ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

martes, 14 de junio de 2011

Otro vídeo de los indignados en los aledaños a la plaza Ayuntamiento de Alicante el 11 de junio


Con mis videos quiero ser notario de la realidad de la calle en Alicante. Cacerolada, pitada y gritos de ¡corrupción! durante la toma de posesión e investidura Sonia Castedo Ramos y concejales. 12 horas del sábado 11 de junio 2011. Ayuntamiento de Alicante. Manifestación de unas 1.000 personas. Protestamos porque no nos gusta lo que vemos. Muchos otros no protestan en la calle porque no pueden señalarse, bien por su empleo, posición social u otras circunstancias.

La plaza del ayuntamiento la cerraron con valla y alambradas como en los campos de concentración por seguridad. Ya sabían lo que iba a pasar. Cuando la gente está crispada e indignda y sale a la calle, tendrá sus motivos. Ya no estamos en los tiempos en que los medios oficiales manipulaban la información (algo se le escapa), cpmpo este video. La verdad es que da miedo la que se puede armas. Porque esto no para. Tiene mucha similitud con la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931, que se proclamó durante una elecciones municipales y se tuvo que ir Alfonso III a Roma. La II República surge a causas del descontento por la crisis mundial del 29. Luego se sucedieron los gobiernos republicanos del pueblo y fue un desastres y se acabó en una guerra civil.
Las revoluciones son sangrientas, esperemos que ahora no ocurra como en 1931 con los movimiento 15M, Democracia real ya, indigandos etc., porque cuando el pueblo toma la calle enfurecidamente no hya quien lo pare. La autoridad debilitada del gobierno de Zapatero es tan evidente que no puede hacer nada para suavizar los ánimos. La mayoría del pueblo soberanos le ha retirada la confianza en la urnas, pero él sigue sin oír la cendura que clama la anticipación de elecciones generales.

abido es que aquellos pueblos que olvidan su pasado corren el riesgo de repetir los horrores y errores que posibilitaron sus momentos más aciagos