ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

viernes, 12 de junio de 2015

Así lo quiso la mayoría, y Echávarri del PSOE será el alcalde de Alicante

(Dibujo, caricatura, plumilla, fotografia. Palmeral 2015)

Echávarri da el control de las principales áreas a Guanyar para lograr la Alcaldía

El tripartito de izquierdas cerró anoche un acuerdo que entrega a Pavón Urbanismo, el PGOU y las principales grandes contratas, a Bellido la portavocía y comunicación y resta atribuciones al alcalde

13.06.2015 | 04:57 /Información
Los miembros del tripartito de izquierdas tras firmar el acuerdo para apoyar a Echávarri como alcalde y constituir el equipo de gobierno.
El tripartito de izquierdas formado por PSOE, Guanyar Alacant y Compromís cerró anoche in extremis un pacto de gobierno con el objetivo de dar hoy la Alcaldía a Gabriel Echávarri, con el compromiso de reducir las competencias del primer edil al mínimo legal. El acuerdo, en el que Guanyar decidió entrar por una mayoría aplastante de su asamblea, deja en manos de Miguel Ángel Pavón el control de Urbanismo, con la definición del nuevo Plan General por delante, y la gestión de la mayor contrata municipal, la de limpieza y recogida de residuos, así como la de zonas verdes. Natxo Bellido consigue la visibilidad que reclamaba asumiendo la portavocía y el peso de presidir la junta de contratación. En el acuerdo, rubricado anoche, se incluye también el programa de gobierno que consensuaron hace unos días las tres agrupaciones.
Además de la Alcaldía, el PSOE asumirá la gestión de las áreas de Hacienda, Recursos Humanos, Turismo y Playas, Movilidad, Seguridad Ciudadana, Comercio y Mercados, Fiestas, Deportes, Inmigración y una de las partes de la antigua concejalía de Atención Urbana, en concreto la correspondiente a Infraestructuras y Mantenimiento, en la que –a falta de concretarse el detalle– podrían incluirse, por ejemplo, las labores de mantenimiento de edificios públicos, cementerio o suministro eléctrico.
Pavón ocupará la primera tenencia de Alcaldía y vicealcaldía, gestionando una gran área integrada por Urbanismo, con competencias sobre el nuevo Plan General, y Medio Ambiente. Asumirá también competencias de Atención Urbana que tengan vinculación con estas dos áreas. Aunque no se detallan en el acuerdo, desde el tripartito apuntan a la ejecución de obras públicas o la gestión de grandes contratas municipales, como la de limpieza y recogida de residuos o la de zonas verdes. Gestionará también Imagen Urbana, Ocupación de la Vía Pública, Conservación de Inmuebles y Partidas Rurales. Se trata de áreas sobre las que Pavón ha presentado especial batalla durante su etapa en la oposición y que tienen un gran peso en la gestión municipal, tanto por el presupuesto que mueven las grandes contratas como por el reto de promover un nuevo Plan General que defina el futuro de la ciudad o por el conflicto abierto en la ciudad para conciliar ocio y descanso. Además, Guanyar asumirá las áreas de Acción Social, de especial relevancia dada la situación actual, así como Vivienda, que puede ser sustancial para gestionar la problemática de los desahucios. También Participación Ciudadana y Cooperación, Juventud, Cultura, Modernización y Estadística.
Hasta ayer mismo, Guanyar con seis ediles venía reclamando la Alcaldía para Pavón, incluso planteando una opción rotatoria, pero el apoyo de Compromís a Gabriel Echávarri con seis ediles, pero más votos cerraba todas las puertas a esa posibilidad. Con esa situación, los tres grupos pasaron toda la jornada de ayer negociando la configuración del equipo de gobierno, con Echávarri como alcalde. Guanyar planteó dos opciones: Dar sus votos a Echávarri y entrar en el equipo de gobierno o votarle para evitar que gobernara el PP y marcharse a la oposición. Con el resultado de las negociaciones sobre la mesa, la asamblea decidió de manera aplastante (112 votos a favor, 27 en contra y 14 abstenciones, entre ellas la de Pavón) sumarse a la primera opción. En una de sus intervenciones en la asamblea, el abogado José Luis Romero, que ha participado en la negociación, llegó a asegurar: «En términos de volumen de gestión y presupuesto, la parte del león se la lleva Guanyar».
Y es que, en la negociación, Guanyar no logró la Alcaldía, pero sí el grueso de las áreas que reclamó, a excepción de Inmigración (se la queda el PSOE), Igualdad y Memoria Histórica. Estas dos últimas serán asumidas por Compromís, que también logra el peso que buscaba tras su apoyo a Echávarri. Bellido, segundo teniente de alcalde y portavoz del equipo de gobierno, asume también el área de Presidencia y Coordinación de Proyectos, así como la comunicación y la prensa. Será, además, quien presida la junta de Contratación, bajo la definición de una comisión mixta, abierta al equipo de gobierno y la oposición, así como a representantes de la ciudadanía. Compromís, con tres concejales, se queda también con Educación y Sanidad así como con el área de Empleo y la gestión del la Agencia de Desarrollo Local.
Despojar de competencias
La limitación de atribuciones al alcalde, para limitarlas a la ley, pretende dar un mayor peso en las decisiones a la Junta de Gobierno Local, que estará configurada por tres ediles del PSOE más el alcalde, cuatro miembros de Guanyar y dos de Compromís, de modo que sea necesario tomar decisiones con un mínimo de consenso. En concreto, el acuerdo plantea pedir un informe al secretario del Ayuntamiento sobre las competencias que puede delegar el alcalde en órganos colegiados, como la Junta Local, y de cuáles se le puede despojar según la ley.
Sueldos y asesores
También se garantiza que PSOE y Guanyar tendrán el mismo número de miembros en todos los órganos con representación municipal, en los que se plantea la posibilidad de que estén representados todos los grupos. Aunque hay 29 concejales, sólo habrá 20 con sueldo, que es el máximo que permite la ley. Todos los miembros del equipo de gobierno (formado por 15 concejales) podrán tener dedicación exclusiva, lo que dejaría sólo cinco a repartir entre los ocho concejales del PP y los seis de Ciudadanos. Aunque no figura en el acuerdo, fuentes del tripartito explican que, en ese caso, serían tres para el PP y dos para Ciudadanos. No obstante, indican que entre una y dos personas del tripartito percibirían sueldo de la Diputación, lo que liberaría dos dedicaciones exclusivas más para la oposición. El acuerdo también contempla, en principio, una rebaja del 10% en todos los sueldos de la corporación y su congelación, si bien este punto está sujeto a revisión. En cuanto a la cifra de asesores, habrá 28. El reparto quedaría de la siguiente manera: 11 para el PSOE; 8 para Guanyar; 5 para Compromís; 2 para el PP y 2 para Ciudadanos.
Oposición y ciudadanos
El acuerdo también recoge que la Junta de Portavoces se reunirá semanalmente y no un vez al mes como hasta ahora para dar cuenta a la oposición de los acuerdos de la Junta Local. La sala de prensa se abrirá también a la oposición y a las entidades ciudadanas, al igual que el gabinete de prensa, que será elegido por consenso.

Fotografia
Echávarri
caricatura
dibujo