ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 24 de junio de 2014

Conchita. Hoguera "Extinción" de la Plaza de la Viña. Fotos de Palmeral




Conchita ganadora del festival de Eurovisión 2014 en la Hogeura "Extinción" de la Plaza de la Viña. Fotos de Palmeral.
Las hogueras se celebran para festejar la entrada del solticio de verano, tradicionalmente los alicantinos acudían a cenar al campo el 23 de junio: comían productos típicos y cuando llegaba la medianoche encendían fogatas, bailaban a su alrededor, lanzaban cohetes y se bañaban en el mar. Esta costumbre se mantuvo con el tiempo y en 1928 se constituyó de manera formal como las fiestas de Hogueras de San Juan. Durante varios días, Alicante celebra este grandioso homenaje al fuego, en el que los protagonistas principales son auténticas obras de arte efímero: las “hogueras”, las enormes figuras de cartón y madera que se queman en la noche de San Juan. Las hogueras se queman porque dan trabajo para el año que viene, y además se por picia por la adoración del fuego se entiende la acción de rendirle culto a este elemento, considerándolo sagrado en sí mismo o bien, representante de alguna divinidad.
 La veneración al fuego fue el rasgo característico de casi todos los pueblos de la Antigüedad junto con el culto al Sol, de quien no puede fácilmente disociarse, ya que los dioses solares a veces también lo eran del fuego, por ello el fuego se consideraba sangrado. En 1928 se crearon las Hogueras en Alicante. El hecho de quemarlas supone acabar con todo lo malo que nos ha pasado durante un año, para que como el pasto quemado vuelva a reflorecer nueva hierba, nuevos proyectos, nuevas ilusiones, nuevas esperanzas...
La Cremà es la base de la Fiesta, es para lo que se plantan los monumentos. Es un momento muy bonito que a todo foguerer le gusta ver, donde la belleas del foc, lloran de pena.
En las ascuas de la hogueras nace el fuego para el año próximo.

POESÍA AL PETARDO ALICANTINO

Alicante es un infierno de pólvora y petardos,
las “mascletás” (petardos mayores) se suceden
día a día en cada barrio hasta coronar con una palmera
de fuego gigante sobre el castillo de Sant Baárbara.
Luceros será el eje central del arte del fuego

El olor a infierno de azufre es constante
las aceras se cubren de cigarros de pólvora,
la gente a vomitado sobre las aceras
y el perro hizo su necesidad muy asustado

Uno se acostumbra a no escucharlo,
puesto que no te queda otro remedio
suenan y suenan hasta no asustar a nadie.
El Postiguet se cubre del botellón legal.
las fogatas legales al tresbolillo
Sueltan su fue sagrado.

Son las hogueras de San Juan
donde los corazones de cartón arderán
a fue lento y bomberos a mano labran las llamas.


Ramón Palmeral, 2014