesis doctoral, además es autor de República y  Guerra Civil en Cartagena (1993). H habló sobre el periodo de la Replica en Alicante, que se mantuvo fiel a ella desde 1931 hasta 1939, fin de la guerra civil.
   
          El libro De las urnas a las armas  se compone de Prólogo, abreviaturas y cinco capítulos, con ilustraciones que son documentos novedosos, así como une al final un anexo del escrutinio final resultado de las elecciones del 16 de febrero de 1936 de la provincia de Alicante mesa por mesa,  hallado en el Archivo de la Diputación Provincial de Alicante: El material bibliográfico consultado es amplio y es de agradecer.
        Los capítulos  se titulan: I las elecciones del Frente Popular en la provincia de Alicante. II. El problema del orden público. III. La dinámica política y los conflictos sociales. IV la conspiración y la sublevación militar en Alicante. V Conclusiones: Una carrera ciega hacia la catástrofe.

       La introducción que nos presente el autor, como es lógico, es una síntesis del libro, hay que destacar que se inicia con una cita de una carta de Manuel Azaña [Presidente de la Republica], al doctor González Rodríguez Lafora [Médico psiquiatra republicano autor de La educación sexual y la reforma de la moral sexual (1933)]. Donde Azaña se refiere a  que la propaganda de ambos bandos oculta la verdad fiel de los hechos, y que a causa de la grandes mixtificaciones realizadas, las generaciones venideras no conocerán jamás la verdad. Continua el texto de Martínez Leal donde  él mismo se  hace una serie de preguntas, entre ellas “¿Existía una efectiva desligitimación de las instituciones republicanas?”
      De esta pregunta, me surge la duda de si la II República de proclamada desde los  balcones de los ayuntamiento y plazas el 14 de abril como resultado de una elecciones municipales de concejales dos días antes el domingo 12 de abril (de los que no conocían todos los resultados, por la falta de un sistema de recuento ágil), unas elecciones que, algunos historiadores, anunciaron como plebiscitarias, entonces, pienso que se cometió fraude de Ley, por no ser ni unas elecciones generales ni un referéndum como sucedió, por ejemplo en Italia en junio de 1946 que entre monarquía o republica se quedaron con el modelo de la republica con la marcha del rey Víctor Manuel.
       El golpe de la proclamación de la República, según la opinión de algunos políticos monárquicos, tras las elecciones municipales ya se había gestado en el Pacto de San Sebastián por los partido de la izquierda que acordaron una huelga general y una insurrección militar, había que acabar con la monarquía Alfonso XIII, y las dictadura del general Miguel Primo de Rivera prolongada con el generales Dámaso Berenguer y el almirante Juan Bautista Aznar. Y nos preguntamos ¿Es lícito derribar al tirano?, indudablemente todo cambio, toda revolución no se inicia pidiendo permiso, sino actuando, como ya habían hecho en la revolución bolchevique de 1917. Al tomar el poder los bolcheviques en Petrogrado, Lenin y Trotski, no sólo se pretendían construir el socialismo en Rusia, esperaban extender las revoluciones en los países industrializados de Europa, creando la Tercera Internacional. Ideas que venían de la Segunda Internacional de 1889 de los partidos socialistas y laboristas.
       Creo que de esta “legitimación” de la II Republica  se produce a raíz de las lecciones generales del 28 de junio del 1931 (ya que todo proceso que se deriva de una ilegalidad es nulo de propio Derecho), y se reafirma con la Constitución de diciembre de 1931. Los monárquicos, los militares, los poderes económicos, la Iglesia y  los poderes económicos (La llamada derecha) nunca aceptaron la proclamación de la República ni la aplicación de las leyes, por  lo que se fue formando un caldo de odios y resentimientos. A pesar de ello, opino que la Republica era necesaria, en lo años 30, debido a la dificultades económica, las desigualdades sociales, el caciquismo, y los abusos a los trabajadores, jornadas interminables, paros, debido al atraso que lleva España respeto a los países europeos, por la lacra del imperante analfabetismo, falta de una educación laica y científica y sentido de la democracia. Salíamos de la dictadura, y los partidos políticos exigían unas Corte Constituyentes que representara la soberanía del pueblo, es decir, el imperio de la Ley donde todo somos iguales y responsables: la democracia.
     De hecho, tales eran los desmanes y descréditos contra el gobierno de la República, que en octubre de 1931 se había promulgado una dura Ley de Defensa de la República para actuar contra loa actos de agresión contra la República,

    Estas idea me viene a vuelapluma tras las referencias de Manuel Leal, cuando escribe  en la página 23:  “…estas causas estructurales venían de lejos arrastrándose durante décadas, del atraco económico y de los profundos desequilibrios sociales de España con los que se encontró la nueva República que se inauguró en 1931. De profunda vocación reformista en correspondencia con la enorme expectativas que había despertado su instauración […] No solo había que democratizar el Estado, separándolo de la Iglesia y estableciendo la supremacía del poder civil sobre los militares, sino que había que transformar las condiciones de vida de las míseras capas campesinas y del proletariado urbano, estableciendo una legislación acorde con los países más avanzados y una reforma de las estructuras agrarias”.
      Evidentemente, la Republica tenía como fin primordial la modernización de España; sin embargo, eso uno de los principales obstáculos era la alto índice de analfabetos que rondaba un 70 % de la población, y la educación estaba en manos de la Iglesia, con lo cual los adoctrinaba y controlaba todo atisbo de cambio, revolución o desvío de la fe, de los españoles sometiéndoles la virtudes cristianas de humildad, obediencia,  resignación, y el mundo se mueve por la voluntad de Dios, impidiendo el desarrollo individual y el pensamiento científico, puesto que la idea de la creación del mundo y del hombre se basa en el creacionismo y no en los principios evolutivos de la Naturaleza o darwinismo. Poco se puede esperar el progreso de una Nación cuando su juventud se dedica a la Religión, por no tomar las palabras de Bakunin, de que “La religión es el opio del pueblo”. Pero, insisto los cambios sobre las creencias y la fe no fue ser llevados a la radicalidad.
      El bienio reformista duró apenas dos años, puesto cuando entra el bienio de la derecha también llamado bienio negro, pretende anula todas las reformas anteriores: agracia, militar, religiosa… El fracaso el bienio reformador se debe a su imposición de la libertad de conciencia y, por ende acabar con la religión católica de raíz, pues las creencias no se pueden cambiar de un día para otro. Los incendios de conventos e iglesias de mayo de 1931 por los anarquistas con cierta “permisividad” o “vista gorda” del gobierno, el provocó una herida de muerte política de cara a la opinión pública. He hecho, Niceto Alcalá Zamora presidente del gobierno provisional, dimitió por no estar de acuerdo con al redacción del artículo 26 de la nueva Constitución sobre cómo iba a quedar el asunto religioso, le sucedió Azaña, intelectual preclaro, pero sin capacidad de mando decisorio y eficaz.
       Lo que a grades rasgos sucedió,  es que en los años treinta no existía una conciencia de democracia real, es decir, respetar  el resultado de las urnas y las leyes, pactos o acuerdos tomados por los gobiernos anteriores. Como escribe Martínez Leal (pág.25): “Monárquicos, católicos, empresarios, terratenientes, pequeños propietarios asustados, nacionalista españoles, fueron creando un bloque social y político muy amplio de total oposición a las reformas y al régimen republicano”.  Grupo de poder, al que hay que añadir la Iglesia, llamémosle de derechas, que consiguieron ganar las elecciones de  noviembre de 1933, ganando la CEDA con 115 y el Partido Republicano Radical con 102, formó gobierno Alejando Lerroux. En Alicante ganaron también las derechas encabezados por Joaquín Chapaprieta y Torregrosa republicano independiente de derechas, José Martínez Arenas del PRC y Francisco Moltó Pascual de la CEDA.  Los republicanos de izquierda y los socialistas, que se habían presentado en coalición en las elecciones constituyente, y había perdido le echaron las culpas al voto femenino, que seguramente estaba dirigidas por la conciencia de la Iglesia.
      Y para mayor convulsión social los partidos de izquierda como al PSOE y el sindicato UGT y CNT, no conformes con los resultados electorales,  se encargan de promover huelgas y paros con lo que desemboca en la revolución o insurrección de octubre del 34 (Revolución de Asturias donde  murieron 1.100 personas entre las que apoyaron la insurrección, además de unos 2.000 heridos, y hubo unos 300 muertos entre las fuerzas de seguridad y el ejército; 34 sacerdotes y religiosos fueron asesinado. Y evidentemente, años después, al llegar la victoria del Frente Popular de izquierda del 16 de febrero de 1936, a los presos los sacan de la cárceles y son readmitidos en sus viejos empleos que había sido ocupados por los de la llamada derecha, con lo que se genera un conflicto de intereses.
     Es de interés lo que escribe Martínez Leal, sobre que la campaña electora del 36 fue apocalíptica donde afirma que en España una “fortísima división social”. Cuando gana el Frente Popular acabó en un auténtico desquite,  viejas rencillas, venganzas, el orden público se enquistó en las calles, prácticamente en toda la provincias de Alicante hubo incidente: Torrevieja, Castalla, Callosa del Segura, Ibi, Alcoi, Orihuela, Aspe y otras, huelgas en el puerto de Alicante. Die el 20 de febrero de 1936 fue el más convulso donde además que acabó de quedar la iglesias que se mantenían en pie.

    Sabremos por el contenido de este magnifico ensayo De las urnas a las armas, que el primer gobernador civil de Alicante nombrado por el gobierno de Azaña, se llama  Francisco Valdés Casas, nacido en Talavera de la Reina en 1899, militante de Izquierda Republicana, estuvo en el cargo hasta julio de 1937, tuvo como secretario a Eduardo Planelles Guijarro, redactor jefe (o administrador) de EL Luchador, que fue acusado de ejercer con excesivo rigor la censura  de prensa, sobre todo para evitar darle publicidad a los altercados de orden público y evitar el contagio a otras localidades vecinas. Valdés Casas evitó el levantamiento militar del julio del, exigiendo  al Gobernador Militar que en los cuarteles ondeara da la bandera republicana. Alicante fui fiel a la República desde el 1931 al 1939, fin de la guerra, donde  además sufrió el bombardeo fascista del Mercado Central del 25 de mayo de 1938, y nuestro puerto se convirtió en la última salida hacia el exilio en varios viajes del famoso barco inglés “Stanbrook”, al mando del capitán Archibald Dikson. Manuel Leal es también autor del libro El Stanbrook, un barco mítico en la historia  del exilio español (Universidad de Alicante, 2005)
    No olvida Martínez Leal los daños a la Prensa. Algunos periódicos habían desaparecido tras la destrucción del 20 de febrero del 36, sobre todo diarios conservadores como el El Día, que dirigía el periodista y poeta Juan Sansano Benisa, situados en la calle Villavieja nº 1 fueron asaltados y quemados en tres ocasiones: el 11 de mayo de 1931 (con un ataque en agosto), en 1934 y el 20 de febrero de 1936. Su casa tampoco se libraría de los ataques. Otro diario que sufrió daños el Diario de Alicante, dirigido por José María Ruiz Pérez-Aguila, que después de los destrozos sufridos, denunció en la medida de sus posibilidades la arbitrariedad y desmanes de izquierda, después de la guerra su local se convirtió en local de reuniones clandestina de los falangistas alicantinos. El Correo, decano de la prensa provincial y de tendencia conservadora dejó de publicarse en abril.

      Retrocediendo en el tiempo, en mayo de 1931 se incendiaron en Alicante las Escuelas Salesianas, el Colegio de las Carmelitas, la Parroquia de Benalúa, el Convento de San Francisco, la casa de ejercicios de la Compañía de Jesús, el Convento de las Oblatas, la Iglesia del Carmen, la Residencia de los Jesuitas, el Convento de Capuchinos, el Convento de Agustinos, el Palacio Episcopal, el Colegio de Jesús y María, el Colegio de la Compañía de María y el Colegio de los Maristas., las que quedaron en pie la quemaron el 20 de febrero del 36, como en Elche (Alicante) incendiaron del convento de las Mercedes y la iglesia parroquial de San Juan, asalto de la residencia de Padres del Corazón de María con dos muertos y varios heridos. La Basílica de Santa María de Elche fue usada como garaje de coches con un cartel en la fachada que decía "edificio destinado al servicio de la República". Todo su interior quedó destruido junto con numerosas obras de arte y objetos de culto religioso.
       Los incendios de conventos e iglesias, y los hechos vandálicos en los centros religioso no favoreció nada al prestigio de liberalismo de la República, sino que fue usado como excusa y en su contra cuando se gesta el golpe militar. El polémico artículo 26 de la Constitución de 1931, o no fue entendido, no fue bien aplicado, o se aprovecharon de él los anarquista de la CNT, para demostrar que eran más radicales que nadie, o que sus vecino, camaradas o compañeros

     CONCLUSIONES:
     Para no extenderme más en mis comentarios, considero que De las urnas a la armas de Juan Martínez Leal es un estudio, ensayo imprescindible para el estudio de esta época tan convulsa de la historia de Alicante, que se debería estudiar en los institutos y universidades para que  crear un conocimiento de la Memoria Histórica que no debemos ni desconocer ni olvidar. Y nuestros futuros jóvenes políticos aprenden de los errores cometidos aquellos políticos exaltados e intolerantes de la Republica (uno y otro bando) y guerra civil, para no volverlos a comenten ellos y no se vuelvan a repetir. Mi felicitan al autor.

Escritor, poeta y pintor
Alicante 24 de octubre 2014


Biografía: 
JUAN MARTÍNEZ LEAL, nacido en Elche el 19 de diciembre de 1951, reside en Alicante. De padre murciano (Cehegín) y madre nacida en Catral, ambas familias llegaron a Elche en plena posguerra. Cursó la escuela primaria en las Escuelas Graduadas y en el colegio Sagrada Familia de dicha barriada. Realizó sus estudios de Bachillerato en el Instituto Laboral de la ciudad. Comenzó sus estudios universitarios en el recién creado CEU de Alicante, licenciándose en Filosofía y Letras, sección Historia, en la Universidad Autónoma de Barcelona en el año 1975.  Doctor en Historia por la Universidad de Alicante en 1991. Es catedrático de Enseñanza Secundaria. Comenzó su labor docente como profesor del Instituto Miguel Hernández  de Alicante en el curso 1976-1977. Ha ejercido como profesor de Geografía e Historia en los institutos de Jijona, La Vilajoiosa, Virgen del Remedio de Alicante y Figueras Pacheco de Alicante. Entre 1997 y 2004 fue profesor Asociado de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad de Alicante.


lunes, 20 de octubre de 2014

Presentación libro en Casa Bardín titulado "De las urnas a las armas".

"De las urnas a las armas", El Frente Popular y los orígenes de la Gurra Civil en la provinica de Alicante.
de Juan Martínez Leal.

Ver la presentación

Moros y Cristianos por la libertad de Calp

(Desembarco de moros en la costa de Calpe)

Las fiestas patronales llegan a su ecuador con el Desembarco, un acto que emula el momento en el que las tropas berberiscas arreciaron en la bahía calpina en 1744 para tomar la villa, y cuya batalla se saldó a favor de los cristianos

20.10.2014 | 09:02
Desde lo alto del Mascarat se divisaban las nubes de pólvora izándose desde la playa del Arenal de Calp cuando el reloj acababa de marcar las once. Bajo un sol de justicia, la mañana se ensombrecía con la llegada de seis barcos negros como azabaches ondeando en sus mástiles la temida bandera de la Media Luna. Estaba a punto de comenzar el Desembarco de las fiestas patronales calpinas, los Moros y Cristianos que cada octubre honran al Santíssim Crist de la Suor.
En la playa, vecinos y turistas habían tomado posiciones en el paseo, en la area y muchos también incluso dentro del agua. Nadie quería perderse la batalla que estaba a punto de librarse aunque fuera desde una amplia distancia acotada por la organización por motivos de seguridad.
La expectación se mantuvo durante cerca de un cuarto de hora, tiempo que tardó el emisario moro en arribar hasta la orilla y encontrarse con los parlamentarios cristianos, que llegaron a caballo a su encuentro. El sarraceno les reclamó la rendición de la plaza asegurando al Capitán Cristiano que si aceptaban deponer las armas niños, mujeres y hombres podrían mantener sus vidas. De lo contrario, les auguraba una muerte segura bajo el filo de las afiladas cimitarras de su ejército, que a buen seguro ganaría –según dijo– a un puñado de agricultores y pescadores no duchos en el arte de la guerra.
El defensor de Calp habló entonces preguntando al musulmán si junto a sus vidas, a cambio de esa rendición podrían mantener su libertad, sus costumbres, su modo de vida. Una aspiración que el moro descartó en el acto replicando que una cosa era la vida y otra vivirla como hombres libres siendo un pueblo vencido. Su futuro sería ser vendidos como esclavos en la tierra lejana de donde procedían. Los defensores de la palabra de Roma zanjaron el parlamento rehusando perder la libertad sin lucha y regresaron a la atalaya dispuesta en la playa para encarar la embestida.
En apenas cinco minutos las naves de los invasores comienzan a tocar tierra y de ellas saltan para ocupar sus posiciones de ataque.
En la torre cristiana el bando de la Cruz se arma y comienza la defensa. Tras el tronar, la batalla de arcabuces se activa incesante. Moros y cristianos no cesan en su empeño y durante largo tiempo mantienen el espectáculo ante la mirada atónita de quienes lo presencian por primera vez y la cómplice de quienes llevan años presenciándolo, recordando los tiempos en que podían contemplarlo todo mucho más cerca sentados sobre la arena.
La batalla simula entonces una inminente victoria del enemigo con la huida de los calpinos por la avenida Gabriel Miró, para subir después por la calle Goleta hasta la plaza Mayor, perseguidos de cerca, trabuco en mano, por quienes ocuparán la población hasta el día 22, el día de «El Miracle».



..................................NUEVO IMPULSO.............
Alciante y provincia con sus animadas fiestas de moros y cristiano y sus hogueras, más las fiestas de San Juan, playa, chiriguitos, bares, salas de fiestas, se convierten en un gran escenario de un gigantesco parque de atracciones, porque es el turismo nuestro río económico caliente. Y porque en nuestras entrañas moras, judías, guerreras, valenciana, aragonesa, mucianas y cristiana corre una tradición de espectáculos de fuego, cañonazos y catapultas, que nos hacer ser extravertidos y dueños de la exhibición, del portagonismo y del espectáculo, para que nos vean, y para que esos millones de turistas se gante la pasta viendonos, y bebiendo la rubia cerveza Mahon, Aguila, San Miguel, Cruzcampo, Alhmabra, La Estrella, de todas marcas, menos ninguna que lleve el nombre de Alacant, porque no somos productores de trigos ni de centenos, sino de ricos vinos.

sábado, 18 de octubre de 2014

Comentarios de la exposición fotográfica de Fernando Mateo & Julio Escribano

        Acelerado y con el corazón exprimido como un limón, me pongo esta mañana al ordenado sin pausa.  A veces,   vamos a las exposiciones llevados por el compromiso de las invitaciones de los amigos,  o como arropamiento de los artistas compañeros. Pero en esta ocasión ha sido una feliz idea el haber ido, porque me he venido casi flotando y esto sí que es raro en mí, por mi “mala pata”, como si hubiera tomado un sorbo del bálsamo de Fierabrás esa poción mágica capaz de curar todas las dolencias del cuerpo humano, según Don Quijote de la Mancha. Además  he podido saludar a compañeros que hacía tiempo no veía. Y a otros, a los que no saludé porque en la sala de Ámbito Cultural no cabía ni un alma más errante de la belleza.

    Con permiso de Julio Escribano y Fernando Mateo, me voy a convertir en algo así como traductor de esta exposición fotográfica que ellos han titulado “Historias sin palabras”, que es lo mismo que  “non coment”, y sin palabra nos habéis dejado, acercándonos o alejándonos de la realidad de los instantes, al unirse en vosotros dos fuerzas progresivas y recíprocas en un mano a mano, haciendo uso de la licencia taurina, y en que además sirve el lema de los Reyes Católicos: “Tanto monta, monta tanto Julio como Fernando”, que se puede ver y admirar durante este segunda quincena de octubre, y por añadidura os la recomiendo.

    Tras la presentación preceptiva tanto de Cristian Cutillas, gestor de Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Alicante, como la del inefable y siempre acertado Carlos Bermejo, secretario de la Asociación de Artistas Alicantinos, que se derramó en elogios hacia Fernando y Julio como gran conocedor de la trayectoria de ambos, éstos por su parte, tomaron la armadura de las palabras para hablar de las colección de las historias expuestas en imágenes, y, como no, hablaron de lo que traían y agradecieron la asistencia del respetable. Luego hubo un vino de honor con cava de La Mancha y pastas, y se formaron los corrillos habituales en las tablas.  A continuación me entrevisté con cada uno de los  artistas-fotógrafos, porque un fotógrafo hace tiempo que dejó de ser artesano del fotomatón para ascender en rango y ser ascendido a oficial de las artes.

    A Fernando Mateo le pregunto sobre la técnica empleada para su serie “Enfarinats” o en harinados,  referida a la tradicional guerra de harinas que se celebra cada años en Ibi el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes,  donde por poco pierde un oído por culpa de una carretilla que le explotó muy cerca de la oreja, riesgos del oficio más peligroso del mundo, o si no que se lo pregunten a los reporteros de guerra. De Mateo me llamó la atención esta serie de enharinados vestidos con trajes de época, y  además la foto en blanco y negro de un músico de color en Roma, la del reflejo del Ayuntamiento de Alicante o la del palmero subido a una palmera que parece tomada de noche con luz de luna y que según me cuenta la hizo a las cuatro de la tarde, lo que ha pasado es que ha usado unos filtros. Pero no hay mejor forma de describir esta escena del palmero que acudir a nuestro Miguel Hernández, cuando en Perito en lunas, escribe:

     Jinete que a tu misma grupa vienes
     para entrar con las luces en batalla,
    de la copa dorada, por tu empeño,
     haz la degollación, tras el ordeño.

    A Julio Escribano le pregunté por el proceso creativo de su juego de luces, composiciones nuevas, y, a mis preguntas de si había utilizado el “Photoshops”, me dijo rotundamente que no, que era el resultado de buscar reflejos, lunes, cristales y otras casualidades, lo que el objeto captura sin trucos ni cartón, aunque él tampoco está en contra de que otros fotógrafos lo usen. Y la verdad es que ha conseguido una obra muy original y colorista abstracta. Y para no dejar el texto de Julio sin una cita poética, recuerdo a mi adorado Federico García Loca cuando escribe sobre la luz que es una alucinación:

       Y una alucinación
       me ordeña las miradas.
      Veo la palabra amor
      desmoronada.

     Aunque el vocabulario jergal de los fotógrafos en muy técnico, como pixeles, enfoques, bull de velocidad, obturador y no sé que cuantos tecnicismos más, evitaré hablar de ello porque, lo que yo sé es darle al botón del disparador en automático y a lo que salga. Sin embargo, en bueno aplica la oreja por si se me pega lago y aprendo, y es que esta exposición  sirve para implicarme más en la técnica fotográfica, en el oficio del domador de disparos de luces y contraluces,  cazadores empedernidos  de instantes, escenas, motivos, momentos de la vida y del alma de las cosas, que a veces, te quedan grabada en la mente y no las puedes olvidar.

     Es que como espectador privilegiado por haber  asistido a la inauguración, no me puede venir a casa y acostarme sin más,  en un sueño plácido, porque después de ver estas fotos casi no podía acomodar el sueño al beso de la almohada, sobre todo cuando uno viene reventado de emociones y, piensa, en las fotográficas e imagina en las instantáneas, y además que se han quedado allí solos en la  oscuridad hablando entre ellos de cómo ha ido la inauguración, porque tienen vida y palabras.  Porque considero que las obras de arte tienen vida propia como la luz de un diamante encarcelado en el cristal.

    Por lo general, cuando admiro una fotografía lo primero que me viene a la cabezas es la siguiente pregunta: ¿qué estaba pasando por la cabeza del  fotógrafos cuando capturó una u otra escena, por qué buscó, seleccionó uno y otro encuentre, enfoque, qué intensidad de “ruidos” evitó, o por qué rompió la ley de la compensación de las formas, volúmenes o masas?  Estos momentos de oprimir el disparador como un pulsar de corazones, es siempre  un instante decisivo e irrepetible, a veces buscado, pero casi siempre encontrado, como suele ocurrir con los grandes inventos.

    Estas fotografías, muchas en blanco y negro, como requiere la tradición del género fotográfico con un balance de tonalidades de tonos fríos y a veces ocres, neblinas o en movimiento, me paro a reflexionar y es que nunca acabas por despegarte de las fotografías expuestas, algunas de tamaño grande. En su conjunto son historias urbanas, juegos de luces y colores que te elevan la temperatura, sólo la fotografía puede conseguirlo gracias a las máquinas actuales digitales y sofisticadas. En algunas fotos de Escribano abundan los efectos de la luz de las cosas más simples de fuegos artificiales.

      Cuando uno quiere escribir frente al ordenador con la fuerza de la crítica propia y objetiva, lo primero es  deshacerse del encantamiento que has sufrido, quizás por los efluvios del cava de honor más el recuerdo de las imágenes y la charla con los amigos. Uno acude a la llamada: “atención memorística del interés” que como una descarga eléctrica nos sacude la memoria, y  me pregunto si he sido yo solo el herido o además  los otros espectadores también han sido víctimas de este encantamiento. Queremos comprobar que no somos  solamente nosotros, uno más de los afectados, el que ha recibido ese rayo de luz en la memoria de las retinas que por poco nos ingresan en el hospital. Por eso, sólo me queda recomendar esta exposición que considero muy original por los temas presentados, acertada por la composición, sugestivo por la emoción recibida… Y estoy seguro que volveré a verla con más detalle para observar en solitario ese mundo imposible de olvidar de los “farinats”, la mujer mendigo,  los reflejos de edificios en el agua, el músico, el palmero, los nocturno, el pase de pecho de un torero que se ha movido o reflejos de figuras en el agua, o la más inaudita e imposibles composiciones de colores.

     Felicitaciones a los dos por este regalo de imágenes,  y os convido a seguir por el único camino que en arte es acertado: el de trabajar con toda libertad y ganas de descubrir nuevos mundos, que estás en éste pero por una u otras razones no los vemos.

Ramón Fernández Palmera
Escritor, poeta y pintor 
  
Alicante, 18 de octubre 2014




    

viernes, 17 de octubre de 2014

Inauguracion esposición fotografica de Julio Escribano y Fernando Mateo







   

    Con el aforo al límite de su capacidad, en la tarde-noche de hoy viernes, se ha inaugurado en el Ámbito Cultural de E Corte Inglés, la exposición que con el título “HISTORIAS SIN PALABRAS”, nos muestran una treintena larga de fotografías de “autor”, de nuestros compañeros JULIO ESCRIBANO y FERNANDO MATEO. Abrió el acto protocolario de inauguración y bienvenida, el director del Ámbito Cultural CRISTIAN CUTILLAS, quien tras saludar al público y agradecer su presencia, comento con su habitual brevedad y elegancia la exposición que se inauguraba, ponderando la calidad de las fotografías de JULIO y FERNANDO, “a quien no era necesario presentar pues en la sala destacaban las caras conocidas de la Asociación de Artistas Alicantinos, a la que ambos pertenecen, y para presentarlos estaba CARLOS BERMEJO, secretario de la misma bien conocido por todos en su faceta de presentador, a quien le cedió la palabra y en su alocución dijo; “Señoras y señores. Queridos amigos y compañeros. Si yo fuera consecuente con el título que da nombre a esta exposición, tendría que ahorrarme las palabras para contar la historia de estos dos buenos amigos y compañeros de Asociación, que me han puesto en la tesitura de presentarles en su condición de no buenos, si no de excelentes fotógrafos que ellos sí son capaces de contar múltiples historias de la vida que bulle por calles, plazas y paisajes urbanos y campestre, sin necesidad de decir “ni mu”. Sin embargo, para mí que en cuestiones técnicas de la fotografía no soy capaz más allá de apretar el disparador y en el mejor de los casos me suele salir alguna foto más o menos pasable y la mayoría movidas, me asombra lo que estos dos maestros de la fotografía instantánea de aquí te pillo, aquí te sorprendo, son capaces de lograr con esas cámaras que se gastan, ( que debe ser mucho porque suelen valer un huevo), que tienen tantas teclas que tocar antes de disparar, como comprobaciones hacen los pilotos de jumbo antes de volar. Por tanto, y como yo no tengo otro recurso que la palabra y no tan sobrada como ellos tienen la técnica fotográfica, tengo que echar mano de ella para contar algo, poco para lo que están logrando, de la historia fotográfica de estos dos compañeros de la Junta Directiva de la Asociación de Artistas Alicantinos, que son dos importantes pilares sobre los que se asienta la buena imagen que la han hecho popular y grande. Presentar a JULIO ESCRIBANO, es caer en la redundancia, pues a JULIO lo conocen en la Asociación hasta los gatos que no tenemos, y fuera de ella se pasea por el mundillo fotográfico alicantino y de más allá. Es popular en cursos y concursos, y sus fotos en el blog y Facebook de la Asociación son admiradas, codiciadas y solicitadas por quienes se ven reflejadas en ellas. Y cuando cuelga en la red, algunas de esas en las que juega con efectos técnicos sin la trampa ni el cartón del Photosol, en las que logra captar el motivo o tema desde la óptica de su originalidad artística, le llueven múltiples alabanzas de los amantes de las buenas fotografías y al pie de ellas se acumulan los “me gustan” y los “comentarios” elogiosos. Y todo eso lo ha logrado JULIO, desde hace unos cuatro o cinco años para acá, cuando dejó aparcado el óleo y la acuarela y se lanzó con las armas de su visión artística para la imagen y su inagotable pasión y dedicación para aprender, al competido mundo de la fotografía, donde para ser alguien y ganar concursos y selecciones como él lo está logrando, y ganar el aprecio de sus eventuales modelos y modelas, que se chiflan por ser fotografiados por él, no basta con saber apretar el disparador. De FERNANDO MATEO, casi desconozco el cuándo y el cómo llegó al mundo de la fotografía, pero los que si se, es que hace tan solo un par de años que llegó a la Asociación y ya venía en su calidad de artista fotógrafo que es una de las tres artes plásticas, que junto a la pintura y la escultura, tiene cabida en nuestras filas. Y también sé, que desde entonces se ha ganado el aprecio y la consideración de todos sus compañeros, como persona y la admiración como fotógrafo de calidad artística, que vemos crecer de un día para otro y ese otro siempre es para mejor. FERNANDO, es un todo terreno de la fotografía artística en cuanto a los temas. Los toca todos y en todos tiene aciertos como para estar cosechando con ellos algunos premios y selecciones. Pero su popularidad entre nosotros la está logrando, como experto amable y diligente, que sin necesidad de “mostrar el pajarito” de los fotominuteros de antaño, capta posados personales ante phfotocaal de la Asociación, por el que pasan los días de inauguración de exposiciones, una media de entre cien y ciento cincuenta personas, para ser inmortalizadas por el retratista y salir en el remedo del ¡HOLA!, del blog de nuestra Asociación.
     Y como quiera que no voy a decir nada sobre las fotografías que aquí cuelgan, porque ellas, como sus autores, cuentan su propias HISTORIAS SIN PALABRAS, y por aquello que se dice“ una imagen vale más que mil palabras” ,y yo digo que si son de JULIO y FERNANDO, valen más que cien mil de las mías, termino diciendo que estos dos queridos compañeros nuestros, son para nuestra Asociación, algo así como los notarios que dan fe con su testimonio gráfico de lo mucho que venimos haciendo en los últimos años, y aunque yo no escribiera nada en el boletín, en el blog o en Facebook, que vaya usted a saber si alguien lo lee, sería suficiente para narrar sin palabras las muchas historias de los mejores años de nuestra Asociación. Muchas gracias.”
 
      A continuación tomo la palabra FERNANDO MATEO, quien “para que no se le olvidara nada” leyó con su bien timbrada voz y excelente dicción, las siguientes palabras que fueron interrumpidas con un cálido y emotivo aplauso cuando agradeció a su familia “y especialmente a mi esposa Cristina” el apoyo que le prestaban en todas “sus aventuras”: “Buenas tardes a todos, familiares, amigos, público en general. Ante todo agradecer al Ámbito Cultural del Corte Inglés, en la persona de su representante Christian Cutillas, nuestro agradecimiento por la cesión de esta sala. Su labor en pro de la difusión del arte y la cultura, así como su compromiso con la sociedad alicantina es una realidad contrastada a lo largo de muchos años. Muchas gracias, Christian. Agradecer como no, a Carlos Bermejo, Secretario y “alma mater” de la Asociación de Artistas Alicantinos, por sus entrañables palabras que nos animan a seguir aprendiendo en esta difícil travesía que es la fotografía. Por último, agradecer a mi familia, y especialmente a mi esposa, Cristina, que me aguanta y acompaña en todas mis aventuras y excentricidades fotogénicas. Gracias Cris. En cuanto a la exposición y para no hacer excesivamente larga las presentaciones, quiero hacer un breve alegato a favor de la fotografía en general y de la mía en particular. Hoy día, pocos dudan que la fotografía es un arte: es el arte de la luz, escritores de luces, como se autodenominan algunos colegas, así como la pintura es el arte de la línea y el color. La belleza se puede encontrar en todas las cosas. Ver y componer la belleza, es lo que separa la instantánea de la fotografía. Pero como en toda disciplina, existen múltiples y variadas formas de interpretar la obra. Coincido con el crítico de arte húngaro Ludwig Hevesi cuando afirma: “A cada época su arte, al arte su libertad”. A mí en particular, me interesan menos las reglas y convenciones, la fotografía no es un deporte. La fotografía debe sugerir. La fotografía es, antes que nada, una forma de mirar, así que miren ustedes y ojalá que les guste lo que ven. Buenas tardes y muchas gracias por acompañarnos en esta exposición.”

    Cerró el acto, JULIO ESCRIBANO quien al escrito que traía preparado lo apostilló con improvisados comentarios que gustaron al respetable: " Lo bueno de hablar el útimo, es que Carlos y Fernando ya lo han explicado todo perfectamente, pero si me quiero sumar en dar las gracias a todos los que nos acompañais hoy, familiares, amigos, compañeros, creo que nunca el Corte Inglés ha tenido tantos artistas por metro cuadrado, entre pintores, fotógrafos, etc. En cuanto a las fotografías que he traído, quisiera explicar que hace dos años me plantee que debía experimentar de hacer otras cosas en fotografía, ya que cuando miraba a mi alrededor veía cuadros...No era de extrañar después de estar pintando durante muchos años, y eso es lo que he querido plasmar en varias de las fotografías...Nada es lo que parece muchas veces, pero está ahí y nos rodea...Puedes encontrar un Miró en una abstracción de un grafiti callejero, o ver Manhattan en una escultura de Eusebio Sempere, todo es cuestión de como mirarlo y mi fantasía no tiene limites; en el resto de las fotografías he tratado de captar la realidad un tanto deformada a través del objetivo, sin photosop, ya que trato de reflejar lo que veo o lo que imagino sin manipular. Muchas gracias a todos. Como ha dicho Fernando, gran amigo y fotógrafo, deseamos que os guste. Y ahora vamos a tomar una copa."

    Finalizado en acto protocolario, los artistas, ofrecieron a los asistente un espumoso vino de honor acompañado de un exquisito y tentador surtido de pasta de té, que hizo las delicias de todos y dio pie a las agradables conversaciones y corrillos, que son “la sal” de las inauguraciones”. Y aunque, las historias que cuentan las fotografías de JULIO y FERNANDO, son para ser vistas, en mi opinión no especializada , estamos ante una de las buenas exposiciones que al día de hoy, se pueden ver en Alicante: JULIO experimental y creativo, transforma la realidad y la convierte en abstracción; FERNANDO, por medio de su poética visión, transforma el realismo en magia. Distintos pero no distantes, los dos hacen arte con la fotografía.

Carlos Bermejo Alicante,
 17 de octubre de 2014

Presentación del libro "Alicante biografía de una ciudad" de Miguel Ángel Pérez Oca en Club Información.

(Mesa de presidenica: Lola Torrent, Miguel Ángel Pérez Oca (autor), Alfredo Campello y Adolfo Celdrán)

(Pérez Oca firmando un libro a Ramón Fdz. Palmeral)



                            (Público en Club Información, en primer termino Pablo Sandoval)


 Comentarios a la presentación de “Alicante biografía de una ciudad” de Miguel Ángel Pérez Oca



      ¡Bravo, bravo y bravo! Miguel Ángel por haber escrito un libro imprescindible y como tú mismo dices: necesario, sobre partes destacadas de la historia de nuestra ciudad y de nuestra alicantinidad. Un libro, que como dices estaba ahí pero que había que descubrirlo, desenterrarlo como si hubiera estado oculto en un yacimiento arqueológico, placer de un anecdotario que por razones de vivir en una sociedad de consumo salvaje, veloz a caballo del mundo global que nos esclaviza, hemos olvidado, bien por nuestro “menfotismo”, por negligencia de otros tiempos que destruyeron el Alicante amurallado e histórico por un Alicante moderno y maltratado en el boom de los años del turismo, que permitió convertir en lodo del olvido nuestras murallas, nuestras puertas o albarranas, nuestras piedras más emblemáticas, como si lo antiguo e histórico fuese odio, y diría más: vergonzoso.
      El Club Información estaba completo de amigos y público, lo cual indicaba una vuelta al amor por los libros y sobre todo cuando son nuestros de tema alicantinos. Fue presentado por la Lola Torrent, que hizo de moderadora y que dio paso a Alfredo Campello, presidente de Alicante Vivo, y luego a Adolfo Celdrán, cantautor, profesor miembro de la Memoria Histórica, cada uno de ellos disertaron sobre la amistad que le une con el autor, y las circunstancias que rodearon la publicación de este hijo pródigo en papel Alicante biografía de una ciudad, pues de sobra sabemos, los que nos dedicamos por amor a esto de difundir la cultura, lo difícil y alto en espadas que se ha puesto esto de editar, y el desinterés manifiesto de nuestra autoridades municipales y otras instituciones por arropar y patrocinar libros de interés patrimonial como es el tuyo. 
      Luego Lola de dio la palabra a ti (Miguel Ángel Pérez Oca), y con proyección de diapositivas, porque que hemos de reconocer que el Club Información tiene la pantalla más grande de Alicante, además de ser el foro cultural que más butacas tiene de asiento, empezaste de una forma amena y didáctica a contarnos los episodios más relevantes de nuestra historia local alicantina que nos dejó con la miel en los labios y con el deseo irrefrenable de llegar a casa y empezar leer el libro (que por cierto, fui el primero en conseguir su dedicatoria). No olvidó a su hermano Eusebio que ha sido investigador infatigable en los archivos. Luego hubo una rueda de preguntas. Entre las autoridades asistentes destacaría la presencia de Pablo Sandoval, Concejal de Juventud del Ayuntamiento, escritores, pintores y personajes del mundo de la cultura.
    Alicante biografía de una ciudad, consta de 335 páginas, ilustrado con fotos antiguas en su mayoría cedidas por Antonio Soler, así como dibujos del autor, y magníficamente editado por Miguel Tébar director de la editorial Temporae de Madrid, porque siempre es Madrid la puerta más cercana a donde tenemos que acudir los alicantinos para publicar y que no nos falle en el intento, porque en Alicante solamente tenemos una editorial pero es de pago, y autoediciones, que no hace falta mencionar aquí. Un libro de formato cuadrado de 16 por 16 cm. tiene una portada singular con foto del castillo de Santa Bárbara sobre el Bencantil, tomada desde el paseo de puerto con un primer plano esas columnas de capiteles compuestos, más que corintios, que pertenecieron al claustro de la desaparecida Comandancia de Marina. Consta de 64 capítulos que cronológicamente nos hablan desde “El escudo con las letras equivocadas” hasta “El presente no es Historia…todavía”. Un libro que tiene una prosa didáctica y fácil de entender
    Para concluir tengo que decir que Miguel Ángel Pérez  Oca que, ya formaba parte de nuestra historia contemporánea, ahora con este bello, y repito, necesario libro, forma  parte de la cepa selecta del elenco y reducido grupo de eruditos y historiadores nuestros.
Recomiendo su lecturas y al autor  la inclusión en la utópica Academia de la Historia Alicantina que algún día crearemos.
 Ramón Fernández Palmeral
 Escritor, poeta y pintor
Alicante, 16 de octubre 2014

   

Video de la presentación de Videospalmeral:

jueves, 16 de octubre de 2014

Estatus social en el cine de Hollywood

  

    La hipocresía anglosajona se refleja en las costumbres heredadas del conservadurismo de la sociedad norteamericana, multirracial, multicultural, desestructurada familiarmente, donde imperan las apariencias de tener cosas por medio del poder económico, y tópicos como clichés de los que no se pueden desprender los guionistas. Excepto el grupo étnico de hispanoamericanos y chinos que llevan su vida independiente a  la del gringo o yanky.

   Existen dos grandes grupos de películas: las de violencia y a comedia. Dentro de la violencia están las de guerra, las de matanzas con armas sofisticadas, espías de la CIA o del FBI, las intrigas gubernamentales del poder, o criminales psicópatas, disparos y pistolas; en cambio, el puritanismo permanente “hollywoodiano” prohibe fumar o decir palabrotas o insultos. Pero las armas, que en Europa y en España odiamos, las usan, compran y venden como juguetes. En el cine los peligrosos casi siempre son afroamericanos, puertoriqueños, italianos mafiosos o algún sudamericano. Eso sí cuando tienen que buscar a alguien que interprete a un latino, ellos lo ponen, no le pintan la casa ni nada de eso.

    El segundo bloque es la comedia con los mismos clichés sobre prohibido fumar, decir palabrotas enseñar un pecho o un pene, en cambio se puede beber alcohol a mantas porque es masculino y asumir que se consumen drogas débiles como la mariguana. El eje principal de la comedia es el matrimonio que acaba en boda, los protagonistas siempre están divorciados, separados o vienen de una relación dificultosa, tienes hijos de otros matrimonios. Los hijos de ambos siempre son rebeldes son problemáticos como dando a entender que son victimas de la separación de los padres. Otro tema tabú es el aborto, ya que la industria del cine propaga tener hijos.

     Los oficios de las protagonistas suelen ser camareras, altas ejecutivas, periodistas o tienen su propio negocio de flores o de galletas caseras. También suelen ser casadas que tienen algún desliz matrimonial o antiguo adulterio con un guaperas una noche de borrachera, y la mañana del día siguiente ella no se acordará de nada, y como una tonta le preguntará al hombre qué paso anoche que no me acuerdo. Las mujeres borrachas están muy mal vistas en la sociedad española y latina. La virginidad en la mujer joven está mal vista, es que mejor que alguien la haya desvirgado en el Instituto, al entrar en la pubertad, es como una señal de independencia y liberalismo. También puede beber alcohol como un hombre, y no fumará.

     Los jueces siempre son hombres o mujeres de color, lo que da a entender que es la cuota que le impone el sindicato de actores a la productora. En cambio, los fiscales y abogados defensores son siempre hombres o mujeres blancas. En ninguna película que yo recuerde aparecen mujeres abogadas, o cirujanas de color, como si en a vida real no las hubiera. Por lo general, a las afroamericanas las presentas como mujeres policía, madres gordas que viven en bloques de pisos, mientras los blancos viven siempre en urbanizaciones o en casas grandes con piscina. Y la envidia está muy a flor de piel. Y es que el machismo de los norteamericanos presenta a una mujer maltratada psicológicamente, un poco tonta, siempre con faldas, sin pantalones, bebedora y con muchas ganas de que las quieran.

    El concepto de familia que tenemos los hispanos no existe para ellos, los hijos abandonan el hogar con 18 años, y se acabó la relación paterno-filial. La relación familiar de los protagonistas se ampara siempre en algún amigo o amiga que conocieron en el instituto o en la universidad (no existe otra forma de conocerse). Cuando tiene problemas económicos, sociales o de hijos, jamás acudirán a los padres,  por lo general la madre está sola en alguna residencia o con problemas de salud.  En el cine quienes peor visto salen son el padre, al que casi siempre presentan como un maltratador de un infancia, alcohólicos, pendencieros y que los les abandonó  de pequeño, de aquí proviene el odio al padre.

    Las muestras sociales frecuentes son los entierros, en toda película verás uno, a la forma tradicional, parece que no existen tanatorios ni incineración. Las fiestas son el día de Acciones de Gracias, donde una vez al año se reúne toda la familia y sabemos que van a salir peleados, lo mismo que en alguna cena familiar. Otra fiestas son los cumpleaños y la famosa palabras ¡sorpresa!. Otra fiesta es el día de la Independencia de los EE.UU, del 4 de julio. Otras es Halowey y la Navidad.

   El cine de Hollywood es un potente industria, que retrata la vida de los norteamericanos como alcohólicos, ligeros de pistolas, mucho psicópatas, el hombre se muestra como algo calzonazos, con mucho miedo a sufrir un divorcio, y si recibiera alguna bofetada de mano blanca (mujeres) nunca responderá a las bofetadas femeninas porque está pena y muy mal visto pegar a una mujer.



   Esto es lo que yo veo y escribo en Alicante, a 16 de octubre de 2014-10-16

Ramón Palmeral

.......................................... Traducción automática..........
   Anglo-Saxon hypocrisy is reflected in the inherited customs of the conservatism of American society, multiracial, dysfunctional family, where prevail appearances have through economic power, are cliches that the writers not be detached. Except for the ethnic group of Americans and Chinese leading her independent life to the gringo or yanky.   There are two major groups of films: the comedy and violence. Within the violence are those of war, the killing with sophisticated weapons, spies of the CIA or the FBI, the governmental machinations of power, or criminal psychopaths, shooting and guns; on the other hand, "Hollywood" permanent Puritanism prohibits smoking or say.