ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 12 de junio de 2011

A Sonia Castedo se le atragantó el discurso de investidura


Sonia Castedo fue ayer investida alcaldesa por méritos propios, y no en condición de mera sucesora de Alperi, sino electa por el PP. Se le atragantó el discurso y Joaquín Ripoll tuvo que acercarle agua, tenía la garganta como un estropajo. A pesar de su sonrisa se le veía con ojeras, no había dormido bien, no llevababa la coleta. Es buena oradora, voz potente grave y entonación muy estudiada, su mensaje siempre llega, excepto ayer, que no tuvo nada que decir, la mente directora la tenía en los gritos de la calle.
Ayer fue un día muy difícil para Castedo, triste y de tarde nublada, sin gloria, sin el triunfo ni vítores de las semanas pasadas. Tomó posesión con una sonrisa de cartón piedra a los gritos de los indignados, en una plaza del Ayuntamiento cercada y tomada por la policía, la voces desgañitadas y las caceroladas de más d 1.000 indignados en cuatro o cinco frentes que llegaban al salón de plenos. Los que estuvimos allí pudimos ver el reflejo de un sentimiento frustración del gentía, al que, ni Zapatero, ni los partidos políticos, ni la alcaldesa ayer en particular, están siendo capaces de dar soluciones.
Los concejales hechos presas en el salón azul de un ayuntamiento cercado por vallas, pensaron "que griten, que griten, yo ta tengo mi acta y mi sueldo, ya se cansarán de gritar los vellacos". Pero no nos casamos porque esto solo acaba de empezar, los ánimos de indignación están muy alzados. Sonia puede pensar que estámos manipulados por la izquierda, puede pensar que somos una minoría. Que ella es alcaldesa por la mayoría de quienes fueron a votar. Gobernará, irá y vendrá de Valencia como diputada autonómica, entrará y saldrá de los juzgados, irá rodeada de su Corte, pero va a oír muchos gritos en las calles.
La oposición, en principio, se ha mostrado beligerante, veremos lo que dura esta beligerancia conforme pasa el tiempo y los sobres en Navidad.
Durante su discurso de investidura, la alcadesa ha hecho referencia, de forma velada, al Caso Brugal, proceso judicial en el que ella misma está siendo investigada por presuntas irregularidades en la elaboración del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).
Castedo considera "necesario que entendamos que la política se dirime en los foros políticos y no en estamentos ajenos", para añadir que "lo que las urnas han dicho, no puede modificarse en otros lugares".
Por qué nuestros políticos no analizan los motivos por los que la gente está crispada e indignada. Esto pasa porque la clase política nos ha provocado con su impunidad ante la Justicia que es lo único que nos quedaba al pueblo soberano.
Nosotros, no pagamos una simple multa de tráfico y nos embargan la cuenta corriente, nos pasan a morosoros y ninguna entidad bancaria nos presta un euro.




Crónica de Ramón Fernández Palmeral, yo estuve allí.