ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Sobre la Zona Franca del Puerto de Alicante

Diputación, empresarios, Alicante y Elche cierran filas por la zona franca del Puerto

El presidente César Sánchez constituye la mesa técnica con Coepa, Cámara, Ineca, la Autoridad Portuaria y los ayuntamientos

05.11.2016 | 00:57. Diario Información
Diputación, empresarios, Alicante y Elche cierran filas por la zona franca del Puerto.
 
Montoro tendrá la última palabra. El presidente de la Diputación, César Sánchez, presidió ayer la constitución del equipo público/privado que trabajará a partir de ahora para que el eje Alicante/Elche, y en concreto el área comprendida entre el Parque Industrial de Torrellano y el Puerto de Alicante, se convierta en una zona franca que atraiga a empresas y pueda generar, según los datos que maneja la Diputación, un área que una vez en marcha impulse la creación de 80.000 puestos de trabajo en diez años.
Sánchez ha logrado que en la mesa técnica que elaborará el documento de solicitud para remitir a los ministerios de Hacienda (gran protagonista) y de Fomento, se sienten todos los actores empresariales de la provincia y ayer a la constitución del consorcio acudieron los presidentes de Coepa, Cámara de Comercio, Ineca y empresarios portuarios, a los que se sumaron los ayuntamientos de Alicante y Elche y el propio puerto. Sánchez avanzó que los trabajos para lograr una zona franca serán largos –Sevilla ha tardado cuatro años–, pero se mostró convencido de que «lo lograremos porque la provincia está unida».
Se entiende por zona franca un terreno acotado, con un régimen aduanero especial en el que las empresas pueden almacenar mercancía importada y reexportarla sin pagar el IVA o los aranceles de entrada a la UE. En el caso de que los productos tengan como destino el mercado español o europeo, sólo se abonan impuestos cuando los contenedores abandonan el recinto, lo que permite a las compañías demorar su pago –y, por tanto, contar con más liquidez– durante el periodo que los tienen almacenados en la zona franca. También pueden instalar en ella factorías para envasar o ensamblar el producto.
En cuanto a la ubicación, ésta no está decida pero estará entre el Parque Industrial de Torrellano y el Puerto de Alicante, que tiene 130.000 m2 de espacio.
Sevilla ha sido la última ciudad en incorporarse, este mismo año, a un selecto club al que, durante décadas, tan sólo han pertenecido Barcelona, Vigo, Cádiz y Las Palmas de Gran Canaria. Es también, por tanto, el espejo en el que se mira la Diputación a la hora de poner en marcha un proceso que en la capital andaluza llevó alrededor de tres años. La primera decisión ha sido la de encargar al Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca) un informe sobre el impacto que tendría la creación de esta zona franca, una tarea nada sencilla sin tener claro, por ejemplo, las dimensiones del recinto o el interés de las empresas por instalarse en él.
En el caso de Sevilla se han acotado más de 700.000 metros cuadrados y sus promotores aseguran que se moverán 1,7 millones de toneladas –el año pasado por Alicante pasaron 2,4 millones–, lo que supondrá un volumen de negocio para las empresas de 1.000 millones. Sin embargo, desde la autoridad portuaria de Sevilla apuntaron hace unos meses que, quizá, había que rebajar esas expectativas. En Vigo, por ejemplo, la facturación de las compañías instaladas en su zona franca y en los parques empresariales dependientes de su consorcio ronda los 740 millones –la mayoría gracias a la Citroën– y en Cádiz suma unos 300 millones, según sus propias páginas web...