ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 23 de junio de 2018

La actitud infantil de Torras ante el Rey en los Juegos de Tarragona



La actitud infantil de Torras ante el Rey en los Juegos de Tarragona



Cuando un escritor novel quiere hacerle llegar su novela a un escritor famoso o importante, aprovecha las conferencias o actos oficiales para entregarle su libro en mano. Libro que si no va directamente a la basura no será leído por al escritor famoso. Porque uno lee lo que le interesa.

La misma fórmula empleó Torras ante el Rey, entregándole unos informes de lo que pasó el 1 de Octubre ante un referéndum ilegal según el Tribunal Constitucional. El agravio que sienten los catalanes independentistas es el que ellos mismo se han montado y seleccionado. Porque aquellos que incumplen las leyes solamente puede recibir correcciones.

El libro o los libros entregados al Rey Felipe VI en, en mamo, un acto oficial es propio de infantilismo e impotencias. El Rey Felipe se lo hará pasar al Presidente del Gobierno, y ahí se quedará para su estudio.

Todos los actos oficiales a los que acude en Rey son refrendados por el Gobierno. El Rey no puede ir a donde la parece.

Lo que sí ocurrió es que Torras recibió una pitada del público, que según sus asesores debió ser orquestada por grupo constitucionalistas. Cuando ellos lo hacen es libertad de expresión. El himno de España también volvió a ser pitado, pero esta vez por un grupo reducido y lejano.

Torras, versus, Puigdemont, tienen los días contados. No tienen la mayoría de los catalanes, o sea, que tiene al pueblo catalán divididos  en dos grandes grupos confrontados.

Torras ha de volver a la ley, que es su único camino, pues no existe, por mucho que se empeñe la república catalana. Cataluña es España.   

R.F. Palmeral
Nuevo Impulso