ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

lunes, 17 de julio de 2017

Ximo Puig resiste el intento de derribo de Sánchez



Ximo Puig resiste el intento de derribo de Sánchez

Por Ramón Fernández Palmeral, 17 de julio 2917 ÑLICANTE PRESS

Ximo Puig ha resistido y ganado el intento de Pedro Sánchez de desalojarlo de la secretaria general del PSPV, tras vencer claramente en las elecciones primarias al aspirante Rafa García por KO técnico por 7447 votos (56.7%) a 5.557 (42.3%). Aunque el victorioso Ximo Puig dijera anoche: “No es una victoria sobre Sánchez, es una victoria sin perdedores, para ser más PSPV y tener más participación en el proyecto federal”; la realidad es que fue más que nada una expresión por educación política y para no ofender ni enfadar al  “gran jefe y líder federal del PSOE”. Lo cierto es que esta victoria local no ha sentado muy bien en Ferraz, puesto que el valenciano José Luis de Ábalos, secretario de Organización –número dos del partido-, no estuvo en el balcón de Blanqueries (sede el PSPV) junto a Ximo y Rafa (su preferido)  que elegantemente, como corresponde al aspirante perdedor, sí lo hizo, demostrando que tiene madera de líder, y de los que saben perder.

Ábalos era el inventor de la bicefalia entre ser jefe del Consell y otro compañero ocupara la secretaria general. Cuando bien sabe él que en España este sistema compartido nunca ha funciona, es como si algún día Pedro Sánchez llegara ser presidente el gobierno y tuviera que dejar la secretaría general del partido, es inconcebible.

 La lectura de la militancia, en estas primarias, ha sido la de apostar por Ximo y más País Valenciano, hacia un futuro federalista, de las plurinacionalidades, como se ha demostrado en estas última fecha con el decreto de plurilingüismo de Vicent Marzà (de Compromís), en una deriva soterrada hacia un modelo de nacionalismo como Cataluña que tiene su asiento en el uso del catalán. Puig ya había hecho un viraje a la izquierda antes que lo haya hecho ahora Pedro Sánchez, con su nuevo eslogan: “Somos la izquierda”, puesto que   el Acuerdo del Botánico, Ximo consiguió la presidencia al firmar un acuerdo con Compromís y Podemos.

 Como dije en mi artículo del pasado 13 de julio “Al acoso y derribo de Ximo Puig”, que la militancia es imprevisible y vota por emociones, se demuestra que sí. Hace menos de dos meses, Puig salía derrotado de las primarias federales, por su apoyo a Susana Díaz, y  ganó Pedro Sánchez por el 63 % de los votos valencianos, mientras Susana quedó aquí  en 28,2 % y a Patxi López, le dieron el postre de crema vasca de 8,7 %.

En el resto de la provincia de Alicante, el presidente Puig salió victorioso en un elevado número de municipios. Ha ganado en todas las comarcas, a excepción del Baix Vinalopó, donde se impuso el Rafa García (o los rafalistas)  con 304 apoyos frente a los 231 de Ximo Puig. Especialmente contundente fueron los resultados de Santa Pola y Villena a favor de Rafa. Y un empate en Elche, donde gana por un solo voto Ximo. En Alicante Ximo Puig ha obtenido una amplia puntuación respecto a Rafa García de 444 apoyos frente a 249, de éste último. Con estos resultados se refuerza en Alicante la figura de Ángel Franco, que era ximonista y susanista.

Ahora apreciamos una división en el PSPV entre lo que podíamos llamar: ximonistas y rafalistas, que no durará mucho tiempo, puesto en  ante el próximo congreso regional en Elche (palacio de congresos del IFA) entre los días 28 al 30 julio, donde se renovarán la dirección del partido, ambos deben acercar posiciones, porque el mensaje de la militancia ha sido claro y evidente, la de revitalizar las bases socialistas y cambios. Y aunque Ximo Puig pueda respirar tranquilo, por ahora, no se puede dormir en los laureles, y habrá de buscar más participación de los rafalista, para el futuro, porque en 2019 (eso es a la vuelta de la esquina), serán las próximas elecciones autonómicas. Y la unidad del partido es fundamental para luchar todos a una como si fueran a empujar un ariete medieval. De lo que Pedro Sánchez desde Ferraz deberá ir ya restañando las heridas del presente si quiere formar una unidad nacional de PSOE, si pretende tener ventaja ante sus rivales frontales y colaterales.
  



Alicante Press, 17 de julio 2017