ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

jueves, 10 de octubre de 2013

Nadie entiende a Lagarde. Un día dice una cosa y el otro lo contrario

El FMI considera que España ha logrado superar la crisis de la deuda y de los bancos así que, evitado el riesgo de un colapso económico, su prioridad debe ser combatir el desempleo que, según la institución, no va a mejorar.
Así lo ha explicado la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, en una rueda de prensa en Washington: "El paro en España sigue siendo muy alto, especialmente entre los jóvenes". Lagarde, que fue ministra de Finanzas de Francia con Nicolas Sarkozy, se ha mostrado "complacida" de "la manera exitosa" con que se ha llevado a cabo el rescate de los bancos, lo que debería hacer que las entidades "puedan hacer su labor y contribuir a la recuperación".
El FMI formuló en agosto un plan para que España creara 1,2 millones de puestos dañó en tres años, que incluiría una bajada de los salarios nominales del 10% y de las cotizaciones a la Seguridad Social de 1,75 puntos. A cambio, las empresas se comprometerían a llevar a cabo más contrataciones, si bien en ese punto no había ningún objetivo ni ninguna sugerencia de creación de empleo. La institución mantiene esa propuesta.
El principal problema de España para crear empleo es la baja productividad. Eso a su vez se debe a que el ajuste se realiza en España despidiendo plantilla (preferiblemente, los más baratos primero, porque cuesta menos a las empresas), y no introduciendo flexibilidad en las horas de trabajo o recortando salarios. Una economía poco productiva no crece, como revela el hecho de que el FMI prevea un crecimiento de apenas el 1,2% en 2018.
Lagarde, y el FMI, se han mostrado también satisfechos con el ajuste fiscal de España, cuyo ritmo se ha suavizado, que es algo que el Fondo lleva reclamando casi desde el inicio de la crisis, en oposición directa a Alemania. El miércoles, la institución declaró que en España la recaudación por IVA es baja y que, por tanto, puede existir margen para subir ese impuesto, aunque no entró en más detalles.