ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 10 de junio de 2013

Alicante ciudad peligrosa. Los bordillo o bolardos de Luces son trampa mortal

Nueva víctima de los bordillos de Luceros

Un hombre sufre un fuerte golpe en la cabeza tras tropezar con los resaltes que bordean la plaza

11.06.2013 | 07:36/Información.
 
El peatón que tropezó ayer con los salientes de Luceros es atendido en el suelo tras la caída
El peatón que tropezó ayer con los salientes de Luceros es atendido en el suelo tras la caída
Con una fuerte contusión en la cabeza y lleno de sangre acabó ayer un peatón tras tropezar con uno de los salientes de hormigón que rodean la plaza de los Luceros y que, semana sí, semana también, se cobran alguna víctima. Desde que se instalaron estos resaltes a principios de 2011, decenas de personas, muchas de ellas mayores, han tropezado en los bloques de hormigón que enmarcan toda la rotonda. Sin embargo, estos salientes instalados para evitar que aparquen los coches, cuentan con los informes favorables de los técnicos municipales quienes alegan que no es una zona de paso y que se trata de un área por la que está prohibido el tránsito de los peatones.
El arquitectos es Javier García Solera y se le ha medio en la mollera que no se puede hacer nada.
Los bloques, sin embargo, están ubicados muy cerca de las paradas del autobús y frente a la zona de paso y los bancos, lo que provoca que la gente se despiste. Esto es lo que debió ocurrirle ayer al peatón accidentado, un hombre alemán que, tras caer y sufrir un fuerte golpe en la cabeza, fue atendido en principio por un médico que estaba en la mesa de una de las terrazas de la plaza y, posteriormente, por agentes de la Policía hasta la llegada de una ambulancia, tal como ha relatado Fernando Biosca, quien presenció el accidente. "Estoy indignado sobre todo desde que leí que está todo legal, pero yo me muevo mucho por aquí y puedo decir que los tropezones son continuos" señaló Biosca, quien criticó que "en todos lados estén eliminado barreras y aquí ponen esto que no es más que una barrera arquitectónica".

José Juan Martínez, otro vecino que presenció el suceso, señaló que "esto está fatal. Deberían quitar estos resaltes y dejarlo todo llano o, por lo menos, podrían pintar uno blanco y uno negro para que se vean bien porque la diferencia de nivel no es fácil de apreciar, sobre todo para la gente mayor". Los comerciantes de la zona, por su parte, han reclamado en ocasiones la eliminación de los salientes por la continuas caídas.
A causa de estos golpes, en el Ayuntamiento se ha recibido una decena de reclamaciones de peatones que se vienen desestimando por parte de los servicios jurídicos. Esta obra fue realizada por el Ente Gestor de Transportes de la Conselleria de Infraestructuras, organismo que, a petición de Urbanismo, garantizó que los bordillos cumplen la normativa lo que, evidentemente, no impide que muchos alicantinos se hayan visto en el suelo tras tropezar con los resaltes.

..............
¿Hasta cuando Sonia Castedo Ramos, alcaldesa de Alicante, no va a tomar cartas en el asunto y ordenar su demolición?  parece ser que el diseño de la plaza es más importante que la seguridad de los peatones.

Paltaforma de perjudicados por los bolardos de Luceros



..........Pondrán barandillas como en la Avda. Maisonnave. O sea un chapucza más, que estonde sí será cuando se rompa el diseño original.

El Ayuntamiento tiene previsto instalar una barandilla en el perímetro de Luceros, excepto en las zonas de paso, para evitar que se produzcan más caídas. Esta es la solución planteada por el arquitecto Javier García Solera después de que se hayan producido decenas de tropezones y caídas, algunas de gravedad, como la ocurrida el lunes cuando un hombre sufrió un fuerte golpe en la cabeza, tal como recogió ayer este diario. "Aunque estas caídas se producen en lugares por los que está prohibido el paso, el hecho es que hay accidentes, sobre todo de personas mayores, y por eso el arquitecto nos propuso la solución de la barandilla, que es la que barajamos", indicó ayer el concejal de Tráfico, Juan Seva.
Esta barandilla tendrá aproximadamente un metro de altura, "la suficiente para impedir el paso y que al tiempo no reste visibilidad", añadió ayer el edil. García Solera ha descartado la posibilidad planteada por afectados y comerciantes de la zona de pintar los resaltes, porque alterarían el diseño de la plaza, optando por una solución más estética como es la barandilla. Seva, con todo, recordó ayer que "estas caídas se producen porque la gente pasa por donde no debe", argumento que ha defendido el Ayuntamiento para denegar las peticiones de indemnización soliciadas por algunos de los accidentados.
Esta cuestión ha llegado al Consejo Jurídico Consultivo de la Comunidad Valenciana, (CJC), dependiente de la Generalitat, que, en un dictamen del pasado 23 de mayo, ha considerado que no hay responsabilidad del Ayuntamiento y que deben desestimarse las reclamaciones formuladas por un matrimonio que pedía una indemnización de 36.000 euros debido a una caída en los resaltes de Luceros.