ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

martes, 17 de mayo de 2016

Inauguración de la exposición de Juan Manuel Américo y María Jesús Amérigo.

Presentación del Concejal de Cultura Dani Simón. Asociación de Artista Alicantinos


 
 




En la tarde de hoy lunes16 de mayo, se ha inaugurado en nuestro CENTRO DE ARTE, la exposición que con el título “COMPARTIENDO” recoge una muestra semi antológica de JUAN MANUEL AMÉRIGO y una serie de sus distintas facetas artísticas, como retratista, caricaturista, ilustradora y pintora, de su hija MARÍA JESÚS AMÉRIGO.
 Al acto de inauguración al que asistieron más de doscientas personas, asistió en calidad de amigo y admirador de AMÉRIGO  padre, el Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Alicante, DANIEL SIMÓN, quien fue invitado a subir al estrado por nuestro vicepresidente FERNANDO MATEO, que lo presidia en ausencia de nuestro presidente , JUAN ANTONIO POBLADOR , que tenía un compromiso de visita guiada a la  exposición que estos días presenta en el Ateneo de Alicante.
   En su improvisado alocución de bienvenido, nuestro vicepresidente FERNANDO MATEO, justifico la ausencia del presidente y dio a bienvenida a los asistentes al acto, tras señalar la presencia del concejal de Cultura en su primera visita a nuestro Centro, por lo que se le pidió que firmara en el libro de honor de la Asociación. Tras las breves palabras de salutación y bienvenida, en las que destacó el hecho de que padre e hija, artistas de reconocido prestigio, se hubiesen juntado para exponer y que fueran  presentados por su hijo y hermano, respetivamente, de ambos artistas, le cedió la palabra al presentador, quien se explayo a gusto sobre su padre y hermana y dijo:   
Buenas tardes a todos,
Al título de “Compartiendo” me dispongo a presentarles a dos artistas que sin más preliminares voy a entrar a describir…
A Amérigo Asín le descubrimos como lo que es, capaz de cautivar y enamorar en las cortas distancias, en el trato personal, con ese don que NO a todos nos viene dado, y lográndolo además de manera profesional a través de sus óleos y dibujos. El paisaje alicantino le “agradece” su visión impresionista, que partiendo de la experiencia vital, surge en el lienzo la luminosidad que del mar focaliza y su arcillosa tierra presenta. Es capaz de someter lo que ve, por lo que no se encuentra dominado por ello. La naturaleza que refleja no está copiada sino, como corresponde a un buen artista, recreada. Su obra es el producto de una capacidad de expresión que, sin alejarse del realismo más obligado, le conduce a la vivificación  de esa misma realidad añadiéndole a lo recreado el factor empático suficiente como para provocar emoción en el que lo contempla. Esto es así tanto en el paisaje como en el retrato. Porque de no ser así, se trataría de auténtica naturaleza muerta. La técnica al Óleo favorece que esa provocación vital logre consumarse.
Arboleda, campo, mar, ¡sin olvidarme del retrato! y SIEMPRE la Luz. El artista no se quede ahí. El deleite de otros estilos pictóricos, surrealistas y abstractos, dan muestra nuevamente de su personalidad abierta a otros enfoques. Es la transparencia surgida desde lo más íntimo y nacida del ímpetu, del dominio de las formas y los volúmenes para conseguir no sin cierto automatismo, el efecto deseado: Unos arabescos y una abstracción muy particular que quizá refleja sus pasiones, quizá sus miedos y que, en todo caso, ese subconsciente indomable queda libre a la interpretación de cada cual. En su evolución, sus obras revelan libertad en estado puro, como él mismo en su dedicación al arte a través de 50 años de trabajos.
Por otro lado, saltamos de generación aunque sin cortar la rama ni la raíz que les une. Ambos tienen interiorizado que cuando dibujas una rama debes escuchar el suspiro del aire. Ese suspiro les une a los dos. Porque no hay nada como dibujar del natural, sobre la propia naturaleza de las cosas y también porque son y la sienten parte de ella.
La naturaleza y la fantasía se alían con la nueva generación. María Jesús me provoca envidia, esa envidia a la que antes refería a los que nacen con un don que NO a todos nos viene dado. Ella no podía dedicarse a otra cosa porque de haberlo hecho, hubiera sido una pérdida lamentable para muchos que la seguimos, siguen y seguiremos. Es una artista polifacética del dibujo, la caricatura, el retrato, ¡y qué retratos! Porque retratar no es dibujar un rostro, es emerger de él la psicología y expresión del retratado, y conseguirlo, ¡eso es ya otra cosa!
Pero ciñéndonos a las ilustraciones que María Jesús expone hoy, éstas son realizadas a través de un lenguaje de códigos sencillos, inocentes y básicos, que nos expresan ideas y sentimientos complejos. Nos transmite, nos retrata y sirve de espejo con nuestra conexión interior, ¡lo introspectivo diría! La que nos permite engarzar con los sueños y nuestra infancia. Pero desde la propia madurez conseguida que aleja al maldito EGO y nos transforma en el YO que realmente somos. Lo auténtico. Son ilustraciones que no dejan de sorprendernos por la belleza transmitida.
Hoy nos regala a la vista esta muestra pero mañana te seguiremos a través de los libros de cuentos y de poemas cuyo contenido quedará retratado por tus ilustraciones. Ese lenguaje de los sueños descrito a través de metáforas ilustradas que muestran al receptor bien la fantasía o bien la cruda realidad desde su visión más personal, capaz de huir de los eslóganes y clichés de la comunicación masiva contemporánea.
Para finalizar, ya de muy niña María Jesús nos sorprendía con su facilidad de dibujo adulto en el que nos mostraba con fluido y depurado trazo ese acceso directo a la fantasía, a la autopista de la imaginación más profunda, donde la interpretación es más directa y codificable en una primera mirada.
Dicen que sólo los niños y los locos dicen la verdad, pues yo añadiría a esto, a los ilustradores."
Tras la presentación, tomo la palabra el concejal DANIEL SIMÓN, quien con su  facilidad de palabra y el ingenio que no le falta, aprovechó la ocasión para señalar que habían dos motivos de peso para encontrarse en este acto de inauguración:  el primero para descubrir la obra de MARÍA JESÚS, porque la obra de su padre ya tenía el gusto de conocerla y de hecho la mayoría de los alicantinos la conocen pues cuando pasan hacia el Salón Azul  y atraviesan la galería de alcaldes, allí está la obra de AMERIGO ASIN que ha retratado a muchísimos de ellos, e incluso a alguno  que estuvieron tan solo unos meses de alcalde. Y  tambien estaba aquí, para agradecerle a la Asociación de Artistas Alicantinos, su trabajo para la difusión de las artes Plasticas en Alicante, que históricamente la concejalía siempre supo reconocer, y en este momento “mantenemos un convenio para las exposiciones de socios y socias en la sala Municipal de el Monte Tossal, que para mí ha sido un honor mantener”; que habia otro modos de colaboración  entre la concejalía y la Asociación “como en de pintar en la calle para el que intentaban echar un cable” “Que nos debía una visita a nuestra sede y la ocasión de la exposición de la familia AMERIGO la habia propiciado, y que nos pedía disculpar por no haber podido venir antes, “pero que sirva mi presencia aquí para transmitiros mi reconocimiento, el cariño y el apoyo de la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Alicante y que en la legislatura que  tengo el honor de ser  concejal de Cultura, os aseguro que va seguir ese apoyo y colaboración histórica con la concejalía.” Y de la familia AMERIGO mejor no hablar, porque si no era suficiente tener dos artista de la familia, nos hemos buscado un tercero para hacer la presentación, con sorpresa incluida por el detalle de mostrar a su hermana un dibujo de cuando tenía doce años y que estaba en poder de un miembro del jurado que no se lo premio, pensando que no podía ser de una niña de esa edad y que seguramente habría intervenido su padre. Que no quería hablar más, porque “como le decía el patriarca eran una familia de llorones y se habían emocionado y que como uno tambien es de lagrima fácil, mejor no decir cuánto nos queremos y cuanto nos respetamos, porque no estaría bien dar un espectáculo” Y con esas ultimas palabras finalizó su intervención, que fue premiada con el calor de un fuerte aplauso de un público entregado a su sinceridad y sencillez de palabra.
 Seguidamente, le tocó el turno de palabra a MARÍA JESUS, que aunque  visiblemente emocionada, se recuperó para decir  que agradecía a todos los que habia tenido la defería hacia ellos de estar aquí. Que tenía algunas cosillas en mente, pero no se habia preparado nada por escrito, porque al igual que le sale del corazón todo lo que  hace queria que  las palabras le salieran igualmente del corazón. Que se habia quedado “a cuadros” con la sorpresa que le habia dado su hermano con el dibujo de su niñez, que le evocaba su infancia. Que ella no sabía que era artistas, que solamente dibujaba desde pequeña y para ella era solamente una expresión. Nada más, hasta que la gente, en el colegio, y  en algunos concursos que se presentaba yganaba premios, se dijo que esa forma de representar lo que sentía, no era normal. Que en el colegio era descartada y suspendía en matemáticas y ciencias, y por ello  decían que sus dibujos se los habia hecho alguien, que era imposible. Que cuando tenía veinte años hizo una portada de un  libro de hogueras en Oscar Esplá, y su madre que por entonces vivía, le dijo que se presentara a una exposición con el tema de hogueras . Que presentó una breva y los comentarios eran de que su padre le habia ayudado, y eso le dolió tanto que se dijo que nunca jamás me van a relacionar con él, hasta que ahora con cuarenta y tres años ha hecho con él la exposición que su padre le habia pedido muchas veces  hacer juntos, y este es el momento idóneo para haberla hecho. Que mucho gente ha venido porque la conoce y la quieren, tambien a su padre"
 Luego tomo la palabra el “patriarca”, quien se limitó a dar la gracias a todos los que habían venido a acompañarle a la inauguración y que para él era esta la mejor de todas las exposiciones que habia hecho en su vida, porque la hacía con su hija.
 Y como siempre todo termino, con el consabido piscolabis que los artista ofrecieron a los asistentes, con los corrillos y comentarios que, unánimemente fuero de elogio y admiración para los Amérigo, padre e hija, por la extraordinaria exposición que habían “compartido” con todos.
Carlos Bermejo
Coordinador de exposiciones de la AAA.
Alicante, 16 de mayo de 2016