ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL.

jueves, 17 de noviembre de 2011

El africanismo de Miquel Barceló


Aunque Miquel Barceló nació en Felanitx (España) en 1957 es un pintor, grabador y ceramista primitivo africano. Y se llamaba barro aunque Miquel se llame.
Los alrededores de Felanitx son secos con el África subsahariana; el paisaje, pródigo en olivos, es uno de los más severos de la isla; en los meses cálidos cae sobre la localidad un sol casi intolerable. Hoy, Miquel Barceló tiene los rasgos duros de un campesino mallorquín, a pesar de ser vástago de una familia acomodada y con tierras y ciertas propiedades.
Sus primeros contactos con la pintura los tuvo de muy pequeño, con su madre Francisca Artigues, a quien le gustaba pintar y con la que Miquel compartía esta afición. «Era un niño muy travieso y nunca paraba. Le ponía un folio y le decía que pintara». Ella también lo hacía, lo que no significa que fuera pintora. Francisca acostumbraba a representar paisajes y objetos. Un día que ella pintaba una silla, se dio cuenta de que su hijo para hacer lo mismo le dio la vuelta y pintó la silla al revés. En ese momento, «cuando Miquel empezó a pintar, yo lo dejé y empecé a colgar sus cuadros y a descolgar los míos, a la vez que supe que lo que yo hacía era copiar y él, crear». (Extracto del texto de Marcos Torío. El Mundo-El día. 25 de Octubre de 2003).
Miquel Barceló lo recordó ante los estudiantes de Bellas Artes de la Universidad del Pais Vasco, en Mayo del 2005, con estas palabras: «En casa siempre había material para pintar, libros y cuadros, así que este mundo siempre me resultó familiar. No había televisión y por eso me parece que aquello pertenece a un pasado muy remoto, igual que cuando voy ahora a África y están las calles sin asfaltar y los hogares sin televisores».

Asiste desde 1972 a l'Escola d'Arts i Oficis de Palma de Mallorca.

Es el más joven del grupo Taller Llunàtic, integrado por jóvenes plásticos y poetas. Participa en sus actividades reivindicativas y de denuncia de aspectos de la vida sociopolítica del momento, como la realizada en Son Servera, Mallorca, el 16 de Julio, bajo el título Contra Sa Pleta Freda y la de la sede del Partido Socialista de las Baleares, en el mes de Agosto, donde se distribuye el texto Proposam sortir inmediatament (PSI). Posiblemente la acción más trascendente fue Enterrament del Salón de Otoño, realizada el 16 de Octubre, día de la inauguración de la 35 edición del Salón de Otoño, en el Círculo de Bellas Artes de Palma de Mallorca, donde con el correspondiente ataud y reparto de esquelas, se distribuye el texto Avís als monstres i dinosauris de General Mola 3.
En el mes de Abril realiza Muestras sin valor, notas para una exposición de arte en la Facultad de Filosofía y Letras de Palma de Mallorca. Participa en la "Diada d'Art" celebrada el 5 de Abril en la Plaza de Santa Eulalia de Palma. En Mayo realiza Poemas de butxaca que consiste en sencillos juegos de palabras que introduce en pequeñas cajas transparentes.
Colabora en la edición de la revista Neón de suro y en el número de Junio publica 90 dibujos bajo el título de Jeroglífics muts. A partir de este momento participa en todas las exposiciones donde se presenta la publicación, hasta 1982.
En Mayo comienza los trabajos de decoración de la cúpula de la Sala XX del Palacio de Naciones Unidas en Ginebra, en desarrollo del acuerdo firmado el pasado 28 de febrero por Moratinos y el secretario general adjunto de la ONU, Sergei Ordzhonikidze. El proyecto es gestionado por la Fundación Onuart, presidida por el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Participa con el pabellón africano en la Bienal de Venecia con obras pertenecientes a la colección Sindika Dokolo African Collection of Contemporary Art, Luanda, Angola.

Realiza el performance "Paso Doble" en el teatro des Bouffes du Nord de París los días 15, 16, 17, 19, 20, 21, 22, 23 y 24 de Junio.

El festival lírico de Aix-en-Provence ofrece en el mes de Julio, en el Théâtre du Grand Saint-Jean, la ópera de Mozart El Rapto en el Serrallo, con dirección musical de Marc Minkowski y de escena de Jérôme Deschamps y Macha Makeïeff y decorados de Miquel Barceló.

2011
La escultura "Gran Elefandret" se expone en Union Square de Manhattan, Nueva York, desde el 13 de Septiembre de 2011 hasta el 29 de Mayo de 2012. Presentada por la Marlborough Gallery, the Union Square Partnership and the City of New York’s Department of Parks & Recreation Public Art Program.

59 Festival Internacional de cine de Donostia-San Sebastián. Se proyectan las dos películas dirigidas por Isaki lacuesta Los pasos dobles en la sección Oficial y El cuaderno de barro en la sección Zabaltegi-Especiales. Los pasos dobles gana la Concha de Oro a la mejor película.

Miquel Barceló y el director de cine recientemente galardonado con la Concha de Oro del Festival de San Sebastián por la película "Los pasos dobles", Isaki Lacuesta, participan en Palma de Mallorca en el ciclo de documentales "Cine y Arte" organizado por Mallorca Film Commission en el CaixaForum.

Gallimard Editions - La Promeneur publica el libro de Miquel Barceló Cahiers d'Himalaya. Textos de Miquel barceló y una selección de dibujos de los cuadernos que realizó en el Himalaya en los veranos de 2009 y 2010.



IR A LA GALERIA DE SUS PINTURAS. TIENE OTRAS DE GRABADOS Y CERÑAMICAS

CONCLUSIONES:
La obra de Barceló tiene un camino, tiene una identidad propia, es decir estilo propio, reconocible y definido. Sus escenas africanas, tiene las cualidades de expontaneidad, velocidad, ritmo, movimiento, identidad y documentación en el tiempo y en el paisaje. Por ello su obra, representrada en todos los museos del mundo, es aprecida y deseada de tener. Exponer un Barceló, supone exponer algo diferente y distinto, entre una impronta llena de expontaneidad, ingenio y frescura, la frescura infantil de un pintor primtivo africano o quizás casi preshistórico, porque Barceló encontronca con ellos.

Ramón Palmeral