ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

viernes, 10 de febrero de 2012

El superjuez ha sido medido con su propia bara de medir

El Derecho se ve reforzado con esta sentencia contra el Juez Garzón. Todos somos iguales ante la ley, menos la Casa Real, ya lo veréis con Iñaki Urdangarin.
El superjuez Grazón se creyó inmune y por encima de la Ley, creyó que podía actuar como le parecía EN SU CONCIENCIA. Muchos casos esperaban a que estuviera de Juez Garzón de turno, porque les podía ser favorable. Sin pruebas no se puede condenar a nadie. El fin no justifica a los medios. Muchos supuestos implicados en delitos han sido demolidos por su arrogancia, sin derecho a la súplica ni al agua.
Que pruebe su propia vara de medir la Justicia. Según el Tribunal Supremos el juez ha actuado de forma alejada de los procemientos legalmente establecidos, esto es Derecho. Si ha actuado mal todo el caso Gürtel está mál (fuera de Derecho) instruido, por ello, y si los indicios de corrupción persisten, hay que empezar a instruirlo de nuevo.


NOTICIA
El juez Baltasar Garzón ha rechazado "frontalmente" la condena a once años de inhabilitación que le ha impuesto el Tribunal Supremo por ordenar las escuchas del caso Gürtel y ha anunciado que recurrirá la sentencia que, a su juicio, "elimina toda posibilidad de investigar la corrupción".

En una nota remitida a los medios de comunicación, Garzón asegura que la sentencia no está sustentada en pruebas ni razones jurídicas y que "elimina toda posibilidad para investigar la corrupción y sus delitos asociados abriendo espacios de impunidad y contribuye gravemente, en el afán de acabar con un concreto juez, a laminar la independencia de los jueces en España".

Garzón denuncia que la sentencia no se ajusta a derecho, que le condena de forma injusta y predeterminada y subraya que a lo largo de toda su carrera ha cumplido siempre con rigor las normas y ha defendido los derechos de los justiciables y de las víctimas en situaciones muy adversas.

"He trabajado contra el terrorismo, el narcotráfico, los crímenes contra la humanidad y la corrupción. Lo he hecho siempre con la ley en la mano y en unión de fiscales, jueces y policía", asegura.

A esto añade que su actuación en el caso Gürtel se ajustó a la ley y que tomó todas las medidas legales para garantizar el derecho de defensa y la investigación de delitos muy graves relacionados con la corrupción, partiendo de contundentes indicios y para evitar "la continuidad delictiva de blanqueo de dinero de los jefes mafiosos que utilizaban, como habían hecho antes, a los abogados".