ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

jueves, 21 de julio de 2016

Un barco colisiona contra un submarino nuclear en Gibraltrar



    El Ministerio de Exteriores español ha pedido explicaciones al Gobierno británico por el incidente del submarino nuclear de la Armada Real Británica HMS Ambush que ha colisionado este miércoles con un buque mercante en la costa del Peñón. Fuentes del departamento que dirige José Manuel García Margallo aseguran que el Gobierno español estaba informado de la presencia del submarino en la zona, pero que el Reino Unido no le comunicó en ningún momento el accidente, como es habitual entre dos países aliados, y más en una zona tan sensible como el Estrecho de Gibraltar. Fuentes diplomáticas indicaron que el accidente no reviste gravedad, según las informaciones hechas públicas por la Marina británica, pero reconocieron que el Gobierno español carece de datos para poder corroborar estas informaciones, por lo que se han pedido aclaraciones al Gobierno británico.
El submarino HMS Ambush colisionó a las 13.30 de este miércoles en el transcurso de unos ejercicios de entrenamiento. El impacto provocó algún daño externo en el submarino pero no ha afectado al reactor nuclear, según ha informado el Ministerio de Defensa británico. El buque mercante tampoco ha comunicado daños materiales y no se han registrado heridos, según añaden las mismas fuentes. Las autoridades británicas han informado de que han abierto de forma inmediata una investigación.
La colisión se produjo cuando el submarino británico se encontraba sumergido y estaba realizando un ejercicio de entrenamiento. El submarino británico se dirigió entonces al puerto de Gibraltar para ser sometido a nuevos controles y, según el Ministerio británico de Defensa, no se han detectado problemas de seguridad. El submarino pertenece a la clase Astute y posee poderosos sensores. Pesa 7.400 toneladas, está equipado con misisles crucero Tomahawk y tiene un coste de 1.199 millones de euros. Según la prensa británica, ya había estado en Gibraltar en junio y marzo pasado.
En el año 2000, el submarino nuclear británico HMS Tireless estuvo por Gibraltar para ser reparado después de hallarse una fisura en el área de refrigeración, cerca del reactor nuclear. La presencia del Tirelss provocó manifestaciones en Gibraltar y en el sur de España por parte de grupos defensores del medio ambiente, entre ellos Greenpeace.

El Páis