ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 16 de febrero de 2016

La propuesta de Podemos: Secretaría de Estado de Lucha contra la Corrupción y Crimen Organizado. Idea que debe llegar a cabo cualquier gobierno que entre en España


Policías y jueces independientes

Por su parte, la Secretaría de Estado de Lucha contra la Corrupción y Crimen Organizado, contaría entre sus funciones con la «especialización y coordinación» de policías, fiscales, jueces y órganos fiscalizadores de la Administración. Este nuevo órgano contaría con un director general al mando de una Unidad Adscrita de Investigadores, formado por miembros de las fuerzas de seguridad, personal de Hacienda y de Aduanas. Iglesias calificó este proyecto como «la medida más ambiciosa de las que se han tomado en materia de lucha contra la corrupción en la Historia reciente de la democracia». Las funciones de esta nueva Secretaría de Estado abarcaría el ámbito estatal, pero también el autonómico y local.

El organigrama se completaría con un director general de Evaluación y Seguimiento, una Oficina de la Ciudadanía para la Transparencia Institucional, un director general para la coordinación de contrataciones con las administraciones públicas así como «otros organismos e instituciones relacionados a los que se considere necesario dotarles de mayor independencia».
Podemos argumenta que «es necesario que jueces y fiscales dispongan de una auténtica policía judicial». «Para ello y en el desarrollo de la acción anticorrupción, se crearán 'Unidades Policiales Independientes'», dice el documento. Estas «Unidades Independientes» estarían adscritas a los juzgados y no podrán ser apartadas de un caso salvo que lo decidiese el juez al frente a la investigación. Podemos quiere que tengan un estructura independiente y para ello establece que «solo sus puestos directivos de máximo nivel sean nombrados por el procedimiento de libre designación» (cargos de confianza).

Los miembros de las fuerzas de seguridad que integrarían estas unidades deberán tener un grado universitario y contar con más de diez años de experiencia dirigiendo unidades de Policía Judicial. Sus responsables podrán sumar a estas unidades a otros funcionarios en función de criterios como la relevancia o la urgencia de resolución del caso. Solo rendirían cuentas ante el juez «sin tener la obligación de informarles a los mandos policiales de la evolución de las investigaciones ni de los resultados obtenidos"». La Secretaría de Estado que propone Iglesias contaría además con el llamado «Consejo Asesor Anticorrupción» formado por «movimientos asociativos civiles y personalidades de reconocido prestigio en la lucha contra el crimen organizado y la corrupción».

.....................NUEVO IMPULSO...........
A lo que habría que unir.
Una Facultad de Policía Judicial, para formar especialistas (Policía y Guardia Civil) su especialización de uno o dos años. Si quieren formación universitaria tendrán que pagar buenos sueldos, digo yo.
En estos Cuerpos de Segurdad del Estado, cada año salen teniente de inspectores, es decir oficiales de muy alta preparación, y  con idiomas.