ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

viernes, 21 de abril de 2017

Cinco libro de Azorín en la Biblioteca privada de Gerald Brenan de Churriana (Málaga)

Cinco libro de Azorín en la Biblioteca  privada de Gerald Brenan
 
                                                                      Por Ramón Fernández Palmeral



 
      Como ya le he dicho, en su archivo de la Biblioteca Municipal de Alhaurín el Grande (Málaga), topé por casualidad con el archivo de los libros que usted donara a Alhaurín el Grande, se dice que fueron unos seis mil libros. Esta  biblioteca fue estudiada por María José López Córdoba de la Universidad de Granada, nos cuenta que durante bastante tiempo los libros carecían de emplazamiento, actualmente se encuentran en una sala independiente.
    Tomé notas de algunas fichas,  entre ellas me llamó la atención cinco libros del monovero Azorín, algunos son primeras ediciones, estas son las reseñas:
   1.- La cabeza de Castilla, primera edición de 1950
   2.-Castilla, una edición de 1943
   3.- Los dos Luises y otros ensayos, edición de 1946
   4.- Lecturas españolas (sin fecha)
   5.- Al margen de los clásicos, primera edición fecha 1915
 
       Esto no tiene la mayor importancia, si entendemos que una biblioteca de pueblo con el 25% de residentes extranjeros, poco interés tienen por uno de los autores imprescindibles en cualquier biblioteca. 

      Pero merece mi curiosidad, y me pregunto por qué Brenan tenía en su poder estos cinco libros y no otros libros como La Voluntad o La Ruta de don Quijote. Posiblemente estos libros los comprara para su Historia de la Literatura Española  y para La faz de España (1950). Según Gathorne-Hardy, Julio Caro Baroja “fue el único amigo íntimo que Gerald tuvo entre los españoles”.En cuanto al autor de Los Baroja, menciona a Brenan con relación a la casa que el gran erudito compró en Churriana, por intercesión del escritor inglés, y hace referencia, en otro momento, a The Spanish Labyrinth (1943) y a que su casa era centro de muchos escritores ingleses, además de lugar de saraos notables.

   Lo más aconsejable es hacer una breve reseña de cada uno de los libros:
 
   1.- La cabeza de Castilla (1950) está dedicado a Burgos y sus glorias, está dedicada a Manuel Olarra/Garmendia/querido amigo/Azorín), que era el director de Espasa-Calpe en Argentina, editorial que se había trasladado allí en 1938, durante la guerra civil.
    El prólogo está firmado por Malvar, en 1949. Son capítulos cortos. “Las páginas más antiguas de La cabeza de Castilla están firmadas en 1930 y consiste en  glosas y figuraciones sobre el héroe Rodrigo Díaz de Vivar
    En el número 2 de Anales Azorinianos (1985), Leonardo Romero Tobar, de la Universidad de Zaragoza, nos dice  que este libro se publicó en 1950 en la Colección Austral de la casa de Espasa-Calpe, recoge artículos escritos entre 1930 y 1949. Según Cruz Rueda, el Ayuntamiento de Burgos quiso editar “estos trabajos que realzan a Castilla, y Azorín, siempre modesto declinó el homenaje”.
 
  2.- Castilla (1912), representa la quintaesencia de la obra de Azorín: la contemplación del paisaje o de los pueblos, se adivina en ellos el alma de las cosas. A lo largo de las lecturas vamos descubriendo el dolorido sentir de los españoles. Una prosa genial, sobria,  que lo convierte en uno de los libros de obligada lectura en lengua española. Inman Fox, fue uno de los azorinianos que nos ofrecieron una edición comentada en el número 254, de la Editorial Espasa Calpe, Colección Austral. 1991.
 
  3.-Los dos Luises y otros ensayos.  Un ensayo sobre Fr. Luis de Granada, Fr. Luis de León, Garcilaso, Góngora. Calderón, Cervantes y Ercillia).-Madrid. Recordemos que Brenan escribió la biografía de San Juan de la Cruz, publica en Laia, Barcelona, 1973.
 
   4.-Lecturas españolas. Según quien firma como Abondo (25/7/2004) Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. “Dedicó el libro Azorín "A la memoria de Larra" y fechó el epílogo en Nebreda, marzo de 1912. En nota previa advierte al lector del lazo espiritual que une todos los trabajos presentados bajo este título: "La curiosidad por lo que constituye el ambiente español ¿paisajes, letras, arte, hombres, ciudades, interiores? y en una preocupación por un porvenir de bienestar y de justicia para España". Luego, en el llamado "Nuevo prefacio" (sin que incluya otro anterior), destinado "a un extenso público no español", nos dará su opinión de lo que debiera ser la lectura de los clásicos, entendiéndola como dinámica, distanciándose de la imagen fijada académicamente, tratando de hallar lo que en la obra y en el autor en realidad se encuentra. Explícitamente critica la fijación definitiva de Cervantes, de Quevedo, de Góngora o de cualquier otro autor, sin que se dé cabida a otra cosa que a aumentar detalles eruditos que no pongan en cuestión el tipo acrisolado en las cátedras. Para Azorín, un autor clásico "es un reflejo de nuestra sensibilidad moderna (?) Nos vemos en los clásicos a nosotros mismos (?) evolucionan según cambia y evoluciona la sensibilidad de las generaciones".
 
    5.- Al margen de los clásicos. (1915).   La edición de Biblioteca Nueva de 2006, tiene prólogo de Santiago Riopérez y Milá. Esta obra no es una recopilación de artículos, sino un corpus unitario de revalorización de los clásicos que Azorín había escrito y terminado en 1912, según demuestra fehacientemente el autor de la introducción, Santiago Riopérez. Al margen de los clásicos es uno de los mejores libros de Azorín -el más sentido y hondo- y el más querido por él, después de La Voluntad. Biblioteca Nueva ofrece, avalada por un Epistolario inédito y con una Bibliografía específica y un caudal asombroso de Notas, esta nueva edición. La documentación gráfica apoya el carácter sensitivo que Azorín quería para sus semblanzas literarias en cuanto a los autores tratados.
 
   Los libros de viajes fueron siempre una pasión de Azorín, debió leer a los viajeros románticos por España. Jesús Majada Neila, recoge una cita de Azorín sobre el comentario que hizo Azorín del libro Cosas de España de Richard Ford. (“El viajero Brenan”, 1994). «No ha sido escrito en el extranjero un libro más minucioso, más exacto, más sagaz, más analizador sobre España; pero tanto más acre, más tremendo (…) No protestemos. Yo creo que el verdadero patriotismo debe desear libros”.  Tanto Richard Ford como George Borrow, son autores admirados por Gerald Brenan, los tres sacaron a la luz una muestra de nuestra intimidad española.
  Nos encontramos ante dos  escritores con gustos viajeros: Azorín y Brenan.