ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 23 de marzo de 2015

Por qué gana siempre el PSOE en la Junta de Andalucía. En el análisis de textos.

     La tradición histórica de Andalucía es la del señorito a caballo sobre los terrones de los latifundios. Es el toro en la dehesa, libre, la feria de Sevilla, el flamenco, el baile y la charanga, es la idea de que aquí nunca se soluciona nada y esto no va a cambiar. La Junta de Andalucia es Canal Sur.  Es la idea de que la vida son cuatro días, y somos de la izquierda simpática. Y es Picasso y su comunismo millonario. Y es Romero de Torres en el billete de 100 pesetas. Y es la mezquita de Córdoba y los curas. La Alhambra de Granada es roja de toda la vida nazarí. Y son pueblo cosido a la montaña de Cádiz. Y es marisma hasta Ayamonte y los chiste de Lepe. Y es Lorca y es las Bodas de Sangre y la casa de Bernarda Alba. Y es el fino y el moriles, y los peacaditos fritos, y la gamba de Barbate. Y es Guadalquivir madio rio y medio mar. Y territorio del lince felino y del lince humano. El Cabo de Gata esculpido en un volcán allá por la Peineta, y los peliculeros con sus gitanos como indios en el desierto de Tabernas y el miniholywood. Las migas del pan del día anterior. Y es la Axaquia de los vinos moscatel y los guiris borrachos de sol de Frigiliana y Competa con las tetas al aire en los terraos. Y es la cueva de Nerja y los prehistóricos acostados. Y es la Alpujarra infectada de guiris borrachos por el alcohólico simpático vino de Albuñol. Y es Geral Brenan detrás de las mozas de Yegen. Y es la nueva Jaén de Miguel Hernández. La costa del Zol y los saraos de Marbella y puerto Banús y los campos de golf árabes. Y es la Andalucía territorio del pillo y de la economía sumergida sumarina a mil pies. Y es el contrabando con el peñón Gibraltar y la Línea de la Concepción.   Es la lucha tradicional de clases obreras y aceituneros altivos 

  

contra el cacique y el señorito que representa a la "derechona" base ideológica de Felipe Gonzalez y Alfonso Guerra y ahora de Pedro Sánchez. Es el toro,   la aristocracia de la Duquesa de Alba, y el señorio del parque de María Luisa, hija del rey borbónica Fernando VII, y duquesa de Montpensier. Es la del intelectual de izquierda de toda la vida y profesores del pesebre de la Junta. Un poder eterno contra el que hay que luchar, por eso el PSOE es el salvavidas eterno de los jornaleros y trabajadores, subvencionados del PER

de la Junta. "Que vienen los de la derecha y nos quitaran pensiones" (le cuenta a los pensionistas), se decía. Las elecciones  autonómicas son contra el poder central, hoy es el PP de Rajoy, contra el paro culpa del PP, los recortes del PP, y las no oposiciones a funcionarios del PP. Aquí somos así un poco Antonio Burgos y otras Antoñito el Camborio. No hay alternativas políticas posibles que puedan contra la izquierda (porque ser de izquierda es progresista), y siempre será así la idea.

    En Almería, que no es tierra andaluza, dice el refranillo, ha votado mayoritariamente al PP.

    Los líderes políticos son simpáticos y Susana Díaz es popular, mentirosilla traspantojo, es la chiquilla piconera  que está embarazada y lo de ser madre tiene mucha fuerza. Los de los ERE en Andalucía son artimañas del poder para desacreditarlos -piensa el pueblo-. Los dos expresidentes imputados pecata minuta. Mauel Bonilla bajo el dedo de Dios de Pontevedra, no mete goles aunque ha sudado la camiseta. En cambio, los que gestionan bien  los ayuntamientos de las 8 capitales son los de PP, o sea, la administración municipal funciona muy bien en manos del PP, porque no son peligrosos, los peligrosos para nuestra ideosincracia son los de los trajes negros de Madrid.Pero la patria, la Junta, el padre de la patria andaluza Blas Infante, la represión franquista de Queipo de Llano, la toma de Málaga, la carretera de Almería en la guerra civil, esto sigue en la memoria de los intelectuales. Es que a Andalucía no la entiende nadie, por muchos que se los guiris de Madrid se esfuercen por entenderla.

   Estas elecciones primeras del año 2015, son un barómetros de lo que va a pasar en las elecciones legislativas si no espabila el PP, y se pone a colocar a la gente. A presionar a las grandes empresas del IBEX, 35, para contratar a miles de trabajadores. Quermos medicos en la SS que nos atiendan antes de morirnos. Guarderías donde dejar a los críos para poder ir a trabajar. Queremos gasolineros en las gasolineras que nos llenen el depósito. Vigilantes en cada banco que nos abra la puerta. Camareros en los restaurantes que nos atiendan rápido. Cajeras en los supermercados que nos atiedan sin colas. Prostitutas honradas. Que baje de un puñetera vez las insoporables cifras del paro, el ningune de Europa a España, la emigración de jovenes a Europa y a América, y si a esto le unimos la corrupción política nacional y de los partidos y sus cuentas ilegales en Suiza, las tarjetas black, y demás improperios jamas ganara la derechona de playas y chalet en la sierra o un Alicante. No queremos más Caritas ni más comedores sociales, sino trabajo, pero un trabajo digno y sin abusos del patrón. Queremos mas tablex y moviles con tarda reducidas, Internet por cable y no a candil. Produccion, consumo y empleo están unidos. 

Podemos, y la nueva izquierda unida, desvancará al PP tracional e inamobible. Ciudadanos  os esperamos con el voto como arma de lucha social.

 Por Ramón Palmeral, andaluz de sangre. 




PSOE Andaluz y la elecciones del 22 de marzo 2015

  Andalucía.- Los 47 escaños del PSOE les obiga a gobernar en minoría.  lo que obligaría a la búsqueda de pactos puntuales. No sería la primera vez. En 1994, Manuel Chaves lo intentó a partir de tan sólo 45 diputados, aunque aquel mandato duró apenas veinte meses, víctima de «la pinza» de PP e IU, que persistieron en el bloqueo parlamentario hasta forzar el adelanto electoral.
La opción del gobierno en minoría, que se configura como la más probable, permitiría a la socialista seguir adelante con cierta tranquilidad hasta que llegue el momento de confeccionar los presupuestos de 2016, en torno al mes de octubre. El resto de fuerzas podrán rechazarlos sin problemas en función de sus programas y de sus prioridades, pero si se dedican sistemáticamente a frenar las leyes de Susana Díaz con el objetivo de tumbar su Ejecutivo podrían pagar un alto coste político. Las «pinzas» siempre pasan factura. 

Los resultados:
- PSOE: 47 escaños
- PP: 33
- Podemos: 15
- Ciudadanos: 9
- IU: 5
Muchas gracias por leernos. Saludos.