ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

jueves, 5 de julio de 2012

Una mañana cultural en Orihuela


(Ramón el nº 29 de la calle Mayor de Orihuela, casa donde naciera Ramón Sijé)







(El cabezón)

SOBREVOLANDO ORIHUELA

La acariciada mañana del 4 de julio la pasé con mis amigos los escritores oriolanos Antonio Colomina Riquelme y Julio Calvet en la afortunada, leída, he histórica ciudad levítica de Orihuela. Salimos desde Alicante con el Mercedes de Julio que se sobrepuso a la A-7 con cíclicas y cariñosas olas de asfalto.
Con visitas al seminario de San Miguel desde cuyo balcón cual capitel del cerro del mismo nombre uno se siente águila de ojo indoloro y valiente ante el esplendor de una ciudad acostada a los pies de San Miguel, esperando la herida de su lanza. Y desde aquí vimos lejana en la sierra la Cruz de la Muela que construida por Antonio Pérez Morell en 1910, resiste a sucesivas investidas anticlericales.
Bajamos por un una escalera-desfiladero hasta la calle Horno de San Miguel donde vivió Carlos Fenoll y su vecino Antonio Colomina. Luego nos encontramos con la comercial calle Mayor de Ramón y Cajal en el portal de la casa donde vivió Ramón Sijé o Antonio García Molina, y el propio Julio; y también tuvimos ocasión de ver al diminuto maniquí conocidos por el "cabezón" de la antigua sombrerería "El Gavilán".
Y en la Plaza del Salvador crece la torre de verticalidad extrema que sostiene el bronce de unas campanas que tañen los cuartos y las horas con vieja voz añorada, de la catedral, el claustro con el crucero, la capilla que fue de los condenados y el Museo Diocesano Catedralicio de Arte Sacro de Orihuela.
Camino de la Lonja nos encontramos el colosal colegio Jesús María con fotos en su ajardinado claustro, que fue prisión de los republicanos para la gente de derecha en 1936, pero esto es otra historia. Universidad Miguel Hernández ubicada en lo fue la Casa del Paso, antigua cuartel de la Guardia Civil, pues se llama del Paso porque por aquí pasaron los Reyes Católicos de paso (pidiendo dineros como siempre). Y el río Oleza con su aguas dormidas, largo y verde haciéndose paso bajo el puente de Poniente.
Ayuntamiento junto a la iglesia de San Justa, y alguna que otra librería Codex y Estruch. Fue una mañana donde mis dos cicerones me enseñaron lugares, calles, palacios, Glorieta de Gabriel Miró, claustros, escudos, y viejas anécdotas y hasta qué simbolizan las cadenas en la puerta de la catedral (de donde deriva estar en capilla), junto al bronce de el caballero cubierto, pues por el Derecho Canónico los delincuentes, al pasar las cadenas se encontraban en jurisdicción de la Iglesia, y claro es que Julio Calvet además de escritor es Magistrado y Caballero Cubierto en 2007. Luego un descanso en El Casino.
La mañana supuso un ejercicio terapéutico para mí, hubo que subir deliciosas escaleras después de haber tomado una cerveza, en un bar cerca de donde naciera el arzobispo Fernando de Loazes en 1497. Porque Orihuela en la Florencia del Levante español.

Ramón Fernández Palmeral