ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 4 de diciembre de 2011

España gana su quinta Copa Davis de tenis



España gana ante Argentina su quinta Copa Davis de tenis en Sevilla. Entregada por su SS.MM. el Rey Juan Carlos I. Su quinta ensaladera.
Domingo 4 de diciembre 2011

Sevilla (España), 4 dic (EFE).- Juan Martín del Potro tenía la responsabilidad de vencer al número dos del mundo para mantener viva la esperanza y dio todo su tenis sobre la cancha de Sevilla, incluso llegó a hacer una espectacular "mariposa" al lanzarse sobre la cancha para alcanzar una pelota, pero Rafael Nadal acabó por superarle, cerró el triunfo para España y Argentina perdió su cuarta final de la Copa Davis.

Nadal se impuso por 1-6, 6-4, 6-1 y 7-6 (0) en cuatro horas y siete minutos, pero en la primera manga, en los inicios de la segunda y en el cuarto y definitivo set sufrió bastante ante el argentino, aunque el español, sobre tierra, siempre aguanta hasta la extenuación y hoy volvió a demostrarlo para darle a su país su quinta Ensaladera de Plata.

La Torre de Tandil empezó el partido con malos augurios, al servir en el juego inaugural y perderlo tras cometer dos dobles faltas consecutivas, pero de ahí hasta el final del primer set todo le fue favorable.

Del Potro ya no perdió más su saque, el primero siempre muy potente y que le daba dominio en el punto, y cuando le tocó restar estuvo concentrado en poner bolas muy al fondo que el mallorquín no supo responder.

Nadal no ganó ninguno de los tres juegos en los que sirvió y el argentino se llevó la manga por un claro 6-1 y con la sensación de que el adversario jugó a la defensiva.

El segundo set empezó igual. Del Potro volvió a romperle el saque al español, además con juego en blanco, y sumó siete consecutivos ganadores, algo nunca imaginado ante el mejor jugador en tierra del mundo.

Ganó un equipo, no solo Nadal