ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 27 de junio de 2011

Un plan B para Grecia

El plan B consiste en que se se prolongue y se reduzcan los intreses para devolver la deuda.
Los griegos muestran hoy y mañana su rechazo ante las nuevas medidas de austeridad que el Gobierno de Georges Papandreu pretende aprobar a través de una huelga general de 48 horas y movilizaciones por todo el país. Si el Parlamento griego consigue aprobar las medidas de recorte para pagar a sus acreedore se hundirán aún más en la pobreza. Los griego y los diputados disidentes deben conseguir que no se aprueben. De esta forma la Comunidad Europea aplizará el Plan B, es decir, ayudas comunitarias y créditos blandos a largo plazo, como un sistema salvavidas. Al final siempre pagan los mismo, el trabajador, y el rico se hace más rico para mandar el dinero a Suiza, como hemos visto en España con el banquero Emilio Botín y una larga lista de sus clientes prefrenciales. A mayor presión fiscal más dinero se evade a Suiza o a los paraísos fiscales.

Grecia se encuentra paralizada por una huelga general de 48 horas, la número 17 que vive desde que hace un año fueron aprobadas las primeras medidas para tratar de meter en cintura la gigantesca deuda de 350.000 millones de euros que acumula el Estado y que amenaza con llevarle a la bancarrota. Hace apenas dos semanas, el pasado día 15 de este mismo mes, el país ya vivió una jornada de paro general.

Y ahora, coincidiendo con la votación en el Parlamento del nuevo paquete de medidas de rigor que la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional exigen que Grecia adopte a cambio de concederle un nuevo préstamo con el que evitar la quiebra del Estado, los sindicatos han decidido redoblar sus protestas y convocar una huelga de 48 horas, algo que no se veía en Grecia desde hace más de 20 años.

Todo, para mostrar su rechazo visceral a las medidas que el Gobierno pretende aprobar para inyectar 28.000 millones de euros en las vacías arcas públicas y que incluyen fuertes recortes en el gasto público y subidas de impuestos, así como un plan de privatizaciones en masa con el que según sus cálculos ingresaría 50.000 millones de euros. Esas medidas han desencadenado una fortísima oposición popular. Pero si no son aprobadas la UE y el FMI se niegan a hacer efectivos a Grecia los 12.000 millones de la quinta entrega del préstamo que ya le concedieron el año pasado y un nuevo préstamo por valor de unos 110.000 millones de euros con el que evitar la bancarrota.

En cuento el Parlamento griego apruebe las medidad y ponga la soga al cuello de los griegos, subirán las Bolsas y los mercados de deuda se frotarán las manos.
Grecia no tiene una economía como la de Alemana, por lo tanto estar en el € es un catigo. Siempre estará endeudada. A la larga muchos países se tendrán que salir del €.