ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

lunes, 30 de mayo de 2011

Los indignados



En el lenguaje periodístico el movimiento 15-M, democracia real ya, y otros términos se ha simplifIcado en LOS INDIGANADOS. Me he dado cuenta que no son los antisistemas, ni los anarquistas en contra de todo gobierno, sino que piden soluciones laborales, vivienda, justicia, contra la corrupción, piden un futuro.
En España, ante la falta de sindicatos belicosos, pues la bicefalia UGT, y CC.OO., órganos, más que sindicatos de PSOE, ha hecho que el malestar se traslade a la calle por su propia cuenta para pedir cambios políticos, constitucional, empleo, flexibilidad del crédito. Lo que no puede ser es que, los causantes de la gran estafa financiera mundial reciban ayudas, y las perdidas se socialicen entre los ciudadanos con recortes y reducciones sociales.
Cuando un malestar profundo subyace en una sociedad es síntoma de que lo está pasando mal, de que jóvenes, estudiantes a punto de terminar sus carreras no tiene trabajo. Se sientes defraudados y engañas, pues siempre se les pedía que estudiaran, y se formaran como único amino para tener un buen empleo. Debe desaparece el amiguismo y el enchufismo, que los empleos sean por mérito y capacidades.
No puede ser que ante estas sentada pacífica en la Puerta del Sol y en otras ciudades de España, los políticos de turno hagan oídos sordos, que no les presten atención y crean que son cuatro jóvenes de pantalones rotos en plan botellón, nada de eso es cierto. Este movimiento ciudadano, no dirigido por partido políticos, no hay quien lo pare, porque lo que se juega es su futuro.
Si algunos comerciantes están perdiendo dinero, otros no, como las pizzerías.
El único camino posible para conseguir torce la voluntad de los partidos políticos es seguir acampados, pidiendo soluciones, y una sentada a nivel mundial.