ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 5 de febrero de 2013

Las corrupción en España nos cuenta miles de millones.

La tormenta de Rajoy dispara la deuda española, según ‘Financial Times’

El diario británico pide una investigación completa y transparente del escándalo Bárcenas

"Los españoles merecen una explicación adecuada", asegura 'The Economist'

Archivado en:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rajoy, este lunes en Berlín con Merkel. / WOLFGANG KUMM (EFE)

Los escándalos de corrupción han saltado de las primeras planas de los periódicos a los mercados financieros y llevan la zozobra a la ya precaria situación de la deuda española. Esa es la conclusión de un artículo que Financial Times, una de las biblias del periodismo económico, lleva este lunes a su primera digital con un titular demoledor sobre el presidente del Gobierno de España: “La tormenta de Rajoy dispara los bonos españoles”.
El artículo recuerda que la deuda soberana española sufrió su peor día desde septiembre en medio del escándalo de pagos en dinero negro que envuelve al presidente y a su partido. “Rajoy negó el fin de semana las acusaciones, publicadas primero en EL PAÍS, sobre los sobresueldos opacos a dirigentes del PP, incluido el propio Rajoy. Pero con la oposición pidiendo la dimisión del jefe del Ejecutivo, el rendimiento del bono a diez años subió este lunes 23 puntos básicos, hasta el 5,44%”.
El escándalo sobrevoló la conferencia de prensa conjunta que Rajoy ha dado este lunes en Berlín junto a la canciller alemana, Angela Merkel, continúa la crónica publicada por Financial Times. Y que, aunque Rajoy intentó despejar el miedo a que este caso debilite a su Gobierno y le impida llevar adelante sus reformas y su política de austeridad, la inquietud por la economía española se trasladó a la zona euro, donde el bono alemán volvió a actuar como refugio.