ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 11 de febrero de 2013

El vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha pagado en dinero negro


El vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha pagado en dinero negro parte del sueldo de los empleados de su empresa de hostelería durante años, según informa este lunes la cadena SER, que cita a trabajadores antiguos y actuales. El medio de comunicación asegura que se trata de una práctica sistemática de pago que en ocasiones "ha llegado a ser la mitad del salario"
Los trabajadores de la empresa, Grupo Arturo Cantoblanco, con los que ha hablado la emisora, que hasta ahora habían tenido miedo de hablar por temor a represalias, "coinciden en la descripción del método de los pagos en negro y aportan idénticas pruebas documentales". Camareros, cocineros y encargados entrevistados dicen cobrar o haber cobrado parte del sueldo en un sobre, en B, y por dos conceptos: horas extra y complementos de responsabilidad.
Con esta práctica, el vicepresidente de la patronal estaría cotizando distintas retribuciones y horas extra de sus trabajadores, según expertos consultados por la Ser, lo que podría constituir, según la cantidad, un delito por posible fraude a la Seguridad Social y contra la Hacienda pública. Además, supondría un perjuicio en el futuro para los trabajadores cuando deban cobrar un subsidio de desempleo o una pensión de jubilación, que se verían reducidas de forma significativa.
Arturo Fernández ha asegurado a la Ser que todos sus trabajadores tienen incluidas las horas extras en su nómina mensual y por tanto la empresa cotiza a la Seguridad Social por esos pagos, pero la emisora añade que "no ha podido explicar de modo convincente el modo en que se contabilizan esas extras o dónde aparecen reflejadas. Y no ha podido demostrar con total certeza que los pagos en B hayan desaparecido de todos sus centros".

EL PAÍS, 11 de febrero 2013