ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

viernes, 2 de agosto de 2013

Rajoy gobernará pero no convencerá. Comparecencia en la Cámara Baja, 1 de agosto



No decir la verdad es lo mismo que mentir, a pesar de todo se declaró inocente.

Mariano Rajoy gobernará durante dos años más pero no convencerá, gobernará con los aplausos pagados y los votos disciplinarios de los diputados y senadores de su partido con mayoría absoluta; sin embargo, después del día uno de agosto empezamos a contar los días de su caída, ni aunque dijera la verdad es perdonable su responsabilidad. No es posible que sisen 42 millones de euros en el partido y no se entere. Se le puede aplicar el refrán del ciego y el lazarillo de Tormes con las uvas "cuando yo me las comia de cuatro en cuatro tú callabas", poe eso le pegó.
 ¿Qué hay más detrás de todo esto? Solo somos capaces de ver el cuello-iceberg de la gaviota reidora que ya ha dejado de ser cisne blanco, y al PP se le ha visto el plumero que ayer mañana se lo levantaron los oradores de la oposición en bloque, e incluso el vulnerado líder del PSOE, Rubalcaba tuvo aciertos aunque esconde la carta de los ERE de Andalucía y la encubierta dimisión de Griñán
 
Es la misma línea del altercado que tubo Unamuno con Millán-Astray en l936."Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho."

Pues repito Sr. Rajoy gobernará pero no convencerá. Gobernará porque tiene bajo la horma de su fragua al Constitucional, a la Fiscalía a lo poderes judiciales y demás galladones, podrá prolongar su mandato, pero es como prologar su agonía política. Ayer día 1 de agosto en su comparecencia en la Cámara baja su cara era un poema, con gesto de extrañeza y de no saber nada. Tuvo que aguantar lo inaguantable por los inquisidores a ahondaban en la herida son compasión. Pero el supuesto delito era grabe, jugar con ventaja en la elecciones, cobrar impuesto revolucionario a los empresarios “fritos” por coger una contrata, lo que supone una deslealtad a la competencia.

 Hasta ahora Rajoy hace lo posible para que su ex tesorero no diga la verdad. Dic la editorial de El Mundo de hoy “ Ello tira por tierra su versión de ayer cuando insistió en que Bárcenas fue apartado de todos sus cargos hace tres años y en que el PP ya no tenía ninguna re­lación con él. No es cierto. Tenía despacho y chófer, le pagaban un sueldo mensual de 23.000 euros, le costeaban los abogados y él mismo seguía en perma­nente contacto con su ex colaborador”.

   En cualquier otro país, un primer ministros hubiera presentara la dimisión, como sub­rayaron ayer Rubalcaba, Rosa Diez y Cayo Lara. No obstante  cree que todavía tiene algo de droga en la bolsa para aguantar un tiempo más. Bajo la sobre del PP está la corrupción, una mala gestión fiscal, endeudamiento y todo lo que nos está tapando cuando se compra Deuda Pública con la caja de los pensionistas.

Lo de los sobresueldos sin pagar a Hacienda debería ser una cuestión grave, muy grave, tan grave que no se puede personar. Porque Hacienda somos todos. 

  Pero Rajoy incurrió en dos contradicciones que le ponen en evidencia. La primera fue hablar de Luis Bárcenas en términos de «falso inocente» y a conti­nuación invocar la presunción de inocencia para to­dos los demás, incluido él mismo. Y la segunda fue su insistencia en que el único hecho tangible es la exis­tencia de las cuentas en Suiza de su antiguo colabo­rador, sin ser capaz de dar una explicación verosímil sobre la contabilidad B que está depositada en el juz­gado y que, como coincidieron Rubalcaba y Rosa Dfez, no puede estar prefabricada hace 20 años por Bárcenas en previsión de futuros problemas con la Justicia.
Esta resistencia de Rajoy a no decir la verdad, a no aclarar nada, a no decir si existe o no una evidente contabilidad B, más los sobresueldos cuando a los pensionista y funcionarios se los bajaban, no es de recibo. Señor Rajoy, ya no veremos cuando nos pongas la urnas por delante. Entonces se verás quien tiene la última palabra.  

La encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del pasado mes de julio refleja la caída de los dos partidos mayoritarios, el PP y el PSOE, que marcan sus peores registros de los últimos años (32,5 y 27,2% respectivamente), mientras siguen en ascenso tanto Izquierda Unida como UPyD
La encuesta se realizó entre el 1 y el 10 de julio, pocos días después de que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas ingresara en prisión el 27 junio pero antes de que EL MUNDO publicara los papeles de Bárcenas y los SMS entre el presidente y el ex tesorero del PP.
En concreto, el CIS da en julio una estimación de voto al PP del 32,5%, 12 puntos por debajo de la mayoría absoluta que logró en las generales de 2011 (44,62%), mientras que al PSOE se le atribuye un apoyo del 27,2% también por debajo de su resultado de las últimas elecciones (28,73%), que fue el peor registrado tras el suelo marcado en 2000 por Joaquín Almunia.