ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

martes, 3 de marzo de 2015

Botellas de vino con etiquetas rotas o deterioradas.


Publicado el 01 de feb de 2010 11:29 am |
  0 comentarios
Una botella de vino con la etiqueta dañada es mostrada por el fundador de la empresa Accidental Wine David Forbes en la bodega de la empresa, en esta fotografí­a de archivo del lunes 28 de diciembre de 2009, en Los Angeles. (Foto AP/Damian Dovarganes)
Cada vez que un distribuidor o un viñatero deja caer una caja y se rompe una botella, manchando las demás, la gente de la firma Accidental Wine Company se frota las manos: Sin este tipo de accidentes, la empresa no existirí­a.
La empresa compra las botellas restantes, que los comerciantes no quieren tocar por estar manchadas, y las vende a través de la internet a la mitad del precio, incluso a la tercera parte, haciendo un gran negocio.
“No sabemos cuándo va a haber un accidente ni qué cantidad recibiremos”, comentó Janice C. Lee, directora de ventas de la firma que creó junto con otros socios hace dos años.
Cuando ocurre algún percance, allí­ está Accidental Wine para ver qué se puede llevar. Acepta todo, desde los más famosos Bordeaux franceses, que se venden a cientos de dólares por botella, y los mejores vinos del Valle del Napa en California, hasta los vinos más baratos, pero también buenos, de sitios como Australia, Nueva Zelanda y Chile.
“Las botellas caras se rompen tanto como las baratas”, dice medio en broma y medio en serio el director ejecutivo de la empresa, David Forbes.
A veces, de hecho, ni hace falta que se rompan.
No hace mucho, la venerable San Antonio Winery de Los Angeles, fundada hace 103 años, sacó a la venta un vino llamado Windbreak.
“Era un vino excelente, de más de 40 dólares la botella”, cuenta Forbes, sosteniendo un pinot noir Windbreak.
Sin embargo, el vino no se vendió, probablemente por el nombre, poco inspirado. Windbreak quiere decir Rompeviento en inglés.
La bodega cambió entonces el nombre, por uno más comercial y le vendió a Accidental las cajas que le quedaban con el nombre Windbreak. Accidental las está incluyendo en un paquete de tres vinos distintos que vende por 68 dólares, a la mitad del precio original.
Hay casos como el de una bodega argentina que habí­a producido 150 cajas de un pinot noir antes de darse cuenta de que el nombre estaba mal escrito en la etiqueta. Bob Castellani, presidente de la importadora Specialty Cellars, llamó de inmediato a Accidental Wine, que las compró en el acto y las vendió con una nota aclaratoria.
“Ellos quedaron contentos, nosotros quedamos contentos y ni qué hablar de los clientes, que consiguieron una ganga”, comentó Castellani.
Hasta donde sabe, Accidental es la única firma de su tipo.
Dado que Accidental nunca sabe qué va a tener disponible, los clientes no pueden hacer pedidos de marcas especí­ficas por la internet, pero sí­ pueden decir qué tipo de vino quieren, por ejemplo, un chardonnay o un merlot.
La empresa nació medio de casualidad.
Forbes, de 64 años y ex presidente de la casa cinematográfica Orion Pictures y Lee, una ejecutiva, eran ambos amantes del vino y se conocieron haciendo negocios.
Lee notó que Forbes siempre que organizaba una reunión ofrecí­a un vino refinado. Resultó que tení­a un amigo que distribuí­a vinos y que le pasaba las botellas que no podí­a vender porque las etiquetas estaban dañadas.
Cuando el distribuidor se jubiló, Forbes sufrió pensando que ya no podrí­a contar con vinos tan buenos. Habló con Lee y ambos decidieron abrir Accidental, junto con dos hijos de Forbes, Micah y Kelly.
Pronto tení­an una oficina en un depósito junto al nada pintoresco rí­o Los Angeles.
Allí­ los cuatro se sientan frente a computadoras con las que buscan hacer negocios, responden llamadas y empaquetan botellas.
Forbes no quiso dar cifras de ventas, pero aseguró que la firma creció mucho en dos años.
“Aparecimos en el momento justo”, expresó. “Con la economí­a tan mala, la gente trata de conseguir los vinos de siempre a precios más baratos”.
Copyright 2010 The Associated Press.