ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 14 de julio de 2013

La crisis y el paro disparan la demanda de atención por abuso de alcohol y cannabis


La Unidad de Conductas Adictivas de Orihuela alerta de que se han doblado los casos motivados por alteraciones en el ámbito socioeconómico

13.07.2013 | 19:16 /Información
La crisis y el paro disparan la demanda de atención por abuso de alcohol y cannabis
Las Claves

DESEMPLEO Alteración del ámbito socioeconómico Las dificultades económicas, familiares y sociales llevan a los pacientes a consumir alcohol como una estrategia para enfrentarse a los problemas.

CIFRAS En 2012 las atenciones se incrementaron un 50% En la UCA de Orihuela se trataron el pasado año a 1.749 nuevos pacientes, el doble que en 2011. Fuentes del departamento señalan que en el primer semestre de 2013 la cifra "se ha disparado".

TRATAMIENTO Iniciativa propia o derivado Los pacientes acuden por voluntad propia, derivados por su médico de Atención Primaria o Especializada.




La depresión económica ha motivado un descenso en los casos de adictos a drogas más caras como la cocaína

La UCA de Orihuela registra un incremento de tratamientos a jóvenes «enganchados» al cannabis




"La familia recibe tratamiento por el desgaste emocional"

Fuentes del Departamento de Salud de Orihuela señalaron que «la familia tiene un papel fundamental en el tratamiento de los pacientes» por lo que se hace necesario «un trabajo y una comunicación constante con ellos y siempre se les pide que los acompañen durante las citas» programadas con la Unidad de Conductas Adictivas (UCA). Así, son los propios familiares los que en muchas ocasiones necesitan de atención especializada o psicoterapia «por el desgaste emocional que supone la convivencia con personas que sufren este tipo de trastornos».
En la actualidad existe un grupo de trabajo con los familiares y otro grupo de trabajo especialmente dirigido a los adolescentes.
En la Unidad se llevan a cabo tratamientos médicos y psicológicos, tanto a nivel individual como grupal, dependiendo del tipo de adicción. Asimismo, cuando es necesario, los pacientes son derivados al centro hospitalario para que puedan recibir una atención especializada. También pueden recibir asistencia de otros recursos de la red de atención a la drogodependencia, como son los centros de día, comunidades terapéuticas, pisos de inserción y unidades de desintoxicación hospitalaria.
La UCA de Orihuela lleva más de quince años atendiendo a pacientes con trastornos de conducta, donde también se incluyen el juego patológico y otras adicciones a las nuevas tecnologías. Emiliano Corrales Alvarado es el médico responsable de la toda la Unidad, que se encuentra ubicada en Orihuela en el Centro de Salud Álvarez de la Riva.
La Unidad de Conductas Adictivas (UCA) del Departamento de Salud de Orihuela ha registrado un importante aumento de atenciones y tratamientos por abuso de alcohol y cannabis. Cientos de usuarios presentan el mismo perfil: paciente de entre 35 y 45 años que ha pasado a engrosar las listas del paro, que en muchas ocasiones ha sido desahuciado de su vivienda o están en proceso de serlo, y que está sufriendo especialmente las consecuencias de la crisis económica. Si en el 2012 las consultas a nuevos pacientes se incrementaron en más de un 50% con respecto al año anterior, llegando a los 1.749, en los seis primeros meses de 2013 "se han disparado", según informaron fuentes de este área sanitaria.
El doctor Emiliano Corrales Alvarado es el médico responsable de la UCA del área de Orihuela. Explica que el aumento de la demanda de tratamiento por la adicción al alcohol suele estar asociado a una alteración en el ámbito socioeconómico. Las dificultades económicas, familiares y sociales, que dan lugar a trastornos depresivos y trastornos de ansiedad, "llevan a los pacientes a consumir alcohol como una mala estrategia para enfrentarse a estos problemas". "Al final, la adicción a las bebidas alcohólicas acaba por convertirse en un problema en sí mismo", subraya.