ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 17 de mayo de 2017

¿Qué le damos a este tío para que deje de jodernos?



¿Qué le damos a este tío para que deje de jodernos?

Hablemos de negociación, y de cómo se dialoga para lograr propósitos, sobre todo cuando ocupas un cargo político, judicial, o en la fiscalía, o en la administración. He titulado es artículo «Que le damos a este tío para que dejes de jodernos!» Todo el mundo tiene un precio pero, a algunos no se les puede comprar con dinero, sino con dádivas ( los más ambiciosos) o ascensos, o un empleo a sus hijos o a su mujer. Os voy a contar una historia verídica. En un país sudamericano, había una vez un juez instructor que tenía en jaque al gobierno de turno, es decir al que en esos momentos gobernaba, por corrupción, llamémosle PSSA. Este juez había medio en prisión a varios dirigentes por tener la mano donde no debía, y como el caso de corrupción era cada mes más grandes, tenía que citar la presidente de la República, porque la corrupción le había llegad. El juez de armó de valor y lo citó convenientemente, aunque los presidente no se declaran ante un juez, sino que los puede recibir en su despacho, o declarar por videoconferencia.
     El presidente de la república empezó a apretar su agenda de actos internacionales para no tener tiempo de declarar ante el juez. Este juez se estaba poniendo muy incómodo, el sumario avanzaba, y cada día imputada a más cargos del partido PSSA. ¿Cómo paramos las investigaciones de este sumario, que va ya por 200.000 folios? Muy sencillo, para pararlo lo mejor es ascender a este juez y apartarlo de su juzgado. Le hacemos un favor que es lo que quiere, y de camino pactamos con él, que bajo fianza suelte  varios detenidos preventivos. Le dieron al censo a la Audiencia Nacional, dejó el juzgado de instrucción, y mientras viene otro juez y se lee los 200.000 folios, y empieza de nuevo a investigar, han pasado un año. Esta lentitud supondrá algunos sobreseimientos por caducados y además nos da tiempo a preparar las nuevas elecciones legislativas, y si las ganamos, todo lo anterior no os llega. 

Ramón Fernández Palmeral. Ir a mi blog
Alicante, 17 de mayo 2017