ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

domingo, 14 de febrero de 2016

Los Oscar de Hollywod. Prohibido improvisar. Quieren controlar la alegría.


Hollywood (bosque de acebos) o fábrica de los sueños.


Los nortemaricanos en sus deseo de controlarlo todo, y que lo tiempos sean los juntos, pretende que los ganadores de un Oscar, tenga el texto escrito en un teleprompter, como lo presentadores de televisión. Lo cual le quita a la gala la frecura y la improvisación, propia de un acto de alegría.
Quieren controlar hasta la alegría.



La organización de la Academia de Hollywood ha tomado medidas en la gala del próximo 28 de febrero para que los discursos de agradecimiento de los ganadores del Oscar no se pasen de tiempo y duren como máximo 45 segundos. Gracias a la utilización de un teleprompter o ‘autocue’ (una pantalla en la que un texto va bajando a medida que el que la mira la lee) se pretende ‘ayudar’ a los ganadores a la hora de recordar a todas las personas a las que quieren agradecer el galardón. Como sabrán, debido a los nervios de la ocasión, muchas veces se dejan de nombrar a personas importantes y luego se quejan de que no han tenido suficiente tiempo.
Los nominados tendrán que facilitar una lista con el nombre de las personas a las que quieren dedicar unas palabras, y dicha lista será mostrada en el ‘autocue’ puesto a disposición de los ganadores cuando recojan el premio. De esta manera también se pretenden evitar escenas de discursos eternos como el que protagonizó Matthew McConaughey hace dos años guando obtuvo la estatuilla dorada por su papel de enfermo de sida en Dallas Buyers Club.

Estados Unidos. Los Ángeles, Oscar.