ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 18 de junio de 2014

Cena de despedida de Don Juan Carlos con antiguos colaboradores. ABC

Don Juan Carlos quería tener una despedida especial con los «viejos rockeros» de la política en España, aquellos dirigentes de la «vieja guardia» de los partidos que vivieron con él momentos decisivos en la Transición y en los primeros años de la democracia que echaba a andar en nuestro país, con muchos momentos de dificultad, pero también de éxitos por parte de todos. Anoche, la última del Rey antes de sancionar la abdicación de la Corona y pasar a una segunda fila, compartió mesa y mental con una treintena de políticos veteranos, algunos en activo todavía, casi todos procedentes de UCD y el PSOE.
La cena fue en el restaurante Currito, en la Casa de Campo de Madrid, especializado en cocina vasca, pescados y carnes rojas. Fue la ocasión perfecta para que los comensales recordaran los acontecimientos políticos que compartieron, unos en el Gobierno, otros en la oposición, el Rey como jefe de Estado y en el papel de árbitro y moderador que le confiere la Constitución, y todos protagonistas de la misma historia compartida.
A la mesa se sentaron dos de los padres de la Constitución, Miquel Roca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, y también un vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, «número dos» de Felipe González durante muchos años.

Exministros en la mesa

A la cena asistieron también los exministros socialistas, en los gobiernos de González, José Luis Corcuera, Virgilio Zapatero, Carlos Solchaga, José Barrionuevo, Fernando Ledesma y Rosa Conde, entre otros.
Entre los políticos en activo que acudieron a la despedida de Don Juan Carlos, además de Alfonso Guerra, que sigue siendo diputado y que estará mañana, jueves en el juramento y proclamación de Felipe VI, se encontraba Soledad Becerril, actual Defensora del Pueblo, dirigente histórica de UCD, ministra de Cultura conLeopoldo Calvo Sotelo y alcaldesa de Sevilla con el PP entre 1995 y 1999. Becerril fue diputada en las Cortes en las primeras legislaturas de la democracia, y conoció de primera mano todo el proceso de la Transición, con el Rey a la cabeza.
Otros políticos que acudieron a la despedida del Rey fueron el expresidente autonómico José Antonio Rodríguez Ibarra, el exsindicalista Julián Ariza, los exministros de UCD José Luis Leal y Juan Antonio Ortega y Díaz-Ambrona y el expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina. Tampoco faltó Alberto Oliart, que forma parte de la vieja e histórica guardia de UCD (fue ministro de Industria, Sanidad y Defensa), pero que ha estado en activo hasta hace relativamente poco: entre 2009 y 2011 fue presidente de RTVE. Otro «viejo rockero» de la política como Rafael Arias Salgado, ministro con UCD y luego con el PPde José María Aznar, también estuvo en la cena compartiendo recuerdos y mil batallas políticas con Don Juan Carlos y el resto de compañeros de mesa y mantel. No faltaron históricos socialistas como JuanJosé Laborda, expresidente y firme defensor de la Cámara territorial, el Senado, o Francisco Fernández Marugán, uno de los diputados más apreciados y queridos en el Congreso por unos y por otros durante sus años en las Cortes. Matías Rodríguez Inciarte, presidente de la Fundación Príncipes de Asturias, fue otro de los asistentes a la cena del Rey.
No es la primera vez que Don Juan Carlos se ve con este grupo de unos treinta políticos y expolíticos, pero la de anoche era una cena especial por el significado que tenía, a pocas horas del cambio de página que se iba a producir en la historia de España. «Aquí seguimos los viejos rockeros», resumió el Rey con mucho humor unos días antes en un acto público. 

Copia de ABC