ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno a malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

LLANTO POR LA MUERTE DE UNA REVISTA


LLANTO POR LA MUERTE DE UNA REVISTA

“Este es el último numero. No se publicara más”. Con estas escuetas palabras, en las que pude apreciar un halo de tristeza y decepción, mi amigo Ramón me comunicó anoche que la revista “PERITO (Literario-Artístico)” que él alumbró hace tan solo tres años y medio cuyo último número -el veintisiete- lleva en portada una foto de un cuadro mío y una amplia entrevista dedicada a mi personalidad artística, dejará de publicarse a partir de octubre.
No le pregunté los motivos por los que una empresa tan sugestiva para la cultura alicantina, que ya contaba con ramas allende los mares, va a dejar de publicarse. Quizás a mi amigo “Palmeral” le ha atacado la plaga del “picudo rojo” en forma de desaliento, que a veces anida en las almas de los que por su sensibilidad espiritual y artística, son, en contra de lo que se pueda pensar, más vulnerables a las “lenguas de doble filo”, aunque él no me lo contara ayer..., acorazado tras su fingida dureza de carácter, que no es nada más que una máscara literaria tras la que esconde un corazón tierno y bondadoso que, como ya le dije cuando paso por “MIRAR UN CUADRO”, lo da todo sin esperar nada a cambio.
Pero el tiempo, los muchos trabajos y el coste económico de estas empresas altruistas, que no tiene mas satisfacción que el placer de crear y divulgar la cultura y, a veces, el reconocimiento por ello, como “el picudo rojo”, van haciendo mella en el blanco corazón de las palmeras (que recuerdo haber comido de pequeño) hasta matar todas las del palmeral. Afortunadamente, nuestro “PALMERAL” tiene recursos como el de su “blog”, sus estudios hernandianos y picassianos, sus conferencias, su literatura y su poesía, sus inquietudes biológicas y ambientales, su mujer, sus hijos y hasta el de su “jodida rodilla”, como para no aburrirse. Si además de todo eso, tiene la tabla de salvación de la pintura, lo tiene todo para seguir siendo una singular palmera en el “PALMERAL”, a cuya acogedora sombra estaremos siempre sus amigos.
Carlos Bermejo