ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 5 de agosto de 2013

Gibraltar un paraíso fiscal gribraltareño-inglés-español. Hipocresía

¿Cuándo se va a cerrar definitivamente la verja como hizo Franco y cortar el espacio aéreo y máritimo? Gibraltar es independiente de Gran Bretaña, no está en la Unión Europea, pero cuando tiene problemas acude al apoyo de G.B.

¿Cúando se va a dejar usar la mano blanda con Gibraltar? ¿De qué sobrevive Gibraltar?:  comercio de contrabado, paraíso fiscal, drogas, base de submarinos atómicos...

Cada verano lo mismo: ¡Gibraltar español! Siempee. Pero de palabras no se sale. Margallo habla y ya está. Tiene que tomar medidas.

  Fraude en la residencia en España de Gribraltareños ricos.

El paquete de medidas que está elaborando el Gobierno también incluye un amplio plan contra el fraude fiscal que contempla nuevas actuaciones de control en los ámbitos de la imposición directa, indirecta y aduanera.
Para empezar, se tomarán medidas para evitar el fraude fiscal que cometen aquellos gibraltareños que tienen su residencia real, pero no fiscal, en España. El Gobierno estima en unos 6.700 los gribraltareños que se benefician o disfrutan de la red de servicios sociales y las infraestructuras en España sin pagar impuestos. Ahora, se va a tratar de comprobar su residencia real en territorio nacional para "realizar las oportunas liquidaciones tributarias".
Además, se va a luchar contra la evasión fiscal consistente en la constitución de sociedades en Gibraltar que tienen como objetivo ocultar la verdadera titularidad de bienes inmuebles en España. De este modo, evitan el pago de impuestos de transmisiones de estos bienes en España.
El paquete se completa con medidas contra el fraude en la tributación indirecta. Para ello, se va a seguir persiguiendo el contrabando de tabaco, a través de exhaustivos controles aduaneros en la verja y vigilancia en su perímetro y en las playas limítrofes. Además, se intensificarán los controles aduaneros y fiscales de los trasvases de combustible en aguas próximas al Peñón.
El Gobierno ha preparado una batería de medidas de presión para “apretar las tuercas” a Gibraltar ante lo que considera una política de “hechos consumados” por parte de las autoridades del Peñón. El objetivo, según el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, es “aplicar la legislación española y comunitaria en materia de lucha contra el contrabando, el fraude fiscal y la protección del medio ambiente”.
Margallo expresó la semana pasada a su homólogo británico, William Hague, la “extrema gravedad” de la situación creada por la decisión gibraltareña de arrojar 70 bloques de hormigón en aguas contiguas al Peñón para impedir el uso de las artes tradicionales de pesca de la flota gaditana. Fuentes diplomáticas recuerdan que España y Reino Unido se comprometieron a negociar las medidas de protección del medio marino después de que la Comisión Europea reconociera a ambos países competencias sobre las mismas aguas. Pero, lejos de reanudar unas negociaciones suspendidas desde hace meses por la presión del Ejecutivo de Fabian Picardo, Gibraltar ha sembrado el fondo marino de bloques con pinchos de hierro con el pretexto de crear un arrecife artificial.
La primera reacción del Gobierno español ha sido denunciar a las empresas implicadas ante la Fiscalía de Medio Ambiente y notificar los hechos a la Comisión Europea. Además, esta semana se ha impedido la entrada en Gibraltar de media docena de camiones cargados con material de construcción.

300 años que perdimos el peñón.