ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

martes, 22 de julio de 2014

El obispo de Jaén frena la venta de un cuadro de una parroquia

El cura de Quesada quería subastar un 'zabaleta' para cubrir los gastos de las obras del centro

'San Pedro y San Pablo', de Zabaleta.

El pintor Rafael Zabaleta, uno de los grandes del expresionismo del pasado siglo, donó en 1940 a la iglesia de su pueblo natal, Quesada (Jaén), un óleo sobre lienzo de San Pedro y San Pablo en agradecimiento a que le dejaran el huerto anexo al templo como lugar de inspiración artística. El cuadro, de 96 centímetros de largo por 68 de ancho, ha permanecido desde entonces colgado en una pared de la sacristía, hasta que el actual párroco, Bartolomé Pérez, reparó en que tenía delante de él una obra de arte con la que obtener el dinero necesario para acometer las necesarias y caras obras del centro parroquial.

Y así fue como el sacerdote, apoyándose en la página web de la iglesia, ideó una subasta con la que pretendía recaudar unos 200.000 euros por la venta de una de las escasas referencias de arte religioso de Zabaleta, mucho más conocido por sus obras sobre los campesinos y el medio rural. Pero el cura, que ya había recibido incluso correos de personas interesadas desde Italia, Francia, Alemania y Estados Unidos, no había comunicado al Obispado su deseo de ejercer, aunque fuera de forma efímera, como marchante de arte. Y el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, tras constatar el revuelo creado, llamó a capítulo al sacerdote y ha frenado la subasta hasta que se haga de forma reglamentaria y con todas las garantías.

“Ya lo he aclarado todo con el obispo; está claro que yo no podía vender el cuadro sin su permiso, sería un delito”, ha manifestado este viernes Bartolomé Pérez, que ha retirado el anuncio de subasta de la página web y ha trasladado el cuadro a un lugar secreto para protegerlo de supuestos expoliadores de arte, mucho más ahora que la publicidad del caso ha elevado su cotización.
Vamos a esperar a que todo esto se tranquilice un poco, y después presentaremos al Obispado un expediente para la venta del cuadro
Bartolomé Pérez, párroco 
A través de un comunicado, el Obispado de Jaén señaló el jueves que “en ningún momento se pensó en la enajenación de bien alguno de la parroquia de Quesada” para financiar las obras del centro parroquial, aunque sí avaló un préstamo de 200.000 euros, menos de la mitad del coste estimado del proyecto. Pero la desautorización del obispo no significa que el cura renuncie a su propósito. “Vamos a esperar a que todo esto se tranquilice un poco, y después presentaremos al Obispado un expediente para la venta del cuadro”. En caso de que finalmente la diócesis de Jaén diera el visto bueno, habría que dirigirse después al Ministerio de Cultura, que tendría un derecho preferente sobre las ofertas presentadas por los particulares. Hasta ahora se han recibido dos de manera formal con una puja de 60.000 euros, un precio que el párroco entiende ahora como “muy razonable”.

Eso sí, lo que tiene claro Pérez es que no va a pedir más donativos a los feligreses. “No podemos exprimirlos más, y menos aún en un año como este, sin cosecha de aceituna”. También el Ayuntamiento de Quesada ha declinado entrar en la puja por las dificultades económicas por las que atraviesa